FIN DE AÑO DE CANCELACIONES

Se acercan las Navidades y el fin de año, probablemente las fechas más congestionadas para la aviación comercial, que en el hemisferio Norte se ven agravadas por un sinfín de temporales y nevadas, tal y como acabamos de comprobar esta misma semana.

Este tipo de situaciones suelen acabar en un reguero de cancelaciones y retrasos, algunas por causas ajenas a las propias aerolíneas, como es una meteorología adversa, y otras buscadas de manera premeditada por diversos grupos de trabajadores de empresas relacionadas con el sector y que intentan poder alcanzar sus pretensiones mediante la convocatoria de huelgas y paros en los días de mayor tráfico aéreo.

Al final, como siempre, es el pasajero el que paga los platos rotos de todos estos conflictos laborales.

Os comentamos cómo se avecina lo que resta de año en el panorama europeo, con el fin de que podáis estar debidamente informados y, en la medida posible, poder tomar las medidas necesarias para evitar problemas.

Mal tiempo

Las fuertes borrascas y nevadas se han cebado estos días con prácticamente toda Europa, si bien son dos los países que peor han llevado sus consecuencias: Alemania y el Reino Unido.

En Alemania, las condiciones climatológicas adversas han llevado a Lufthansa a cancelar la friolera de 225 vuelos en los últimos siete días, así como a acumular 1.929 retrasos. El aeropuerto de Frankfurt ha sido uno de los más problemáticos.

En el Reino Unido, casi todos los aeropuertos se han visto afectados en mayor o menor medida, siendo Heathrow el que ha vivido los momentos de mayor tensión, con más de 100.000 pasajeros atrapados en el mismo por la cancelación de sus vuelos.

La situación ha llegado a tal límite que tuvo que requerirse la presencia policial para apaciguar los ánimos de muchos viajeros desesperados que desconocían el estado de sus respectivos vuelos.

Pasajeros de todas las compañías aéreas españolas que operan en el aeropuerto londinense de Heahtrow han llegado a esperar hasta 48 horas para poder despegar, viviéndose momentos de especial tensión al no comunicarse las cancelaciones hasta el ultimísimo momento.

En principio, y hasta que no mejore la situación, se siguen esperando problemas en aeropuertos de toda Europa, entre los que destacan Heathrow, donde British Airways sigue cancelando vuelos, Múnich, Frankfurt, París Charles de Gaulle, Bruselas, Amsterdam, Londres Gatwick y Birmingham.

Huelgas

Lo peor en este aspecto se va a vivir en Italia este próximo Viernes día 15 de Diciembre.

A la ya anunciada, y de momento no desconvocada, huelga de pilotos de Ryanair, se unen ahora los controladores aéreos, con otro parón de 4 horas. A estos se suman también diversos empleados de empresas dedicadas a prestar servicios a las aerolíneas en tierra.

Por si esto no fuera poco, los empleados de Alitalia han indicado que harán un parón durante todo el día, a los que se pueden unir los de Vueling, que han comentado que cesarán su actividad durante un número de horas determinado.

Podemos resumir la situación recomendando evitar, en la medida de lo posible, viajar hacia o desde el país Alpino este próximo Viernes. Avisamos también que todos aquellos vuelos que dependan del control de tráfico aéreo italiano en la misma fecha pueden verse igualmente afectados.

En lo que se refiere a nuestro país, los trabajadores de Iberia en el aeropuerto de El Prat han convocado paros desde el día 21 al 24 de Diciembre, en denuncia por la sobrecarga de trabajo, indicando que la empresa debe más de 7.000 horas de descanso a la plantilla.

Este parón afectaría a unos 2.000 empleados de la aerolínea española, y de no reconducirse la situación antes de los días indicados podría causar un enorme caos dentro de la misma, precisamente en unas fechas muy sensibles para sus pasajeros.

Los trabajadores de la holandesa KLM, socia de AirFrance, también tienen una huelga prevista para el día 8 de Enero, como protesta a los recortes de personal aplicados por la aerolínea en sus vuelos de largo recorrido.

Pero sin duda alguna, la compañía aérea que va a pasar un peor fin de año es la irlandesa Ryanair.

A la ya anunciada huelga de pilotos italianos el próximo 15 de Diciembre, se añade otra convocatoria por parte de sus colegas irlandeses el día 20 del mismo mes.

Por otro lado, los pilotos alemanes de Ryanair han anunciado que harán parones “en cualquier momento”, lo que todavía aumenta más la incertidumbre entre los pasajeros que cuentan ya con sus billetes comprados.

En Portugal, y a la espera de lo que se vote en los próximos días, tampoco se descartan acciones de este tipo, las cuales se vienen anunciando con anterioridad a la crisis vivida por la aerolínea irlandesa durante el mes de Septiembre.

En definitiva, un panorama desolador para la compañía Ryanair, que ve como entra en un conflicto directo con sus propios trabajadores y  crea una situación de pronóstico reservado. O´Leary, máximo responsable a día de hoy, no sólo no ha ofrecido su mano para intentar una negociación, sino que ha amenazado a aquellos que se sumen a las huelgas con medidas disciplinarias de todo tipo, que van desde el traslado forzoso de base, a la anulación de promociones y congelación de sueldos.

Aerolíneas con problemas

A los factores clima y conflictividad laboral se unen aquellas compañías aéreas que llevan arrastrando incidencias durante todo el año, y que son más suceptibles de causar problemas a sus pasajeros en estas fechas.

La escandinava Wideroe y la francesa HOP! van a cerrar uno de sus peores ejercicios, figurando en los primeros lugares del ranking de cancelaciones y retrasos en Europa. No se espera que vaya a cambiar esta tendencia en los últimos días del año.

A estas dos compañías tenemos que sumar obligatoriamente a Aeroflot, que si bien parecía totalmente reestructurada en comparación con años pasados, sigue demostrando que todavía le falta bastante trabajo para poder presumir de ser una cuatro estrellas.

La austríaca Niki permanece a la espera de conocer su futuro y poder confirmar si finalmente es integrada dentro de Lufthansa, o no. British Airways, que en un principio se había mostrado interesada en el caso de que la Unión Europea no permita la absorción de la compañía del que fue campeón de Fórmula 1, Niki Lauda, ha comunicado que desecha totalmente la operación, por lo que a estas alturas la viabilidad de Niki si no se autoriza su compra por Lufthansa, está totalmente en el aire.

Loganair, la aerolínea escocesa que venía manteniendo una guerra de precios con su principal rival, Flybe, al final se ha llevado el gato al agua, obligando a la inglesa a abandonar sus operaciones en Escocia. Por contra, Longanair ha anunciando, ante la falta de competencia, un incremento importante en el precio de sus billetes, a lo que se suma un importante número de cancelaciones en sus vuelos, la mayoría supuestamente causados por el mal tiempo.

En definitiva, las fechas navideñas son aprovechadas dentro del sector aéreo para conseguir hacer presión a muchas aerolíneas que arrastran problemas laborales durante todo el año.

Esta vez, al mal tiempo hay que sumar una problemática muy seria en Ryanair, que amenaza con causar grandísimos problemas en toda Europa. Por otro lado, Iberia tampoco lo va a tener fácil para salvar la situación planteada en Barcelona.

Veremos cómo transcurren los acontecimientos y si es posible tener un final de año tranquilo y sin problemas, como merecemos todos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario