Grave accidente aéreo en Laponia

Lo ocurrido en la madrugada de hoy en el aeropuerto internacional de Laponia (hora local), no es otra cosa que la confirmación de diversos avisos realizados por las autoridades locales en los últimos años.

Desde hace tiempo, un buen número de elfos han venido alertando sobre el mal estado de conservación del trineo modelo SL301CT, el cual es utilizado por Santa Claus durante el 24 de Diciembre para cumplir con el reparto de los regalos encargados alrededor de todo el mundo.

Además, numerosos problemas de salud de Santa Claus han causado que su licencia de vuelo se haya puesto en cuestión en varias ocasiones, sobre todo teniendo en cuenta factores tan importantes como su avanzada edad, problemas de sobrepeso y dificultades de visión.

Finalmente, todo esto ha confluido durante la mañana en la pista 25D del Laponia´s International Airport, provocando un grave accidente que está resultando ya en importantes retrasos a la hora de repartir los millones de paquetes acumulados en sus hangares.

Los hechos

Como cada 24 de Diciembre, a primera hora de la mañana se dispone el trineo SL301CT para realizar el largo vuelo que lo llevará alrededor del planeta, una tarea extenuante que requiere de un importante trabajo de mantenimiento y supervisión.

Las bajas temperaturas que se registraron durante esta madrugada en el aeropuerto lapón, dificultaron las tareas de encendido del trineo, dando el primer aviso de lo que estaba a punto de ocurrir.

Después del correspondiente briefing con los elfos encargados de las labores de carga y centrado del aparato, Santa solicitó el servicio de push-back (remolque hacia atrás), dado que los renos que impulsan su aeronave carecen de esa marcha.

Una vez orientado para poder realizar el rodaje hasta la cabecera activa, se verificó la potencia de los renos y su sistema de frenado, tal y como es preceptivo, obteniendo datos acordes con los cálculos realizados para poder volar la ruta.

Sin embargo, una vez el trineo se encontraba ya alineado con el eje de pista y después de recibir la correspondiente autorización de despegue, durante la carrera necesaria para poder alcanzar la velocidad de rotación, Rudolph, el principal responsable de proporcionar la potencia necesaria a la aeronave para su vuelo, sufría una importante “pájara”, por lo que Santa decidía in extremis abortar el despegue.

Debido a las condiciones climatológicas adversas reinantes en ese momento sobre Laponia y a pesar de los esfuerzos para disminuir la velocidad de la aeronave, esta se salía de la pista por la cabecera opuesta, volcando aparatosamente y provocando graves daños materiales en la propia aeronave y las instalaciones aeroportuarias, además de lesiones de diversa índole que afectaron al propio Santa y a varios de sus renos.

Los equipos de emergencia se apresuraron en llegar hacia el lugar del siniestro, logrando finalmente recuperar la práctica totalidad de la carga.

Afortunadamente, los airbags recientemente instalados en el trineo evitaron que Santa pudiese sufrir daños de gravedad. Además, los servicios médicos también confirmaban que Rudolph tan solo había sufrido una pequeña bajada de tensión, aunque le recomendaron no volar durante el día de hoy.

Exclusiva

Desde Turama se ha tenido acceso en exclusiva al contenido de la caja roja, que registra y graba todos los parámetros de vuelo del trineo y las conversaciones con la torre de control.

Transcribimos a continuación los momentos previos al accidente:

ATC: “Claus Heavy 2302, autorizado despegue pista 25D, viento 180 04 nudos”.

SANTA: “Claus Heavy 2302 autorizado despegue pista 25D”.

A continuación se escucha el sonido correspondiente a la activación del bajado de orejas de los renos a 25 grados, necesario para realizar la maniobra de despegue.

Se aplica la potencia máxima a los renos, comunicando a Rudolph la orden de alcanzar el nivel TOGA.

Después de 4 segundos de carrera se escucha el siguiente aviso:

SANTA: “Problemas con la potencia del número 1 (Rudolph), abortando despegue…”.

ATC: “Claus Heavy 2302, ¿necesita algún tipo de asistencia?”.

SANTA: “Intentando frenar trineo, ahhh, vaya, mmmmm…..ohhhhhh…..”.

Seguidamente se percibe el sonido del impacto del trineo y la caída de su carga sobre la pista.

ATC: “Claus Heavy 2302, ¿se encuentra bien?…”.

SANTA: “Parece que todos bien por aquí, ¿por ahí qué tal?…” (en evidente estado de shock).

Retirada del trineo

Debido a los daños sufridos en el trineo y ante la premura necesaria para poder realizar el vuelo, se decidió proceder a la retirada del mismo, operando este año la ruta y el reparto de regalos a bordo del Santa Force One, un modelo exclusivo de Boeing diseñado específicamente para las labores de Santa Claus, y que este se ha negado a volar hasta ahora.

Dado que se trata de una aeronave de mayor potencia que el trineo SL301CT, las autoridades laponas y los elfos supervisores del reparto han declarado que se espera que durante el día se recupere el tiempo perdido en el accidente de la mañana, pudiendo incluso finalizar los trabajos de reparto antes de la hora prevista.

A bordo del Santa Force One se encuentran 500 elfos gorro verde, profesionales especialistas en el reparto de paquetes y labores de entrada e interceptación de niños díscolos, que acompañarán tanto a Santa Claus como a todos sus renos, los cuales fueron finalmente invitados a realizar el trayecto en los asientos correspondientes a la clase business.

Y llegados a este punto, sólo nos queda desear a todos nuestros seguidores y amigos una muy Feliz Navidad, esperando que reciban todos sus regalos intactos, aunque este año ya saben que si detectan alguna leva abolladura, o arruga en el papel que los envuelve, pueden realizar su reclamación online a : elvesinqueries@santa.com.

Noticias Relacionadas

Salta otro nuevo escándalo para Boeing

Los hoteles declaran la guerra a Booking

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?