Hainan Airlines, primera aerolínea víctima del Coronavirus

Hubo una época, no demasiado lejana, en la que el grupo HNA, al cual pertenece la aerolínea Hainan Airlines, se dedicaba a derramar millones de dólares en diversas partes del planeta.

Parecía que el negocio aéreo no era suficiente, por lo que los máximos responsables de HNA se lanzaron a la inversión inmobiliaria, adquiriendo distintas propiedades en grandes ciudades de los EEUU, o de Australia.

Este negocio también comenzó a quedarse pequeño muy pronto, por lo que una vez más se decidió invertir ingentes cantidades en sectores como el de la banca, comprando acciones del Deutsche Bank, o el hotelero, haciendo lo propio con la empresa Hilton Worldwide.

Pero como bien dice el refrán, “quien mucho abarca, poco aprieta”, y la mayoría de las inversiones que se habían efectuado fuera del sector aéreo, comenzaron a repercutir en importantes pérdidas económicas.

La crisis de HNA afectó de manera muy seria a Hainan Airlines, de tal manera que el año pasado se produjeron graves retrasos a la hora de abonar las nóminas de algunos empleados, al parecer por una “falta temporal de efectivo”, según declaraba a la prensa Chen Feng, fundador del grupo y también de la aerolínea china.

Feng había prometido que a partir del 2020 se volvería a recuperar la liquidez, pero entonces todavía se desconocía el alcance real que iba a tener el virus Covid-19 en el sector turístico, y principalmente en el aéreo.

Hainan, al igual que muchas otras compañías aéreas, se ha visto obligada a recortar un buen número de rutas desde que estalló la crisis, lo cual ha agravado muy notablemente su situación económica.

A pesar de las medidas tomadas para intentar minimizar el impacto sobre la cuenta de resultados, como reestructurar la hoja de pedidos que había presentado a Airbus para la compra de varios modelos  A330neo, u obligar a tomar una excedencia forzosa a parte de sus pilotos, HNA y Hainan han seguido acumulando deudas.

Una vez que la Administración China, más concretamente la de la provincia de Hainan, una isla que marca el punto más al sur del país, ha certificado que HNA no puede seguir cumpliendo con sus obligaciones fiscales, se ha decidido la intervención del grupo.

En este momento, la idea es que la propia Administración se haga con HNA y proceda a repartir de manera “equitativa” los bienes de Hainan Airlines entre las compañías Air China, China Southern, y China Eastern, tal y como acaba de publicar Bloomberg citando fuentes locales fidedignas.

Hainan posee una enorme flota, compuesta por 233 aviones que apenas superan los 5 años de vida media operativa, y entre los que destacan 39 Boeing 787 “Dreamliner”.

Esta medida afectará muy significativamente a Iberia, que a finales del año pasado firmaba un acuerdo con Hainan Airlines para ofertar nuevos destinos en China, a través de código compartido.

De esta manera, Hainan Airlines se convertiría en la primera víctima indirecta del Covid-19 en el sector aéreo, que desgraciadamente traerá muchas más bajas en un futuro próximo.

Ya relatamos en otros posts las serias dificultades por las que están atravesando muchas compañías aéreas, tanto chinas, como pertenecientes a otros países.

La agencia Reuters nos avisaba hoy mismo de que Lufthansa ha tenido que dejar en tierra 13 aeronaves que operaban rutas de largo radio, debido a la bajada de la demanda provocada por el Covid-19.

Directivos de Air France/KLM han asegurado que cuentan con unas pérdidas aproximadas de 200 millones de euros, hasta el mes de Abril, provocadas también por el impacto que está teniendo la crisis del Coronavirus.

Pero la última aerolínea en comunicar a la prensa la tensa situación por la que está atravesando, ha sido la australiana Qantas.

Alan Joyce, CEO de Qantas, declaraba que los recortes en la capacidad operativa de la compañía no se debían sólo a la eliminación de rutas hacia China, sino también por una importante caída en la demanda de billetes hacia otros destinos asiáticos, principalmente en los vuelos a Hong Kong, Singapur, e incluso Japón.

Según Joyce, es probable que Qantas tenga que prescindir de los servicios de 700 trabajadores, mientras no se vuelva a estabilizar la situación.

Noticias Relacionadas

IATA advierte: el número de estafas a aerolíneas y pasajeros se dispara

Singapore Airlines sufre los problemas del primer mundo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?