IBERIA CAE EN PICADO

Estábamos todos esperando como agua de Mayo (aunque este año tendríamos que decir “como agua de Octubre”) la reacción de la aerolínea española para intentar defenderse de los fortísimos ataques que está recibiendo en el mercado aéreo nacional e internacional.

A la vista del cada vez más aterrador panorama, con dos gigantes como Monarch y AirBerlin que ya han besado recientemente la lona, y bastantes más que lo harán en un período de tiempo relativamente corto, era necesario comprobar qué estrategia pretende seguir Iberia para lograr mantener su estatus y seguir luchando por no perder su posición en el sector.

Hace apenas un día la compañía aérea lanzaba sus novedades para lo que resta de ejercicio y también las correspondientes al próximo año, y muchos tuvimos que sujetarnos la mandíbula inferior con una mano para que esta no se nos cayese al suelo.

La verdad es que tampoco contábamos con excesivas sorpresas ni movimientos asombrosos, pero sinceramente parece que Iberia está asumiento que su tiempo ha concluído y ha planteado una retirada definitiva del primer plano, con el fin de ceder terreno a otros miembros del grupo IAG, como Level, Vueling o la propia Iberia Express.

Una vez en marcha su tercer ERE consecutivo, con el que ha eliminado casi a 1.000 empleados más, y el golpe recibido en la línea de flotación de su filial de handling con la desaparición de la inglesa Monarch, de nuevo nos invade una curiosa sensación de tristeza al comprobar cómo Iberia baja los brazos y se deja adelantar por la derecha y por la izquierda.

Antes de nada, os vamos a hacer un pequeño resumen de cómo está ahora mismo el panorama, ya que cada día se está volviendo más complicado seguir la actualidad al ritmo con el que están surgiendo las noticias en el sector aéreo.

Bajan estrepitosamente

Varias aerolíneas comparten el vuelo en picado con Iberia, pero con bastantes más posibilidades de lograr salir del mismo que la compañía española:

Ryanair

La situación en la aerolínea irlandesa ha llegado a ser tan sumamente patética, que se ha decidido a enviar mails a sus antiguos pilotos, que ahora trabajan para otras compañías, con el fin de intentar convencerlos para que vuelvan, rogándoles que consideren dicha posibilidad cuanto antes.

La conflictividad laboral está escalando hasta límites nunca vistos con anterioridad, y es muy probable que en breve presenciemos la primera huelga de trabajadores de Ryanair.

Los pilotos han decidido rechazar los incentivos económicos ofertados por Michael O´Leary y le han instado para que, en vez de caramelitos en la nómina, mejore las condiciones laborales de su plantilla.

FlyBe

La compañía inglesa nos acaba de sorprender a todos al anunciar que tiene que ajustar su previsión de beneficios para este año, ya que ha incurrido en importantes sobrecostos que la han llevado a prever unas pérdidas sobre previsiones de alrededor de 6 millones de libras, las cuales podrían llegar hasta duplicarse en caso de no invertir la tendencia.

Esta noticia tuvo un impacto brutal en el mercado de valores, haciendo que sus acciones cayesen de manera exagerada hasta perder aproximadamente un 16% de su valor, lo cual ha metido a la aerolínea en una crisis de difícil pronóstico.

Alitalia

El intento por vender la compañía italiana ha resultado infructuoso.

En un principio se mostraron muy interesadas Ryanair, EasyJet y Lufthansa, pero todas han experimentado efectos diversos de operaciones que han acontecido durante el Verano y que las han llevado a renunciar a sus pretensiones originales.

Ryanair se retiró de la puja justo después de comenzar su crisis, EasyJet le vio pronto las orejas al lobo e hizo lo propio, y Lufthansa, que era la principal candidata a quedarse con todo, se vió sorprendida por el cierre de AirBerlin y ha decidido aparcar la cuestión italiana y centrarse en la compra de la quebrada aerolínea alemana.

El gobierno italiano ha decidido seguir sosteniendo a Alitalia y reanudar su proceso de venta el año que viene, en espera de mejores tiempos y ofertas.

United

La compañía norteamericana, una de las más importantes del mundo, también ha anunciado una revisión a la baja de sus expectativas de beneficios para este año.

Sin llegar a los niveles de FlyBe, dicha noticia también tuvo su impacto en el mercado bursátil, perdiendo un 1% del valor de sus acciones.

South African Airlines

La compañía bandera del país africano sigue luchando para evitar el cierre, y ha destituído a toda su cúpula de directivos, haciendo un último intento para ver si es posible seguir operando.

Island Air

La pequeña aerolínea estadounidense que operaba los vuelos en las islas Hawaii, se ha declarado definitivamente en quiebra.

Suben como la espuma

Mientras unas caen, otras remontan el vuelo. Entre otras, destacamos las siguientes:

EasyJet

La compañía inglesa está viviendo un momento dulce, sobre todo propiciado por la continua e inesperada desaparición de la competencia.

Todos los analistas han coincidido en apuntar que es el mejor momento para hacerse con acciones de la aerolínea, ya que se espera una próxima subida de alrededor del 13,7% de su valor.

Norwegian

Después de comprobar que la información que filtró el CEO de Ryanair, Michael O´Leary, a la prensa indicando que la compañía noruega cerraría en breve, estaba propiciada por su sed de venganza ante la enorme cantidad de pilotos que decidían dejar la aerolínea irlandesa y pasarse a la nórdica, esta última ha remontado su valor en el sector.

Finalmente Norwegian ha conseguido entrar en el mercado bursátil sueco, uno de los más importantes, serios y respetados de Europa, lo que le ha supuesto un reconocimiento a mayores de los inversores y una importante inyección económica para el futuro más inmediato.

Lufthansa

La mayor beneficiada de todos los problemas que sufre el sector aéreo y que se va a coronar en breve como la compañía aérea más importante de Europa, si es que todavía no ostentaba ya ese título.

Lufthansa ha acabado con sus problemas internos, se ha declarado la tregua con sus trabajadores, y ha absorbido lo mejor de AirBerlin, en un muy oscuro entramado empresarial que se sospecha estaba “trucado” de antemano para beneficiar a los alemanes.

Lufthansa, que ahora cuenta con Eurowings como la aerolínea de mayor crecimiento de Europa, y su flota aumentada con los aparatos de la quebrada AirBerlin, así como gran parte de su plantilla, está en la “pole position” de todas las compañías aéreas europeas para iniciar la carrera hacia el dominio del cielo.

¿Y qué pasa con Iberia?

Iberia ha decidido que, con la que está cayendo, su propuesta para hacerse con su cuota de mercado es:

  • Implementar nuevas conexiones en Verano del año que viene con San Francisco.
  • Inaugurar vuelos a la capital de Nicaragua, Managua, con una escala en Guatemala a la ida.
  • Incrementar la frecuencia de vuelos a Japón (Tokio).
  • Mejorar el servicio en sus vuelos a Israel (Tel Aviv).

¿Qué conclusiones podemos sacar de todo esto?

La primera de todas es que Iberia pierde definitivamente el aeropuerto de Barcelona, y pasa a centrarse exclusivamente en el de Madrid.

El Prat era el territorio por excelencia de Vueling, e Iberia lo manejaba con un especial desinterés. Esto propició la llegada de Norwegian y sus vuelos de bajo coste transatlánticos, lo que forzó la creación de Level como respuesta a tal afrenta, por parte del grupo IAG.

En este momento, Level y Norwegian pujan por hacerse con el mercado del lowcost de largo recorrido desde la capital catalana, pero en unos meses se unirá a la fiesta la francesa “Joon”, que va a dar una nueva vuelta de tuerca al mercado, retirando a AirFrance del tablero y aumentado hasta a 51 frecuencias semanales los vuelos con la capital francesa.

De esta manera, Barcelona pasará a ser el hub de las principales lowcost del momento (Norwegian, Level y Joon) y AirFrance tiene el terreno libre para dedicarse a atacar el aeropuerto de Madrid, para lo cual ha anunciado su intención de aumentar sus frecuencias de vuelos hasta los 45 semanales.

Además de esto, AirFrance y su aliada, la holandesa KLM, intentarán también la conquista de otros territorios de Iberia, como los aeropuertos de Palma, Málaga, Valencia y Sevilla, ofertando conexiones con París, Amsterdam, Rotterdam y Eindhoven. Bilbao también contará con 3 frecuencias semanales con Francia.

Por si Iberia ya tenía poco luchando contra las lowcost europeas, ahora también tendrá que hacerlo con otras tantas compañías full service de media Europa.

La segunda conclusión que podemos sacar es que Iberia pretende ahora que, después de haber sacado a la low cost Level para volar a destinos en Norteamérica, sus pasajeros prefieran pagar más para volar con ella. ¿En base a qué?.

Level e Iberia son actualmente lo mismo: tienen las mismas tripulaciones, los mismos aviones, las mismas rutas, pero Iberia es bastante más cara.

Suponemos que la compañía española pretenderá que los usuarios la escojan sobre la competencia basándose en un mejor servicio, sobre todo los fiambres congelados que facilitan a todos aquellos pasajeros que han pagado una barbaridad por utilizar su clase “Business”.

En tercer lugar, si bien en Turama sabemos que Nicaragua podría convertirse en un destino turístico importante en el futuro, ahora mismo apostar como respuesta estratégica por volar al país centroamericano, nos parece enormemente arriesgado.

Además, el anunciar como una mejora el ir retirando la presencia del Airbus A340 y sustituirlo por el A330, nos parece bien para el intento de ahorro de gastos por parte de Iberia, pero no como un elemento diferenciador de cara a un pasajero potencial.

La inmensa mayoría de aerolíneas se están deshaciendo de su flota de cuatrimotores, básicamente porque son dos bocas (motores) más que alimentar, y prefieren operar sus rutas con bimotores, que son algo más económicos.

El 340 es mejor avión que el 330, pero más caro de operar. Sustituir uno por otro puede ser muy buena noticia para la compañía, pero al pasajero le da exactamente igual.

En cuanto a los vuelos a Japón e Israel, la verdad, lo vemos bastante complicado.

El mercado asiático tiene cada vez más competencia, e Iberia no aporta nada nuevo al mismo, ni en servicio ni en precios.

Si bien el destino japonés tiene un clarísimo futuro en el mercado turístico, que pronto estará invadido por las lowcost, el israelí es puramente anecdótico.

Si además Iberia aprovecha para montar numeritos constantes, como escoger a niños menores de edad que viajan solos para comunicarles overbooking y denegarles el acceso al avión, o que sus pilotos den la bienvenida a “Palestina” cuando aterrizan en Tel Aviv, sinceramente ya no sabemos muy bien qué pensar.

Puedes echarle un vistazo a este artículo: Iberia carece de sentido común.

En definitiva, las noticias para los pasajeros de Iberia son que pronto disfrutarán de vuelos a Nicaragua, volarán en Airbus A330 (los mismos que opera Level) y podrán optar por pagar más por sus billetes si quieren viajar a EEUU, eso sí, con sus increíbles fiambres “on the rocks”…

Pues como la cosa no de un vuelco grande, o muy grande, prevemos turbulencias extremas en los vuelos de Iberia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario