Iberia: el pasajero con fiebre da negativo en la prueba PCR

El pasajero del vuelo de Iberia Express que llegaba el día de ayer a la isla de Lanzarote y presentaba una temperatura corporal superior a los 38 grados, ha resultado negativo en la prueba PCR realizada, tal y como ha transcendido a los medios de prensa hace escasos minutos.

Por su parte, el viajero que conocía su positivo en el mismo vuelo desde el aeropuerto de Barajas, ha vuelto a confirmar el resultado en un segundo test hecho el Viernes, por lo que tendrá que mantenerse en aislamiento y se le realizará un seguimiento médico durante los próximo días.

Sólo 14 del resto de pasajeros que ocupaban la cabina durante el vuelo tendrán que someterse a una cuarentena preventiva, a la espera del correspondiente test que les será realizado en el plazo de una semana.

Según se ha comunicado a los medios de prensa, de acuerdo con el protocolo establecido por la Dirección General de Salud Pública y el Ministerio de Sanidad, los pasajeros que se encontraban ubicados en butacas más alejadas a la que ocupaba el que ha arrojado el resultado positivo, no tendrán que tomar ningún tipo de medida especial.

Al parecer, este protocolo sólo se aplica a aquellos que se consideran como “contactos estrechos” durante el vuelo.

Sin embargo, más de 30 han aceptado acogerse a la oferta realizada por el ejecutivo canario, alojándose de manera temporal en un apartahotel de la localidad de Puerto del Carmen.

La polémica surge justo en el momento en el que se está valorando adelantar la llegada de turistas extranjeros tanto a las Islas Canarias, como a las Baleares.

De no producirse noticias en contra, ambos archipiélagos podrían comenzar a reactivar el turismo exterior a partir del próximo 15 de Junio, mientras en la Península todavía habría que esperar al día 1 de Julio.

De esta manera, mientras en el aeropuerto londinense de Heathrow sí se ha implementando un sistema que permite conocer la temperatura corporal de los pasajeros que circulan a través de la Terminal 2, en el de Stansted todavía se están haciendo pruebas similares, las cuales de momento no son vinculantes de cara a denegar el embarque a un pasajero.

En ambos recintos aeroportuarios se exige a todos sus usuarios el llevar puestos guantes y mascarilla.

Por parte de las autoridades se ha reconocido la enorme dificultad que entraña el tener que establecer este tipo de controles en aeropuertos que reciben una afluencia masiva de pasajeros, asumiendo por otro lado que van a ser necesarios si se quiere establecer “pasillos seguros” para la circulación de viajeros entre distintos países de la Unión Europea.

Los casos de pasajeros que han viajado con total normalidad a bordo de aviones, y que a su llegada a destino han dado un resultado positivo en las pruebas de detección del nuevo tipo de coronavirus, se multiplican por todo el mundo.

Por esta razón, este momento parece el más indicado para establecer las pautas que puedan minimizar el riesgo de posibles contagios, antes de que el volumen de usuarios del transporte aéreo se incremente durante los próximos meses de Verano.

Noticias Relacionadas

IATA advierte: el número de estafas a aerolíneas y pasajeros se dispara

Singapore Airlines sufre los problemas del primer mundo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?