Irlandeses reservan citas médicas en Tenerife sólo para poder viajar

La denuncia ha sido realizada por la periodista Claire Byrne.

Los supuestos pacientes requieren cita en una clínica dental y exigen un mensaje de confirmación, pero nunca se presentan a la misma.

La comidilla durante todo el día de hoy en Irlanda ha sido la noticia revelada en el programa “Today with Claire Byrne”, de la cadena irlandesa RTE RADIO 1.

La periodista denunciaba públicamente el modus operandi de un importante número de ciudadanos, que ante las fuertes restricciones sanitarias impuestas por el ejecutivo irlandés, justifican sus desplazamientos vacacionales con citas médicas que no van a utilizar.

Noticias de turismo. Noticias de aeropuertos.

Según relató el facultativo responsable de una de las clínicas afectadas a los medios de comunicación, la lluvia de solicitudes de cita desde Irlanda comenzó hace dos semanas.

En un principio, llamó especialmente la atención que todos los pacientes exigieran un mail de confirmación que incluyese el día y hora de presentación, algo que hasta entonces nunca había sucedido.

Por otro lado, la media de edad de las personas que están colapsando las agendas de varias clínicas dentales en Tenerife, es muy inferior a la habitual.

Una de las trabajadoras que tramitó docenas de citas durante los últimos 15 días, confirmaba la información de la siguiente manera:

“Hoy esperamos a dos pacientes irlandeses, pero no creemos que acudan. Obviamente, están utilizando esto para poder salir de vacaciones, ocupando citas para otros pacientes que sí las necesitan”.

“Normalmente estoy recibiendo 5, 6, ó 7 peticiones de cita al día desde Irlanda. Hasta ahora, los pacientes eran de mayor edad, pero estos son jóvenes y lo único que quieren es disfrutar unas vacaciones”.

Noticias de turismo. Noticias de aeropuertos.

Las autoridades irlandesas no permiten a día de hoy los desplazamientos con fines turísticos, y han fijado una multa de 500 euros para aquellos que se salten la norma.

Sin embargo, si el viaje a realizar es por razones laborales, de estudios, o debido a motivos de fuerza mayor, como podría ser una cita médica debidamente acreditada, estarían exentos de las restricciones impuestas a la movilidad.

De todas maneras, es muy chocante que el diario “Irish Mirror” afirme en un artículo fechado en el día de hoy, que el gobierno de Irlanda reconoce que dos tercios de los pasajeros que llegan a los aeropuertos del país son residentes que han finalizado sus vacaciones en el extranjero.

El Primer Ministro de Irlanda, Micheal Martin, ha calificado estos datos como “estadísticas muy preocupantes”.

Tras conocer lo sucedido, Micheal Martin comentó que su gabinete está estudiando en estos momentos la posibilidad de aumentar las sanciones destinadas a aquellos ciudadanos que utilicen este tipo de subterfugios para incumplir la normativa vigente.

“Parece que 500 euros no son suficientes para impedir que la gente viaje al extranjero, por lo que estamos considerando aumentar esta multa hasta los 2.000 euros”.

A pesar de esto, por nuestra parte creemos que no se está teniendo en cuenta lo que resulta más obvio, y es precisamente hasta qué punto se considera “causa de fuerza mayor” no una visita al dentista, sino una visita a un dentista que está en otro país.

Viendo la picaresca que son capaces de adoptar algunos con tal de volver a disfrutar del sol y la playa, no sería descabellado comenzar a revisar de manera concienzuda la documentación médica que presentan estos viajeros a su llegada a las Islas Canarias, con el fin de confirmar que se han sometido de manera efectiva a un test PCR y han obtenido un resultado negativo.

También nos preguntamos en cuántas clínicas están sucediendo este tipo de hechos, y si también afectan a otros puntos turísticos de nuestro país.

Noticias Relacionadas

Dos incidentes bochornosos ponen en graves apuros a aerolíneas norteamericanas

Reclama indemnización a aerolínea tras sufrir turbulencias durante un vuelo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?