La bebida en los aviones

Ya sabes que, según indicaciones de los profesionales de la sanidad, hay que beber, al menos, 2 litros de agua al día.

Luego, y dependiendo del facultativo en cuestión, te pueden recomendar 3 litros, si haces mucho deporte, 4 litros, o incluso otras cantidades que te obligarían a tener que portar una sonda para no ir al baño cada 5 minutos en tu trabajo.

Centrándonos en el asunto que hoy queremos comentar, si viajas en avión, y sobre todo en las rutas más largas, también vas a tener que aumentar tu ingesta de líquidos.

La presión dentro de la cabina, así cómo el ambiente que se respira en ella, te hace más propenso a la deshidratación, razón que parecen aprovechar muchos de los “guiris” que nos visitan para atiborrarse de cervezas y liarla parda cada dos por tres.

Pero desde Turama nos hemos querido fijar en un pequeño detalle que tienen la inmensa mayoría de compañías aéreas tradicionales con sus pasajeros de Business y Primera Clase: la copa de Champagne.

Algo que, a primera vista parece tan nimio, resulta que al final se convierte en una seña de identidad que puede incluso llegar a marcar la diferencia.

También te habrás dado cuenta de la escasez que suelen demostrar la mayoría de aerolíneas a la hora de repartir bebida entre sus pasajeros: pequeños vasos de zumo, de agua, y en algunas ocasiones, café e infusiones.

En realidad, todo está medido hasta el milímetro. Dar de beber constantemente a 150 personas en un espacio tan confinado, donde normalmente sólo hay 3 ó 4 lavabos, equivaldría a tener el pasillo de la cabina atiborrado de gente esperando para aliviar sus vejigas.

Sin embargo, aquellos privilegiados que ocupan las butacas de preferencia en cada avión, sí pueden disfrutar de determinadas prebendas que no se nos ofrecen al resto de humanos.

Ojo, no es oro todo lo que reluce, y aquí te lo contamos:

British Airways

Señores de British, una de dos, aquí o nos falta Champagne, o nos sobra copa.

Como es ya costumbre, la aerolínea bandera inglesa no suele reponer su catering cuando llega a destino, por lo que dependiendo de la demanda de bebidas en el vuelo de ida, en ocasiones toca racionar las existencias en el de vuelta. En Brexit Airways son así…

Hubiesen quedado mucho mejor utilizando un vaso más pequeño, donde la escueta cantidad de líquido habría pasado mucho más desapercibida.

Lufthansa

¿Ves?, muchísimo mejor.

Copa larga de cristal, cantidad acorde de líquido, y unos frutos secos para acompañar el momento.

Tecnología alemana a tu alcance…

Air France

Vaso corporativo adornado con el logo de la compañía francesa, que es un atentado utilizar para servir Champagne.

El mismo recipiente valdría para servir un zumo, o un Cola Cao, mismamente.

Y por cierto, repartan al menos una servilleta o algo, que luego las bandejas aparecen con más manchas que las sabanas de un hostal lowcost.

Iberia

Desde que la compañía española se volvió minimalista (cutre), ya no contamos con demasiados detalles por su parte.

Mismo fallo que Air France: copa multiusos donde pega más un vino que cualquier otra cosa.

Eso sí, servilleta corporativa al canto, que luego no se diga…

Air Europa

Parece que los de Globalia les han copiado las copas a los de Iberia.

En este caso, Air Europa las ha adornado con su logo, y a pesar de que ni hay servilleta, ni posavasos, ni nada que se le parezca, la cantidad de bebida suministrada es más que generosa, en comparación con la mayoría.

Eso sí, no te esperes tampoco un Moët Chandon.

KLM

Los holandeses aprovechan la vajilla de la abuela, que tú sólo puedes utilizar en ocasiones muy señaladas.

Quieras o no quieras, los relieves de la copa de KLM le dan cierta gracia, y son algo más exclusivos que los vasos con logo.

Pelín hortera…

Qatar

Si Qatar no te puede ofrecer algo, es porque no existe.

Ojo al dato: copa larga de cristal, como Dios manda, sobre mesa de calidad, toallita refrescante de bienvenida y Champagne de marca.

A ver, pagar lo pagas, pero al menos la calidad la tienes.

Etihad

La compañía árabe no sólo ve la apuesta de Qatar, sino que además la sube.

Copa de cristal refinado, con adornos en relieve, excelente Champagne, toallita refrescante, posavasos de tela y pequeño neceser de regalo.

Además, la toallita presentada en su recipiente especial para toallitas, manufacturado en la fábrica de recipientes especiales para toallitas de Etihad, cuya ubicación desconocemos.

American Airlines

Parece que a algunos los sacan de la Coca Cola y los batidos del Starbucks, y ya no saben distinguir un chorizo de un paraguas.

American, la number one, también te ofrece su copa de Champagne, sólo que en un vaso de agua con el logotipo de la aerolínea.

Tampoco nos hubiese sorprendido si en vez de logo de American, nos hubiésemos encontrado con el de Ikea.

Delta Airlines

La competencia más directa de American, Delta Airlines, tampoco es que se luzca mucho con el tema del Champagne.

Eso sí, pasan del vaso de agua y lo sirven en algo más parecido a una copa, pero con menos gracia que clase.

Mucho tienen que mejorar estas dos…

ANA

Nuestros amigos los japoneses sí que saben hacer las cosas como hay que hacerlas.

Copa larga de cristal, con servilleta y posavasos logotipado, cubiertos de metal y “pequeño” aperitivo de bienvenida.

Arigato gozaimasu !!!!

Emirates

Clase, sobriedad, elegancia…oui C´est moi …

Como si fuese un anuncio de colonia en época navideña, no se puede decir más con menos palabras.

Thai Airways

Si no conoces la figura del “jodefotos”, aquí te lo presentamos.

Algo que podría parecer hasta agradable, bien presentado, y acompañado por un vasito de agua, que al final el alcohol en altura se sube con facilidad (valga la redundancia), se acaba viniendo abajo por culpa de la falta de clase del compañero de vuelo, que airea sus pies y comparte los mismos con el resto de pasajeros.

Señores de Thai, el aroma a queso manchego no le va nada bien al Champagne.

JAL

Aunque a cierta distancia de su compatriota, la japonesa ANA, JAL también demuestra que se pueden hacer las cosas bien sin grandes algarabíos.

No vamos a tirar cohetes (no se recomienda dentro del avión), pero aceptamos pulpo como animal de compañía.

Air New Zealand

Desconocemos si se trata de alguna moda implantada en tiempos de los Hobbits, pero si no es así, choca un poco servir Champagne…en un vaso de cerveza !!!

Aún así, y que quede como excepción, dado que la gente de Air New Zealand nos cae tan bien, se lo perdonamos y, es más, como si nos los sirven en un biberón.

Turkish Airlines

A pesar de que se trata de una de las aerolíneas que mejor dan de comer, y beber, siguen utilizando el “vasopatodo”.

Punto a favor: mantelito sobre la bandeja y servilleta chula.

No es nuestra pasión turca, pero bueno…

Aeroflot

Venga, por favor, que nos quiten eso de delante y que vuelvan en Septiembre.

Suspenso para los rusos, que utilizan el vaso del vodka que regalan en el súper cuando juntas 4 solapas de yogures.

De la cutreservilleta amarilla, ya no vamos ni a hablar…

 

Noticias Relacionadas

Descubre cómo dormir en un avión

VII Ranking Turama de aerolíneas más torpes

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?