Norwegian, su verdadera situación económica explicada para dummies

El gobierno de Noruega ha anunciado su negativa a prestar más dinero a la aerolínea.

El Ministro de Comercio e Industria de Noruega ha afirmado que “los rescates en este tipo de situaciones no son la mejor manera de utilizar el dinero de los contribuyentes”.

Noticias de aerolíneas. Boeing 787 de la compañía aérea Norwegian

Una vez más, y llevan ya 3 años anunciándola, los de siempre han vuelto a adelantar la próxima quiebra inminente de la compañía aérea Norwegian.

Lo único cierto es que el panorama aéreo internacional se ha deteriorado, si cabe, todavía bastante más, y Noruega no acaba de ver la utilidad de seguir alimentando las arcas de compañías aéreas que arrastran una importante deuda.

A día de hoy, Norwegian dispone de un efectivo aproximado de alrededor de 378 millones de dólares, y durante el último cuatrimestre gastó 143 millones, razón por la cual podría quedarse sin dinero durante la primera mitad de 2021.

En su momento, Norwegian había apostado por un imposible, que es juntar los dos términos “bajo coste” y “vuelos de largo radio”, algo que nunca ha funcionado en la historia de la aviación comercial.

El lowcost va como la seda en trayectos domésticos y de medio alcance, pero cuando es necesario recorrer largas distancias, la situación cambia de manera radical.

Así que con un modelo de negocio más que dudoso, una deuda acumulada de 5.000 millones de dólares, sin ayudas estatales, y en medio de una fortísima crisis, todo parece apuntar a un final inminente.

La cuestión es que ese concepto de “final” en el sector aéreo es bastante discutible. 

Igual que anunciamos el final de Thomas Cook bastantes meses antes de que ocurriese, y posteriormente confirmamos que no tardaría mucho en resucitar, lo mismo que sucedió con la aerolínea austriaca Niki, y parece que también va a suceder finalmente con la inglesa Flybe, quebrada a principios de año y que ahora anuncia su vuelta para 2021, una desaparición definitiva de Norwegian se nos antoja poco probable.

Noticias de aerolíneas. Airbus A321 de la compañía aérea Thomas Cook

Habría que recordar que Norwegian no fue siempre una aerolínea de bajo coste a nivel internacional, ya que ese rol lo comenzó a explotar a partir del 2012.

Hasta ese momento, Norwegian era una exitosa aerolínea noruega, país que depende en gran medida del transporte aéreo, dadas sus singularidades geográficas.

De hecho, los vuelos domésticos en Noruega apenas han notado los efectos de la crisis, y prácticamente todas las rutas internas han seguido en funcionamiento desde la declaración de pandemia.

El principal problema de Norwegian, causa y fuente de todos sus males, es que desde que decidió comenzar a operar rutas internacionales, nunca pudo superar un muy escueto 6% de margen de beneficios.

Esto significa que aún creciendo un 600% en poco más de 5 años, y aumentando su flota a más de 220 aeronaves, Norwegian no fue capaz de aumentar sus ingresos.

Más bien al contrario, Norwegian abonó el importe de multimillonarios depósitos a Boeing para la compra de nuevos aviones, que ni siquiera sabía con certeza si iba a utilizar.

Muchos de estos pedidos fueron cancelados, pero para entonces la compañía ya había aumentado su deuda de manera considerable y se había deshecho de buena parte de su dinero en efectivo, lo que se conoce en términos económicos como una descapitalización.

Noticias de aerolíneas. Boeing 737MAX de la compañía aérea Norwegian

Al contrario que suele pasar en la mayoría de empresas pertenecientes a cualquier otro sector, cuanto más crecía, menos dinero ganaba y más deuda acumulaba.

Pero antes de dar por muerta, una vez más, a Norwegian, recomendaríamos pensar que el gobierno que ahora le niega su ayuda lleva invertidos muchos millones en la aerolínea, y no sólo eso, los principales acreedores accedieron a una conversión parcial de su deuda el pasado mes de Mayo.

Esto significa que convirtieron las cantidades pendientes de abono en capital para la aerolínea, y de esta manera pasaron a ser accionistas de la misma.

Por otro lado, una desaparición definitiva de Norwegian causaría importantes trastornos en el espacio aéreo del país, en el cual aún conserva una relevancia considerable.

En definitiva, que a nadie le conviene que Norwegian se borre del mapa, al menos de momento.

Una quiebra tampoco tendría porqué traducirse en un final, tal y como explicamos recientemente en otro post, y además es una medida muy recomendable para empresas que se encuentran en la misma situación que Norwegian.

Hoy en día la han aplicado gigantes de la talla de la tailandesa Thai, la mexicana Aeromexico, la sudamericana LATAM, o la colombiana Avianca, las cuales siguen al mismo tiempo operando.

Sí, es probable que quizás no veamos a Norwegian volando rutas internacionales en algún tiempo, pero tenemos muchas dudas de que su marca deje de existir a nivel doméstico.

Así que sin dejar de reconocer que la situación para la noruega es extremadamente complicada, recomendaríamos a sus haters que todavía no lancen las campanas al vuelo, porque queda mucha tela que cortar.

Noticias Relacionadas

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Noticias de turismo. Aviones de Iberia y Vueling

Camino de una triple fusión: Iberia, Vueling, y Air Europa.

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Iberia

El día que Iberia presentó su avión supersónico

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?