Prohibir el equipaje de mano: ¿Ayuda a evitar contagios en el avión?

El Departamento de Transportes del ejecutivo británico publicaba ayer una serie de medidas para sus ciudadanos, de cara a la próxima reapertura de fronteras y el regreso a las operaciones aéreas internacionales.

Entre ellas, se encuentra la recomendación de hacer uso de mascarillas sanitarias desde la entrada en el aeropuerto de origen, hasta la salida en el de destino. Las aerolíneas más relevantes del país, como British Airways, EasyJet , o Jet2 dejaban esta decisión a criterio de cada pasajero.

Recordemos que el Departamento de Salud y Asistencia Social inglés, indica claramente en el punto 11 de sus recomendaciones para turistas, no utilizar este tipo de protecciones en espacios públicos abiertos.

Además, se insiste en la necesidad de permanecer sentados durante todo el vuelo, procurando mantener las manos desinfectadas, por lo que se ha solicitado a las compañías que proporcionen los medios materiales necesarios para cumplir con esta normativa.

También se obliga a las aerolíneas a evitar en lo posible el contacto entre la tripulación y los pasajeros.

Pero sin duda, el punto que ha causado más controversia es el que hace mención a la recomendación de no acceder al interior de la cabina con ningún tipo de equipaje de mano.

Grant Shapps, Secretario de Transporte del Reino Unido, comentaba a los medios de comunicación que de esta manera se agilizarán los procesos de embarque y desembarque, y por ello se reducirá el contacto físico entre los pasajeros y las posibilidades de contagio.

En un escrito posterior añadido a la publicación del Departamento de Transportes, se insta a todas las compañías aéreas a incentivar la facturación del equipaje de sus usuarios, con el fin de evitar que estos accedan al interior del avión con cualquier tipo de bulto.

La lluvia de criticas a esta decisión no ha cesado desde ayer, tanto dentro del Reino Unido como a nivel internacional.

Desde muchos sectores se ha apuntado a que la obligación de tener que facturar todo el equipaje obedece exclusivamente a algún tipo de compensación al sector aéreo, por parte de las autoridades competentes.

Sin embargo, una de las voces mas críticas ha vuelto a ser la del CEO de la lowcost irlandesa Ryanair, que literalmente ha agradecido al gobierno inglés la decisión “que hará ganar más dinero a las aerolíneas”, pero añadiendo a continuación que se trata de “una auténtica basura sin ningún sentido”.

El Secretario de Transportes británico aludía a la necesidad de evitar que los pasajeros permanezcan de pie en la cabina demasiado tiempo, ubicando su equipaje de mano en los compartimentos superiores, pero olvidaba el hecho de que si se facturan todas las maletas, posteriormente hay que recogerlas en el aeropuerto de destino, lo cual implica tener que esperar en grupo.

Por otro lado, si los pasajeros sólo hacen uso de equipaje de mano, muy probablemente serán los únicos que tengan contacto físico con el mismo.

En el caso de ser facturados, todos los bultos tienen que pasar por diversas manos hasta ser introducidos en la bodega y entregados posteriormente a sus dueños.

El debate ha llegado a tal extremo, que hace tan solo unas pocas horas se producía una rectificación por parte del Secretario de Transportes, confirmando que se recomendaba a todos los pasajeros hacer uso de los servicios de traslado de equipaje desde el aeropuerto hasta el alojamiento elegido por estos.

De esta manera, se evitarían las esperas masivas en los puntos de recogida de maletas de cada aeródromo.

Según nuestro criterio, de todas las medidas sanitarias de prevención que se pueden tomar (tests PCR antes de embarcar, pasaporte sanitario, controles de temperatura, distancia social de seguridad, utilización de mascarillas, etc), el prohibir el equipaje de mano en cabina nos parece el menos efectivo.

Es cierto que agilizaría enormemente los procesos de embarque y desembarque, se eliminarían las colas previas que se forman antes de acceder al avión, y además supondría un extra de seguridad a la hora de sufrir una incidencia que obligase a desalojar la cabina, pero en términos de protección anti Covid19 la argumentación presenta importantes lagunas.

Nos gustaría conocer tu opinión al respecto: ¿Crees que es una medida que realmente beneficia al pasajero, o sólo a las compañías aéreas?.

Noticias Relacionadas

Roma Fiumicino: Primer aeropuerto 5 estrellas de la era Covid

Extrajet: nace una nueva aerolínea en medio de la crisis

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?