Qantas ofrece vuelos a la Antártida

Qantas ha decidido reinventarse en plena crisis a base de imaginación y buenas ideas.

La aerolínea australiana ha hecho suyo el refrán que dice “a grandes males, grandes remedios” y justo en el medio de la peor época para el sector aéreo, comienza a sacarse de la manga distintas iniciativas destinadas a llamar la atención de sus pasajeros.

Al mismo tiempo que mantiene a sus Airbus A380 en una especia de exilio en los EEUU, y ha retirado definitivamente los icónicos Boeing 747, que marcaron toda una época en la historia de la aviación, la compañía se enfrenta a un futuro verdaderamente incierto, el cual depende prácticamente en su totalidad de que se restablezcan cuanto antes las operaciones internacionales.

Despedida de los Boeing 747 de Qantas

Con la esperanza puesta en que la crisis sanitaria remita más tarde o más temprano, Qantas ha preferido dejar de lamentase y pasar a la acción.

Entre el próximo mes de Noviembre y Febrero del 2021, la aerolínea operará 7 rutas entre Australia y la Antártida.

Se trata de una iniciativa recuperada desde el pasado, y que la compañía ya había operado anteriormente con sus Boeing 747.

Las ciudades de Sydney y Melbourne contarán con dos fechas de salida, mientras que desde Adelaida, Brisbane y Perth sólo se hará un vuelo de estas características.

Los meses escogidos corresponden al Verano Austral, y son los más adecuados para realizar este tipo de actividades porque las horas de luz en el Polo Sur aumentan considerablemente.

A pesar de que estamos hablando de viajes en avión que tienen una duración estimada de 12 horas, a todos los efectos se trata de vuelos domésticos, ya que al final del día regresan al mismo aeropuerto desde el que partieron.

Boeing 747 de Qantas sobrevolando la Antártida

Vista de la Antártida desde Boeing 747 de Qantas

El trayecto está divido en tres tramos distintos de 4 horas de duración.

Poco después del despegue, los especialistas de Antartica Flights explicarán la situación actual del quinto continente, proyectando varios vídeos que relatan los principales problemas y amenazas para esta zona del planeta.

Posteriormente y durante otras 4 horas, se procederá a sobrevolar las aéreas más espectaculares de la Antártida, una experiencia que se realizará a bordo del Boeing 787 “Dreamliner”, uno de los aviones civiles con las ventanillas más grandes.

Obviamente, las últimas 4 horas están destinadas para cubrir el trayecto de regreso.

Pasajeros admirando la Antártida desde avión de Qantas

Ni que decir tiene que la aerolínea ha anunciado un espectacular despliegue de catering a bordo, con el fin de poder llegar a cumplir las expectativas de los más exigentes.

El día 31 de Diciembre partirán los vuelos más especiales, los cuales permitirán celebrar el comienzo del nuevo año sobre el continente antártico con la correspondiente fiesta a cargo de Qantas.

La “broma” no sale especialmente barata, ya que la venta de billetes para la clase Economy comienza a partir de los 1.200 dólares australianos (730 euros), y en clase Business a partir de los 6.500 dólares australianos (3.400 euros).

Ojo, aunque Qantas ha avisado de que bloqueará un número importante de asientos para garantizar un distanciamiento social adecuado, no puede garantizar butacas de ventanilla para todo el mundo, así que muchos de los que hagan este viaje acompañados tendrán que compartir su sitio con amigos y familiares.

Venta de productos propios

Con gran parte de la flota en tierra y las operaciones internacionales suspendidas, igual que el resto de aerolíneas Qantas se ha visto con un importante número de productos en stock, los cuales estaban destinados a ser vendidos dentro de las cabinas de sus aviones.

Otra de las iniciativas que ha tenido la aerolínea ha sido la de reunir este tipo de productos en paquetes regalo, con un precio de 25 dólares australianos (15 euros).

Kit de productos regalo de Qantas

Cada paquete contiene:

– Un pijama (tallas X ó XL).

– Conjunto de 3 cremas ASPAR Travel Essentials.

– 12 paquetes de galletas Tim Tam.

– 200 gramos de almendras ahumadas.

– 10 bolsitas de té de distintos sabores.

– Neceser de viaje.

La venta de estos paquetes comienza hoy mismo, y se mantendrá mientras haya existencias.

La mala noticias es que el precio sólo incluye los envíos a domicilio dentro de Australia.

Lo cierto es que poco a poco cada vez son más las aerolíneas que tienen que buscar nuevas formas de venderse a su público, en un momento en el que los viajes por avión parecen más complicados.

American Airlines ha decidido comercializar sus famosos frutos secos a domicilio, con lo que ha conseguido quitarse del medio un importante remanente de este producto y al mismo tiempo hacer caja.

La compañía japonesa First Airlines, por su parte ha optado por ofrecer vuelos virtuales para conocer Japón a sus clientes.

Vuelos virtuales en Japón

Sentados en una reproducción de la cabina, y a través de gafas virtuales en tres dimensiones, los clientes podrán optar entre 3 tipos distintos de experiencias, cada una de ellas acompañada por un menú gastronómico diferente.

Sin duda, imaginación, ideas originales y propuestas apartadas de lo más habitual, pueden conseguir mantener la tensión entre los usuarios del transporte aéreo, además de lograr unos ingresos extra para la compañía que se agradecen especialmente en un momento tan delicado.

Noticias Relacionadas

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Noticias de turismo. Aviones de Iberia y Vueling

Camino de una triple fusión: Iberia, Vueling, y Air Europa.

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Iberia

El día que Iberia presentó su avión supersónico

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?