RYANAIR AUMENTA EL PERÍODO DE CANCELACIONES

Ryanair acaba de confirmar la información que venimos anticipando en Turama desde hace varios días: el plan de cancelaciones de vuelos se amplía, como mínimo, hasta Marzo del 2018, afectando a unos 400.000 pasajeros que se suman a los 315.000 damnificados por la primera oleada de anulaciones.

Además, la aerolínea confirma que dejará en el “dique seco” a 25 de sus aviones, lo que supone un retraso muy importante del crecimiento previsto para los próximos ejercicios.

Con esta medida, Ryanair logra ahorrar una importante cantidad de dinero, la cual probablemente utilice para indemnizar a todos aquellos que no fueron avisados dentro del plazo mínimo estipulado de 14 días.

Os explicamos el porqué de esta última afirmación:

Los pilotos

Tal y como ha saltado, por fin, a la luz en estos últimos días, sólo un pequeño porcentaje de los pilotos que se encuentran trabajando actualmente para Ryanair están contratados directamente por la compañía.

La mayoría son trabajadores de diversas empresas y brokers que prestan los mismos a la aerolínea, y otra gran parte están dados de alta en distintas sociedades en las que participan normalmente 3 pilotos y que son obligados a registrar en países con distinto régimen fiscal y laboral.

Estos últimos profesionales funcionan de la misma manera que trabajadores en el régimen de “autónomos”, prestando sus servicios profesionales a Ryanair como pilotos de sus aviones.

De esta manera, Ryanair sólo está obligado a pagarles por el tiempo que están en el aire y si por cualquier causa no pudiesen volar, no percibirían ningún tipo de retribución económica.

Así las cosas, la compañía no tiene porqué preocuparse por tener que seguir abonando nóminas a todos aquellos que se queden en tierra, dado que tripulación que no vuela, tripulación que no cobra.

Es cierto que Ryanair pierde los beneficios correspondientes a las ventas de los billetes de todos sus vuelos cancelados, pero también es verdad que no genera tantas pérdidas manteniendo nada menos que 25 aviones de su flota parados, dado que no abona emolumento alguno a los trabajadores directamente implicados en esta orgía de cancelaciones.

Tal y como vamos a ver a continuación con el personal que trabaja como Tripulación de Cabina, la aerolínea sigue teniendo la sartén por el mango y se puede permitir chantajear a sus trabajadores sin mayor rubor.

Los TCP

En este caso nos referimos a aquellos trabajadores que Ryanair llama CSS, siglas correspondientes a “Customer Service Supervisor”, o también “Tripulación de Cabina Senior”.

En Turama sabíamos desde hace tiempo que las cancelaciones en la aerolínea se iban a mantener más tiempo del que se había declarado, ya que teníamos información directa de varios trabajadores afectados que prestan sus servicios desde el aeropuerto de Leicestershire (East Midlands).

Estos empleados sí están contratados directamente por Ryanair y normalmente son los responsables de llevar a la práctica y controlar todas las ventas que la aerolínea exige realizar en sus vuelos.

Pues bien, la compañía se dirigió a estos trabajadores hace ya unos cuantos días (mientras declaraba a todos los medios que las medidas tomadas durarían sólo hasta el mes de Noviembre de este año) para informarles que durante un período mínimo de 6 semanas correspondientes a este próximo Invierno, no iba a existir actividad alguna en sus bases, por lo que tenían la opción de trasladarse, bajo sus propios medios, hasta Berlín, Colonia o Eindhoven, u optar por una baja temporal de empleo y sueldo hasta que se reestableciese la situación.

En las cartas remitidas a estos trabajadores se deja bien claro, y se repite en varias ocasiones, que la “recolocación de estos tripulantes en las bases correspondientes a las ciudades antes indicadas corre por su cuenta”, es decir, Ryanair no les va a abonar ningún tipo de gasto por el concepto de alojamiento en otro país, ni siquiera por la manutención lógica y necesaria.

En cualquiera de los dos casos, estos TCP de Ryanair acaban perdiendo bastante dinero, ya que si eligen trasladarse al extranjero tendrán que correr con todos los gastos que supone un hotel o cualquier otro tipo de alojamiento durante un período mínimo de 6 semanas, así como su comida. Por otro lado, si no están dispuestos a hacer las maletas, pierden todo su sueldo durante el mismo período de tiempo.

Ryanair gana en ambas situaciones.

En cuanto al resto de tripulantes de cabina, los conocidos como “Junior Cabin Crew”, están generalmente contratados directamente por dos empresas distintas, Crewlink y Dalmac, por lo que tienen que “bailar” obligatoriamente al ritmo que les marquen estas.

Los pasajeros

Lo curioso de todo este lío que se ha sacado de la manga Ryanair, y que únicamente tiene su origen en el éxodo de trabajadores a otras aerolíneas y la consiguiente falta de personal para atender la alta demanda diaria de vuelos, es que sólo un pequeño porcentaje de los afectados han llegado a presentar las reclamaciones oportunas.

No sólo eso, muchos de sus pasajeros habituales llegan incluso a justificar las decisiones técnicas tomadas por la aerolínea irlandesa, recibiendo en Turama mensajes privados, o comentarios en nuestros post de facebook, insultándonos o amenazándonos por comentar este asunto.

Esto sólo demuestra el altísimo grado de fidelización que tiene Ryanair con un importante porcentaje de sus usuarios, que saben perfectamente que obtener billetes de avión baratos puede conllevar situaciones como la que nos ocupa, y están dispuestos a soportarlas si se mantienen unos precios asequibles como hasta ahora.

Mientras Ryanair sigue desangrándose a consecuencia del personal que decide abandonar la compañía, su mayor rival, la inglesa EasyJet, está a punto de hacerse con una buena parte de los restos de AirBerlin (otro asunto este que nos daría para hablar largo y tendido), con lo que se prevé que aumente considerablemente su flota de aeronaves en un futuro próximo, incluso con una posibilidad cada vez más real de comenzar a operar también en el floreciente mercado del bajo coste transoceánico.

Este es el único y mayor riesgo que corre en la actualidad Ryanair, que sabe que el grueso de sus clientes habituales van a seguir volando con ellos si los precios siguen siendo los más competitivos del mercado, hagan lo que hagan.

Para ello, también se prevé una lluvia de ofertas por parte de la aerolínea irlandesa, que volverá a atraer a todos aquellos que sólo buscan volar por el menor importe posible.

En cuanto a las posibles sanciones a las que se puede enfrentar Ryanair por parte de gobiernos como el español o el italiano, que ya han abierto sendos expedientes para estudiar todo lo que está ocurriendo, tampoco hay demasiada preocupación en los cuarteles generales de Dublín.

Ryanair está fuertemente subvencionada para operar en muchos aeropuertos y tiene una amplia lista de espera para aumentar sus bases en otros tantos, por lo que sólo la amenaza de dejar de volar a un determinado país o ciudad hace temblar a más de uno.

De hecho, esta es la estrategia que está siguiendo para presionar a las autoridades británicas en el caso del Brexit, indicando que o se mantiene la política de cielos abiertos que existe hoy en día, o dejará de volar al Reino Unido, donde mueve anualmente a millones de pasajeros que acabarían repercutiendo su ira contra sus propios políticos.

Así que no pasa nada, Ryanair suma y sigue y ya vermos cómo acaba esta crisis en la aerolínea irlandesa. Todo tiene un límite y hasta los pasajeros más acólitos del bajo coste tienen también una paciencia limitada, por lo que tampoco es descartable un hartazgo generalizado del público y que este se reubique en alguna de las otras lowcost que están actualmente operando en territorio europeo.

Era más fácil ceder un mínimo y mejorar en la medida de lo posible las condiciones laborales de los trabajadores de Ryanair, pero los precios bajos requieren estrangular a sus empleados, y dado que el público así lo requiere, así se seguirá haciendo.

También te podría interesar:

♦ El gran timo de Ryanair

♦ Todas las mentiras de Ryanair

♦ Ryanair empeora su situación

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario