¿Se fingió la emergencia sanitaria que provocó el incidente en el aeropuerto de Mallorca?

El pasado Viernes se produjo un hecho inédito en nuestro país, que a día de hoy todavía se está investigando y podría llegar a modificar los protocolos de las compañías aéreas ante casos de emergencias médicas durante un vuelo.

El Airbus A320 perteneciente a la aerolínea Air Arabia, con matrícula CN-NMG, despegaba de la ciudad marroquí de Casablanca a las 16:00 horas, con destino en la capital de Turquía.

Airbus A320 de Air Arabia

Fotografía: Laurent Errera

Al parecer y según la información publicada a día de hoy, a la altura de las Islas Baleares un pasajero habría sufrido un coma diabético, apremiando el aterrizaje del aparato en el aeropuerto de Palma a las 18:50 horas.

Aprovechando el momento en el que se desalojaba de la cabina al viajero afectado, un grupo formado por otros 20 ocupantes de la aeronave forzó un tumulto en su interior, logrando escapar a la carrera de la misma.

Ante esta situación y mientras efectivos policiales trataban de localizar a los pasajeros fugados, el aeropuerto tuvo que cerrar sus instalaciones temporalmente, obligando al desvío de un total de 56 vuelos.

Aunque los datos de los que disponemos hasta ahora son realmente escasos, existen sospechas que apuntarían hacia un plan premeditado con el fin de entrar ilegalmente en nuestro país.

Durante este mismo Verano se localizó un grupo de usuarios de Facebook formado por ciudadanos marroquíes, en el que se había publicado un comentario que describía un modus operandi muy similar a los hechos ocurridos en Mallorca.

De este modo, se hablaba sobre un aterrizaje de emergencia provocado por un paciente que necesitaba ser atendido en un centro médico, lo cual se utilizaría para forzar la salida del avión.

El destino tampoco se dejaba al azar, ya que Turquía no exige visado a los ciudadanos marroquíes, y además se especificaba que la ruta seguida por el aparato debería de atravesar el espacio aéreo español.

Los interrogantes que existen sobre el caso son realmente preocupantes para las autoridades, ya que además del caos aéreo y logístico sufrido por uno de los aeropuertos más importantes de España, existe el riesgo de que se trate de una nueva forma de emigración ilegal.

La gran pregunta que muchos se hacen en estos momentos, es si realmente resulta tan fácil provocar un aterrizaje no programado, fingiendo algún tipo de patología médica.

Y lo cierto es que no, aunque es necesario matizar el porqué.

En primer lugar, aunque los tripulantes de cabina tienen unos conocimientos básicos sobre emergencias, cuando se trata de problemas médicos siempre se suele buscar la opinión de algún facultativo que viaje dentro del avión.

No sólo esto, actualmente existen varias empresas que se dedican a asesorar a las aerolíneas en este tipo de casos, analizando la situación a bordo y aconsejando sobre la conveniencia de un aterrizaje inmediato.

Obviamente, debe de tratarse de patologías que requieran de una asistencia urgente, que no pueda dilatarse hasta la llegada a destino.

Asistencia médica dentro de un avión

En el caso de Mallorca, al parecer se habló de un supuesto coma diabético, lo que nos ha llamado especialmente la atención.

Con el fin de comentar lo sucedido, hemos contactado con la Dra. González Iglesias, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, adscrita al Servicio Gallego de Salud (SERGAS).

Dra. González, ¿nos podría explicar qué es un coma diabético?.

Se trata de una complicación grave de la diabetes, a la que se puede llegar tanto por un exceso como por un déficit de azúcar en sangre.

¿Es una emergencia vital?

Sin duda. Desde el momento en el que el paciente entra en coma, queda un margen muy reducido de tiempo para proceder a su atención.

¿Se puede fingir un coma diabético?

Entiendo que se podría simular un desvanecimiento, aunque también resultaría muy fácil conocer el nivel de azúcar en sangre del paciente, utilizando para ello un simple glucómetro. Aunque los datos que me comentan sobre este caso son muy poco específicos, si se trata de un pasajero diabético lo normal es que llevase consigo su medicación habitual, sobre todo si se dispone a realizar un viaje.

¿Sabe si el botiquín del que disponen los aviones contiene este tipo de aparatos?

Afortunadamente, sólo he tenido que prestar atención médica durante un vuelo en un par de ocasiones. En ambas, yo no vi que se dispusiese de un glucómetro, o al menos que estuviese dentro del botiquín.

¿El coma diabético ocurre de manera repentina, o es posible anticiparlo?

Como dije antes, puede tratarse de un déficit de azúcar en sangre, conocido como hipoglucemia, o un exceso, que recibe el nombre de hiperglucemia. Un paciente diabético adulto suele reconocer los síntomas previos iniciales de un desequilibrio de azúcar, tomando las medidas oportunas antes de llegar a entrar en coma diabético, que además puede resultar fatal. El simple hecho de tener que realizar un viaje y los nervios y tensión añadida derivados de esto, pueden alterar fácilmente los niveles de azúcar en sangre.

¿Cómo cree que se debería de haber actuado en una situación como la ocurrida?

Es muy complicado prever este tipo de situaciones, y aún más si no disponemos de los datos necesarios para poder evaluarlas correctamente. Hay que tener en cuenta que dentro de un avión el espacio es muy reducido y sólo se cuenta con un material muy básico para poder actuar. Sería conveniente saber también el historial médico del paciente, el tipo de diabetes, si es insulinodependiente y la medicación que estaba tomando. En todo caso y hablando en general, los pacientes diabéticos suelen recibir información sobre medición de azúcar en sangre, control de su pauta de insulina así como signos y síntomas de alarma por los que deben solicitar atención médica.

Según se ha informado durante el transcurso del fin de semana, el pasajero que supuestamente habría sufrido el coma diabético ha sido detenido, y se cuestiona que haya podido fingir el mismo para facilitar la salida del avión de sus compañeros.

Esto abre un nuevo frente que afecta de manera muy grave y directa a las compañías aéreas, justo en el momento en el que todavía se está luchando por la recuperación del sector.

Por último, parece necesario revisar los protocolos establecidos para el caso de una emergencia sanitaria en vuelo, así como la medicación y equipo que debería de formar parte del botiquín de cualquier avión.

Agradecemos la ayuda e información desinteresada para la redacción de este post, recibida por parte de la Dra. González Iglesias.

Noticias Relacionadas

British Airways amenaza con abandonar el aeropuerto londinense de Heathrow

Víctimas de la agresión en el aeropuerto de Hamad presentan una demanda colectiva

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?