Swiss, la aerolínea neutral

Allá por el año 2001, la compañía aérea Swissair se encontraba atravesando muy graves problemas económicos, que derivarían finalmente en una declaración de bancarrota, algo a lo que desgraciadamente ya nos hemos acostumbrado en la actualidad.

En el 2002, y con Swissair ya totalmente desahuciada, la Confederación Helvética decidía transformar otra aerolínea regional, Crossair, en la nueva compañía bandera del país. Gracias a esta decisión, se salvaron un buen número de puestos de trabajo que habían quedado en tierra de nadie.

La teóricamente “nueva” aerolínea pasó a llamarse Swiss International Airlines, Swiss para los amigos, comenzando a operar también un buen número de destinos internacionales.

Durante el año 2006, la “nueva” Swiss entraba a formar parte del grupo Star Alliance, compartiendo el mismo con aerolíneas de la talla de Lufthansa, ANA, Air New Zealand, o Singapore Airlines, entre muchas otras.

Sin embargo, fue la primera de ellas, Lufthansa, la que en el año 2008 decidió hacerse con la mayoría de acciones de Swiss, abonando una cantidad superior a los 217 millones de euros.

Tres años antes ya había adquirido un pequeño porcentaje de acciones, pero no fue hasta ese momento cuando pudo convencer a los mayores inversores de Swiss, entre los que se encontraban empresas como Nestle, Novartis, o Credit Suisse, para adquirir prácticamente el 90% de la aerolínea.

Actualmente, Swiss sigue formando parte del grupo Lufthansa, el más grande de Europa, en el que además de la aerolínea bandera alemana también se encuentran Eurowings, Brussels Airlines (en proceso de integración en Eurowings), Austrian, y Air Dolomiti.

Año 2019

Las cosas no van del todo mal para Swiss, a la vista de los resultados del primer semestre de este año.

En estos 6 primeros meses, Junio incluido, Swiss ha operado un total de 73.265 vuelos, un 4.8% más que en el mismo período del año pasado.

El número de pasajeros transportado también se ha visto incrementado en un 3.2%, llegando a la cifra de 8.79 millones en el primer semestre.

Es de destacar que también ha aumentado la oferta de asientos en un 1.7%, pero lo que es más importante de todo, se las ha arreglado para obtener un beneficio superior al 2.2%, con respecto al mismo período del 2018.

La ocupación de sus aviones también ha subido un 0.5%, llegando al 82.0%, una cifra esta que nos parece bastante baja, y quizás sea el único punto negro que encontramos en la cuenta de resultados de este primer semestre.

Valoración

A pesar de contar con una flota que podría considerarse algo escasa, compuesta por 89 aeronaves (sólo 2 más que Iberia), Swiss siempre se las ha ingeniado para mantener una buena valoración y feedback por parte de sus pasajeros y clientes.

De hecho, de acuerdo con la clasificación de la consultora Skytrax, Swiss finalizó el 2018 en el puesto número 12 del ranking de las mejores compañías aéreas del mundo.

Esto supone un ascenso de dos puestos con respecto al 2017, en el que había finalizado en la posición número 14.

Este puesto tiene un enorme mérito, ya que se sitúa por delante de compañías de la talla de JAL, Etihad, Turkish, KLM, Air France, o British Airways, entre muchas otras.

Recordemos que la primera aerolínea española del ranking (si se le puede considerar así), es Iberia y está en el puesto número 41.

Swiss está considerada como una compañía 4 estrellas, y de acuerdo a las valoraciones y comentarios de sus pasajeros, sus puntos más fuertes son el servicio de catering a bordo, y la atención y trato de su personal.

En conjunto, su puntuación total asciende a un 7 sobre 10.

Flota

Para nosotros, la flota de Swiss era uno de sus mayores handicaps, ya que estaba formada mayoritariamente por aviones de la familia A320, con una edad media operativa de 17 años.

Sus 14 Airbus A330 compensan relativamente a los 5 antiguos A340, con una edad media operativa de 8.8 y 15.8 años, respectivamente.

Sin embargo, 10 Boeing 777, de apenas 3 años de edad, marcan la diferencia.

Pero nosotros nos queremos fijar en los nuevos y espléndidos Airbus A220, que es como se han bautizado a los que realmente eran Bombardier CS100.

Swiss ha sido una de las primeras aerolíneas en operar este nuevo modelo del fabricante europeo, que está llamado a dominar el mercado en un futuro próximo, sobre todo teniendo en cuenta la grave deriva en la que ha entrado Boeing.

Gracias a la adquisición de estos nuevos aviones, junto con 23 unidades del Bombardier BD-500 CSeries (100 y 300), la edad media operativa del total de la flota de Swiss está en la actualidad en 9.7 años, por lo que podría ser considerada bastante joven.

De hecho, es algo inferior a la de la flota de Iberia, por ejemplo (9.8 años), y está muy por debajo de la de British Airways (13.7 años), o Air France-KLM (11.6 años).

Destinos

A día de hoy, Swiss opera a través de 115 aeropuertos de salida, desde los que vuela un total de 142 rutas a 45 países.

Con excepción de Oceanía, la aerolínea suiza tiene destinos en los 4 continentes restantes.

Además de la propia Suiza, Swiss es especialmente fuerte en Alemania, Reino Unido y España, en donde mantiene una oferta superior a 1.100.000 asientos.

Sin embargo, la ruta con mayor nivel de ocupación de Swiss es internacional, en concreto entre el aeropuerto de Berlín Tegel, al de Zúrich.

Su segunda ruta más ocupada sí es doméstica, entre Ginebra y Zúrich, y la tercera vuelve a ser internacional, ya que se trata de la que cubre la distancia entre el aeropuerto londinense de Heathrow y el de Zúrich.

Novedades

Swiss acaba de comenzar este mismo mes a operar un vuelo entre Zúrich y Hong Kong, como resultado de la ampliación del código compartido que mantenía el grupo Lufthansa con Cathay Pacific.

Dada la situación actual de la ex colonia británica, mucho nos tememos que el arranque de esta nueva ruta va a ser especialmente complicado, y su éxito dependerá del devenir de los acontecimientos que actualmente están creando muchos problemas entre la población local.

Cabe destacar también la ampliación de servicios que ha comenzado este Verano desde el aeropuerto de Ginebra, haciendo uso de los nuevos Airbus A220.

En concreto, hablamos de rutas semanales hacia Alicante, Ibiza, Brindisi, Faro y Mykonos.

Uno de sus Boeing 777 ha comenzado también a operar una ruta diaria entre Zúrich y Atenas, que se suma a la oferta de 3 vuelos diarios que ya mantenía a la capital griega. Este avión tiene previsto reforzar la ruta hasta mediados de Agosto, fecha en la que se estudiará su continuidad dependiendo del grado de demanda que se pueda prever.

El mes pasado también dispuso de otro de sus A220 para comenzar una nueva ruta semanal a Lanarca, en Chipre. En principio, no tiene fecha de caducidad, por lo que si logra un porcentaje adecuado de ocupación, puede que se mantenga hasta finales de año.

Conclusión

Igual que el país al que pertenece, Swiss es una compañía aérea que mantiene una tradicional neutralidad, en todos los sentidos de la palabra.

Es complicado encontrar grandes escándalos protagonizados por esta aerolínea helvética, y no suele generar un número importante de incidencias.

En lo que llevamos de Verano, Swiss se ha contagiado de los problemas que anualmente se registran en Centroeuropa durante estas fechas, generando un buen número de retrasos y más cancelaciones de las habituales.

Es muy curioso que uno de los puntos fuertes que más resaltan sus pasajeros, el trato recibido por parte del personal, es también el más criticado por otros.

En nuestra experiencia y opinión profesional, Swiss es una compañía eminentemente suiza, y esto le otorga un carácter y una idiosincrasia propia.

Nosotros destacamos precisamente la profesionalidad, la resolución de conflictos, y la seriedad. Quien vaya buscando risas forzadas, amiguismo o “colegueo”, es muy probable que se sienta defraudado.

Noticias Relacionadas

Flypop, nace otra aerolínea lowcost con los días contados

Y la próxima aerolínea en declararse en quiebra va a ser …

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?