Tailandia, Italia y Japón subvencionarán las vacaciones de sus turistas

Esta misma semana denunciábamos (una vez más) la aberración que vivimos en nuestro país, en el que le resulta mucho más económico viajar a las Islas Canarias a un residente en el Reino Unido, que a otro ubicado en territorio peninsular.

En este post comprobábamos cómo, un año más, las tarifas aéreas para volar a Canarias son infinitamente más baratas saliendo desde Inglaterra, que haciéndolo desde España.

Sin embargo, cada vez son más los países que ante un período de crisis como el actual, y las dificultades que están encontrando muchos viajeros para poder moverse con libertad por culpa de las restricciones sanitarias impuestas, han apostado decididamente por impulsar el turismo doméstico dentro de sus fronteras.

El último en hacerlo ha sido Tailandia, un destino turístico de primer orden que ha perdido más del 90% de la actividad que mantenía el sector en comparación con el mismo periodo del año pasado.

A día de hoy, se desconoce la fecha en la que el país asiático volverá a recibir a visitantes foráneos, y qué nacionalidades estarán autorizadas a acceder al mismo.

Los efectos de la crisis también han afectado de manera especialmente grave a la compañía aérea nacional, Thai, la cual ha tenido que declararse en quiebra para acometer una importante reestructuración interna.

Todo esto ha llevado a las autoridades locales a aprobar un plan de promoción destinado al turismo doméstico, por el cual se subvencionarán los vuelos en un 40% de su importe, y se entregará una ayuda de 3000 Bats para abonar el alojamiento.

En un principio, esta medida sólo está destinada a ciudadanos tailandeses que deseen pasar sus vacaciones dentro del país, y realicen un viaje que no supere 5 noches en el destino elegido.

De esta manera, se espera que los viajeros nacionales puedan suplir en parte la falta de turistas extranjeros.

Italia, otro de los destinos turísticos más importantes del mundo, aprobaba también medidas para incentivar el turismo doméstico entre sus ciudadanos.

Dentro de un gigantesco plan dotado con 55.000 millones de euros, el mayor de su historia, se procederá a entregar a familias con ingresos bajos lo que se ha denominado como el “bono vacaciones”.

Este tipo de bono asciende hasta un máximo de 500 euros y está diseñado para ser utilizado en hoteles y albergues del país transalpino. Su uso se ha limitado a ciudadanos con residencia fija en Italia.

Por su parte, Japón también daba el visto bueno a otro plan de promoción para el turismo interno, dotado con 12.500 millones de dólares.

Las informaciones que llegaron desde el país nipón en un principio fueron contradictorias, ya que en el momento de presentar a la prensa la batería de medidas adoptadas por las autoridades japonesas, se insinuó que también podrían verse beneficiados por las mismas turistas provenientes del extranjero.

Hasta ahora, parece que sólo están destinadas a ciudadanos nacionales, por lo que tendremos que seguir esperando para ver si finalmente existen posibilidades reales para los foráneos.

Este proyecto contempla la subvención de las tarifas aéreas domésticas hasta en un 50%.

En nuestro entorno más cercano, podemos también comprobar cómo Alemania ha recomendado a sus ciudadanos dedicar este año a viajar sin salir de sus fronteras, diseñando una campaña para promocionar el turismo doméstico.

Desde Francia también se ha pedido ayuda a la población para volver a reactivar el sector turístico nacional, que igual que en el caso de España se ha desplomado hasta niveles nunca vistos con anterioridad.

Desgraciadamente, este año muchas familias de nuestro país no podrán viajar ni dentro ni fuera de nuestras fronteras, y además tendrán que observar atónitas cómo ciudadanos extranjeros se benefician de tarifas, precios, ofertas y promociones para volar a España, a las que ellas no podrán acceder.

Noticias Relacionadas

Madeira, el ejemplo a seguir para Canarias y Baleares

Grecia se ríe de los “controles visuales” en los aeropuertos y pasa a la acción

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?