Una cabina con asientos a dos alturas: ¿Es este el futuro de la aviación?

Ya hay dos proyectos independientes que defienden esta solución.

Los prestigiosos premios Crystal Cabin Awards valoran ambas iniciativas como las mejoras propuestas para acabar con la masificación actual en la clase Economy de los aviones.

Dos investigadores ubicados a ambos extremos del planeta, uno en Holanda y otro en Japón, han llegado a la misma conclusión para evitar que se siga comprimiendo a los pasajeros dentro de las aeronaves comerciales actuales.

Las compañías aéreas necesitan transportar a más usuarios en cada vuelo, y hasta ahora las únicas medidas que se habían implementando para conseguir este objetivo pasaban por reducir el espacio entre asientos, o eliminar galleys y cuartos de baño para añadir más butacas en la cabina.

Además, el grado de reclinación que se oferta hoy en día en los asientos de la clase Economy es cada vez menor, no permitiendo el adecuado descanso durante los vuelos de mayor duración, lo que acaba influyendo en la experiencia final del pasajero.

Para intentar mantener un equilibrio entre las necesidades de las aerolíneas y la comodidad de sus usuarios, se han propuesto varias opciones que podrían llegar a cuajar en un futuro próximo.

La primera llega desde la universidad holandesa TuDelft, una de las más prestigiosas de toda Europa en lo que se refiere a estudios de tipo técnico, y de la mano del joven español Alejandro Núñez Vicente.

Alejandro ha desarrollado un nuevo sistema para distribuir los asientos en la clase Economy de los aviones, separando las filas de manera alternativa en dos alturas diferentes.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Concepto de cabina a dos alturas de la universidad TuDelft

Los compartimentos superiores donde hasta ahora se guardaba el equipaje de mano desaparecen definitivamente, y en su lugar se habilita otro compartimento con la misma función debajo de cada asiento.

De este modo, los pasajeros disponen de más espacio para estirar las piernas, lo que evitaría una de las quejas más habituales de los usuarios a la hora de volar largas distancias.

Este sistema también resolvería otro de los problemas más comunes dentro de las cabinas, que además suele generar importantes disputas a bordo: la reclinación del asiento.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Cabina diseñada por estudiante de la universidad TuDelft

La falta de tacto (y también de educación) de algunos usuarios del transporte aéreo a la hora de echar hacia atrás el respaldo de su butaca, ha generado no pocas peleas en pleno vuelo.

Al situarse los respaldos de cada fila a una altura diferente, el grado de reclinación se podría aumentar de manera muy considerable, sin que esto afectase para nada a la comodidad de los ocupantes de la cabina.

Este sistema podría llegar a implementarse en el avión en forma de “v” que presentaba la compañía KLM hace unas semanas, otro concepto que nace fruto del ingenio de los investigadores de la universidad TuDelft.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Proyecto de avión en "V de KLM

En realidad, sería compatible con cualquier avión de fuselaje ancho, como los modelos utilizados para operar las rutas de medio, largo y ultra largo alcance.

Otra de sus ventajas es un fácil y rápido montaje y desmontaje, lo que convertiría al aparato en un carguero para transportar mercancías en tiempo récord.

Por su parte, la empresa japonesa Toyota Boshoku también se inclina por el aprovechamiento de la parte superior de la cabina, aunque su propuesta difiere bastante de la holandesa.

En su caso, los japoneses quieren seguir explotando un concepto que se ha hecho común en su país, donde el espacio es uno de los bienes más preciados.

Se trata de ofertar pequeños compartimentos privados tipo cápsula, bautizados con el nombre de Cloud Capsule, donde los pasajeros de la clase Economy se podrían retirar a descansar, dormir, o disfrutar de más privacidad.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Proyecto Cloud Capsule de Boshoku

La idea es que estas cápsulas se comercialicen como un servicio extra para los pasajeros de la clase turista, los cuales comprarían su billete y tendrían que pagar otra cantidad a mayores para poder acceder a una Cloud Capsule.

Aunque esta idea resulta bastante interesante y ya ha pasado a la final de los premios Crystal Cabin Awards, tenemos dudas sobre el éxito de su implementación en Occidente, donde el tamaño físico de los pasajeros cada vez es mayor.

Si bien es cierto que el concepto de las “cápsulas” ha triunfado como sistema para albergar a usuarios en hoteles, buses, y también en trenes, dentro de la cabina de un avión podría llegar a aumentar la sensación de claustrofobia de los pasajeros más nerviosos.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Propuesta de cabina de Boshoku

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Proyecto para la clase Economy de Boshoku

Por otro lado, el hecho de poder disponer de un espacio a mayores de la propia butaca donde poder dormir, es una manera de acercar los privilegios de la clase Business al resto de clientes, sin tener que pagar por ellos cifras astronómicas que resultan muy poco asequibles para la mayoría.

Lo que resulta evidente es que la tendencia del sector es seguir aumentando el número de pasajeros de cada vuelo, por lo que es imprescindible que se comience a tener en cuenta la comodidad de estos.

Además, en una etapa post-pandemia, que esperamos llegue cuanto antes, muchos usuarios valorarán a la hora de elegir la aerolínea en la que van a viajar, la distancia que exista entre pasajeros dentro de sus aviones, por lo que la innovación y modernización de las cabinas se convertirá en un elemento diferenciador de gran relevancia.

Noticias Relacionadas

Vueling se hace con 18 slots de Air France en el aeropuerto de Orly

EEUU reabre sus fronteras al turismo europeo tras 18 meses de restricciones

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?