Volaris: experiencia de vuelo en la lowcost mexicana

Aunque México es un país norteamericano, muchas veces ubicado en Centroamérica por error, a efectos aéreos sí tenemos que situarlo con esa denominación, para evitar la competencia injusta y brutal que supondría si se comparase con las grandes gigantes del sector en los EEUU.

Por esta razón, cuando hablamos del mercado aéreo latinoamericano, nos estamos refiriendo prácticamente a todos los países que conforman el continente y cuyo idioma principal es el español, o el portugués.

Este mercado tiene unas características y comportamientos propios, derivados de un crecimiento cada vez mayor, pero que se encuentra muy limitado por ciertas restricciones técnicas y también de infraestructuras.

Destacan principalmente dos compañías aéreas, las cuales suman más del 40% de la oferta de asientos disponibles. Por un lado, tenemos al Grupo Avianca, formado por la compañía aérea del mismo nombre y la antigua TACA. Por otro, encontramos a LATAM, compuesto por la sinergia empresarial de LAN y TAM, y que domina mercados clave como el chileno, el peruano, o el brasileño.

Sin embargo, la rápida expansión de aerolíneas de bajo coste, más que perjudicar al sector, está dinamizando el mercado de una manera increíble. Los mejores ejemplos los encontramos al Sur del Continente, con la ultra lowcost dependiente de Indigo, JetSmart, en Chile (uno de los pocos países que permite operaciones de compañías 100% extranjeras) y la irrupción de Norwegian en Argentina.

Por otro lado, las tarifas enormemente económicas se ven muy penalizadas por todo tipo de tasas, impuestos y comisiones, que en muchas ocasiones llegan a representar el 50% del importe total de cada billete.

México representa la segunda economía más importante de Latinoamérica, detrás de Brasil, y sus aerolíneas dominan el mercado en el sector central del continente, de ahí nuestra aclaración de comienzo en el post.

Con las estadísticas relativas al primer semestre de este año, las compañías aéreas más destacadas en la zona central de América serían:

  • Aeroméxico, con 18% del total de los asientos ofertados.
  • Volaris, con un 13,9% del total de los asientos ofertados.
  • InterJet, con un 11,4% del total de los asientos ofertados.
  • Copa Airlines, con un 11,1% del total de los asientos ofertados.
  • Viva Aerobus, con un 7,9% del total de los asientos ofertados.
  • United Airlines, con un 6,8% del total de los asientos ofertados.

Hoy, nos vamos a centrar en la compañía de bajo coste Volaris, que comenzó sus operaciones en Marzo del año 2006.

La mexicana Volaris ha denominado “VFR” a su principal objetivo de captación comercial, haciendo un juego de palabras con el sistema VFR, que responde a las siglas de reglas de vuelo visual.

En el caso de Volaris, “VFR” hace alusión a Visiting Friends and Relatives (Visitar amigos y familiares), lo que equivale a etiquetar la aerolínea con el marchamo de bajo coste doméstica.

Volaris opera diversos destinos tanto en México, como en los EEUU, y desde el año 2013 cotiza en la bolsa norteamericana (NYSE), y también en la mexicana (BMV).

Cuenta con una flota de 72 aviones, todos ellos de la familia Airbus A320. La media de edad de todas las aeronaves no supera los 4,5 años, por lo que puede ser considerada una flota bastante joven.

Volaris tiene su hub principal en el aeropuerto Toluca de la Ciudad de México.

Gracias a nuestro amigo Angel Reyes, hoy os presentamos su opinión y valoración de un vuelo realizado con Volaris.

Autor: Angel Reyes

Hace dos semanas hice una pequeña escapada a La Paz (Baja California Sur) para visitar a unos amigos, y quisiera compartir con vosotros mi experiencia con la compañía Volaris, y así ya tenéis otra opción encima de la mesa, por si alguna vez venís a México y os toca hacer vuelos internos, o a los EEUU.

Ruta:

Guadalajara – La Paz (1 hora de vuelo)

Aeropuertos:

El de Guadalajara tiene un tamaño mediano, parecido al de Alicante, pero muchísimo tráfico (sólo a Ciudad de México salen 3 o 4 vuelos cada hora) por lo que más pronto que tarde lo ampliarán, al menos con una segunda pista.

Por su parte, el de La Paz es muy pequeño, me recordó al ya casi histórico de Murcia-San Javier.

Avión:

Un A321 con winglets. Esta compañía utiliza exclusivamente modelos de la familia A320.

Asiento:

Espacio para las piernas bastante ajustado, aunque no tanto como Iberia Express, había 3 dedos de espacio entre mi rodilla y el respaldo delantero (ver foto).

Puntualidad:

Ligero retraso de 20 minutos a la ida. A la vuelta todo en hora.

Organización:

El embarque se hace por grupos, igual que en aerolíneas full service, bastante organizado.

Tripulación:

Trato correcto, y siendo una low cost se agradece que no estén bombardeando a los pasajeros con publicidad. Eso sí, los snacks a bordo son de pago.

Precio:

Muy bueno, unos 40 euros al cambio.

Sobre la facturación no puedo decir nada, porque yo solamente iba con maleta de mano, la cual se puede llevar gratis en cabina (espero que no copien a Ryanair), eso sí, iban buscando voluntarios para bajar la maleta a la bodega porque el vuelo iba lleno.

Es la segunda vez que utilizo esta compañía y, la verdad, no tengo ninguna queja sobre ellos. En general todo bastante correcto y a buen precio. Es una buena opción para moverse por la zona.

Espero que la publicación sea de utilidad para vosotros. En diciembre haré la ruta GDL-MEX con Interjet (la otra gran low cost de México) antes de dar el salto a Madrid, e intentaré compartir esa experiencia con vosotros para que así os hagáis una idea de cómo son las dos principales low cost en este rincón del mundo.

Saludos.

PD: La Baja California es un destino fantástico y normalmente desconocido para los europeos, por lo que si alguna vez encontráis alguna oferta a través de Turama, no lo penséis y venid para acá.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario