Wizzair vs. Ryanair, comienza una nueva guerra en el aire

Durante este Verano, Wizzair y Ryanair se han encontrado compitiendo de manera directa en hasta 100 rutas aéreas, pero con la llegada del Invierno el enfrentamiento no sólo no ha acabado, sino que está comenzando a tomar mucha más fuerza.

Así es, hasta no hace demasiado tiempo, Ryanair presumía de ser la única y verdadera aerolínea ultra lowcost de toda Europa, pero con la competencia de la rival procedente de Hungría, ya son dos las que pugnan por lo que entendemos que para ellas es todo un honor.

Como dos niños pequeños peleando por ver quién se lleva el caramelo, tanto Michael O´Leary, CEO de Ryanair, como Jozsef Varadi, su homólogo en Wizzair, retuercen y tergiversan todos los datos posibles para arrimar el ascua a su sardina.

Para O´Leary, Ryanair es la compañía aérea más verde y sostenible del viejo continente, y no se cansa de anunciarlo en su web, en las tarjetas de embarque, en su publicidad, en campañas de marketing y mailing masivo, y creemos que también hasta en el papel higiénico de los lavabos de sus aviones.

Lo cierto es que la lowcost irlandesa, muy al contrario, es la aerolínea más contaminante de Europa, pero a O´Leary se le ocurrió que sería mucho más presentable dividir la huella de O2 que dejan sus aeronaves, entre el número total de pasajeros que transporta cada una. Con el altísimo nivel de ocupación de Ryanair, el porcentaje contaminante asignado a cada viajero resulta ser bastante bajo.

Sin embargo, para Varadi es su aerolínea la más verde y menos contaminante de Europa, y tampoco se cansa de decirlo, y repetirlo, y repetirlo, y repetirlo, y repetirlo…

Varadi entiende que dado que actualmente el modelo de avión considerado uno de los menos contaminantes, el Airbus A321, es por el que ha apostado para el presente y futuro de Wizzair, entonces por esa regla de tres, su aerolínea también tiene que ser la que menos impacto de O2 deja en la atmósfera, y por tanto la más respetuosa con el medio ambiente.

Pasa exactamente lo mismo en cuanto a las tarifas ofertadas: O´Leary afirma que Ryanair comercializa los precios más bajos del sector, tomando como referencia la media que abona cada pasajero en una ruta determinada.

Para Varadi, Wizzair es la más económica de toda Europa, si se calcula el importe medio por kilómetro ofertado en cada ruta.

Incluso ambos también están peleando para intentar demostrar qué sistema organizativo es el más eficaz.

O´Leary defiende su estructura tipo IAG, con 4 divisiones distintas: Buzz, Lauda, Malta Air, y la propia Ryanair.

Varadi afirma que ese tipo de organización se acaba volviendo muy complicada y difícil de manejar, por lo que cree que la sencillez de Wizzair es un punto a su favor.

Incluso, el CEO de Wizzair ha llegado a señalar a O´Leary comentando que en lo único que le gana, es en el ahorro de costes operacionales, insinuando la extrema tacañez de su homólogo en Irlanda.

Esto es equivalente a cuando le dijo la sartén al cazo: “aparta que me ensucias !!”…

Por último, la escalada de “extrema violencia” entre estos dos pesos pesados del lowcost, ha llegado a tal extremo que incluso se han mentado sus propios aviones.

Varadi le ha dicho a O´Leary que sus Airbus A321 pueden transportar hasta a 202 pasajeros, mientras que los Boeing 737 de Ryanair tienen una capacidad media máxima de 189.

A lo que O´Leary ha respondido que sí, que es cierto, pero que en cuanto le devuelvan todos los 737MAX que tiene parados en tierra, se van a enterar en Hungría de lo que vale un peine.

Con una flota de 476 aparatos, frente a los 110 de Wizzair, O´Leary ha dejado caer que la única competencia que le afecta de la bajocoste húngara, es la que comparte destinos con Buzz, una de sus filiales ubicada en Polonia y anteriormente conocida como Ryanairsun.

A lo que Varadi le ha contestado que sí, que es cierto, pero que en los primeros 6 meses de este mismo año, Wizzair ha declarado un beneficio económico de 388 millones de euros, cuando la gran mayoría de compañías aéreas están pasando por un momento muy negativo.

Ahora, estaría genial que ambas se pelearan por ver cuál es la que recibe menos reclamaciones de sus clientes, la que se retrasa menos, la que cancela menos vuelos, y la que provoca menos conflictos con sus propios empleados.

Esa pelea sí que nos encantaría contarla.

Noticias Relacionadas

Air Europa: servicio caro y muy deficiente

Wizzair vs. Ryanair, comienza una nueva guerra en el aire

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?