¿Y qué pasa con Air Europa?

Esto es lo que nos estamos preguntando todos. En un Verano en el que Vueling ha vuelto a despertar todos los fantasmas del pasado, Ryanair va de huelga en huelga y tiro porque me toca, EasyJet a lo suyo, que es llegar tarde, British Airways atravesando una de sus peores crisis, e Iberia alardeando de una supuesta puntualidad que es más falsa que un euro de madera, no hemos oído una sola palabra que haga referencia a Air Europa.

Y quizás sería este el momento para preguntarnos si esto es bueno, o malo. Si hacemos caso al viejo dicho de “no news, good news”, debería ser bastante bueno, pero por otro lado es muy raro que apenas se haya hablado de una de las aerolíneas más importantes del país durante toda la campaña de Verano.

Además, esta temporada se preveía un tanto complicada para Air Europa, después de haber apostado fuertemente por el Boeing 787 “Dreamliner”, cuyos problemas en determinadas series de algunos motores ha causado muy serios perjuicios a muchas compañías aéreas a todo lo largo y ancho del planeta.

Sin embargo, así como otros años se nos llenaba el buzón de mensajes de seguidores que habían tenido algún problema con la aerolínea, ahora mismo podemos decir que no hemos vuelto a recibir ninguno desde finales del 2017.

Ni siquiera ha registrado incidentes de importancia desde el pasado 30 de Abril, día en el que uno de sus 737 sufría varios impactos contra aves al aterrizar en el aeropuerto de Madrid, lo cual se resolvió sin mayores consecuencias.

Es más, por nuestra parte no hemos utilizado en lo que llevamos de 2018 el largo radio de Air Europa, pero en lo que se refiere al corto, y más concretamente a Air Europa Express, que es lo que nos toca, tampoco hemos sufrido ningún tipo de retraso ni cancelación.

Después de decidir dejar de comercializar billetes de Vueling, a la vista de la que estaba montando durante el Verano, con la mosca detrás de la oreja y también con bastante cautela, decidimos apostar por los vuelos de Air Europa, para poder cerrar nuestros paquetes de hotel y avión.

Pues, a día de hoy, ninguno de nuestros clientes y pasajeros tampoco nos ha pasado quejas relacionadas con vuelos de Air Europa.

Entonces, ¿qué pasa con Air Europa?…

Pues para empezar, deberíamos dejar claro que no tiene que pasar absolutamente nada, ni con Air Europa ni con ninguna otra aerolínea. Hemos llegado a una situación de acumulación de despropósitos tan sumamente grande, que parece que lo normal es salir cada pocos días en las portadas de todos los diarios por haber dejado a grupos de pasajeros colgados en aeropuertos nacionales e internacionales.

Por esta razón, cuando llevamos cierto tiempo sin oir quejas ni reclamaciones por hechos similares, tenemos esa extraña sensación de que algo raro está pasando, cuando en realidad esto debería ser lo normal.

Una aerolínea que a día de hoy no ha sufrido huelgas de pilotos, protestas de sus TCP, incidentes o accidentes de relevancia, escándalos veraniegos, la verdad que es como una gota de agua en pleno desierto.

Y decimos esto nosotros, desde Turama, que hemos criticado muy duramente a Air Europa cuando estimamos que correspondía hacerlo. Pero no deja de ser cierto que la crítica por la crítica tampoco tiene una razón de ser, si luego no va acompañada de comentarios positivos cuando las cosas se hacen bien.

Air Europa: siempre dando la nota.

Es justo lo contrario de lo que nos ha pasado con Vueling, que tras el desastre del 2016 fue crucificada por todos los medios y que durante el 2017, sin embargo, tuvo un comportamiento casi casi ejemplar. Eso nos sirvió para felicitar en su momento a la bajo coste española por su buen desarrollo durante la temporada estival, la más complicada por excelencia, en el pasado ejercicio.

Lamentablemente, este año Vueling nos ha quitado la razón a nosotros y se la ha vuelto a dar a todos aquellos que exigieron su disolución tras lo ocurrido en el Verano del 2016, y que volverán a solicitar lo mismo al término de este.

Air Europa, al contrario, el año pasado nos dio bastantes quebraderos de cabeza y hubo ciertos comportamientos con sus empleados que tampoco nos gustaron demasiado. Por lo que se ve, los papeles se han cambiado.

Además, después de juntarse con O´Leary, el máximo responsable de Ryanair, mucho nos temíamos que se contagiasen las malas formas entre ambas aerolíneas, pero la colaboración entre la mayor bajo coste de Europa y la compañía española, tampoco ha dado mucho que hablar.

Lo que se buscó desde Air Europa es aprovechar el enorme flujo de viajeros de Ryanair para comercializar sus propios vuelos desde la plataforma web de la compañía irlandesa.

De esta manera, Ryanair serviría como un “alimentador” de clientes para Air Europa, trasladando a usuarios de su propia red a los hubs de la española.

Esto ha funcionado, por ejemplo, con la ruta operado a Tel Aviv, en Israel, que además también ha servido para comercializar en ese país vuelos a Miami, Venezuela, Colombia, Perú o Paraguay, con una escala en Madrid.

Es decir, no sólo se ha aprovechado la corriente de pasajeros de Ryanair para canalizarla hacia Israel, sino que se ha vendido el producto propio dentro del propio país, poco acostumbrado a volar a destinos en Sudamérica.

En lo que no estamos tan seguros es sobre el anuncio realizado por Air Europa para comenzar a operar 5 vuelos semanales entre Madrid y Panamá, a partir del próximo 25 de Febrero del 2019.

Ya lo dijimos en su día, cuando Iberia nos anunció a bombo y platillo, como si fuese todo un éxito, la reapertura de rutas a Managua, Nicaragua. Mientras algunos nos tachaban de cenizos y auguraban un feliz futuro en el nuevo destino, escribimos claramente que no iba a funcionar. Es más que evidente que no nos habíamos equivocado.

Si bien es cierto que Panamá no es Nicaragua, ni nada parecido, no creemos que sea tampoco el momento para apostar por el país, al menos desde el punto de vista turístico, que es el que nos afecta a nosotros.

No creemos que haya ni una demanda étnica, como sí ocurre en otros lugares del continente Americano, ni tampoco nacional, por lo que mantenemos nuestras sospechas iniciales.

Por lo demás, sólo esperamos que tras la publicación de este post no salte de repente un aluvión de protestas y reclamaciones, porque basta con que un día se nos de por felicitar a alguien, para que al día siguiente nos pinchen el globo.

Pero sí, esta vez lo vamos a hacer, y queremos aprovechar para felicitar a Air Europa por no haberla liado, al menos demasiado, durante este Verano. Gracias a esto, no sólo ha ganado la propia aerolínea, sino también nosotros, las agencias que hemos vendido sus billetes, y lo más importante de todo, nuestros clientes que finalmente son sus propios pasajeros.

Sin duda, una sorpresa muy poco esperada, por eso nos hace bastante más ilusión. Esperamos que sólo sea el principio de una remontada épica de Air Europa, en lo que se refiere a su posicionamiento global dentro del sector, no de sus tarifas…

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario