Yo compraría Air Europa

Es realmente triste que a día de hoy todavía no se haya reconocido el gran mérito que ha tenido en la historia aérea de nuestro país, ni se conozcan todos los moldes que ha roto y las barreras que ha superado.

Air Europa es una excelente aerolínea terriblemente mal gestionada por parte de sus propietarios.

La compañía nacía con el nombre de Air España, gracias a la aportación del grupo inglés ILG, propietario a su vez de otra aerolínea de nombre muy similar: Air Europe.

Es recomendable no confundir a Air Europe con Air Europa, ni al grupo empresarial inglés IAG, con ILG.

Tanto ILG como Air Europe quebraban en el año 1991 y en ese momento entraría en escena Juan José Hidalgo, el propietario de Viajes Halcón, que poco después se haría famoso gracias a la recordada campaña publicitaria de “Curro se va al Caribe”.

Hidalgo se hacía con la aerolínea y tras la desregularización del espacio aéreo español en el año 1993, Air Europa se convertía en una de las mayores competencias de Iberia, acercando el mar Caribe hasta muchos millones de españoles que siempre lo habían visto como un destino turístico reservado sólo para los más pudientes.

Con la creación del grupo Globalia en el año 1998, Air Europa da el primer campanazo nacional a través de la adquisición de los nuevos modelos Boeing 737-800NG, tercera generación del mítico 737 que, a diferencia de su sucesor, marcaría toda una época en la historia de la aviación comercial.

La larga lista de malas influencias que ha tenido que soportar Air Europa comenzaría en el año 2000, cuando se une con Alitalia para ampliar la oferta de destinos desde España. La aerolínea italiana ha sido casi con toda probabilidad la compañía peor gestionada del viejo continente, y todos aquellos que en algún momento decidieron apostar por ella han tenido que ver cómo su dinero se esfumaba sin dejar rastro.

Air Europa se convertía en la primera compañía destinataria del novísimo modelo de Airbus, el A350, firmando un pedido con el constructor europeo para la adquisición de 10 unidades. Lamentablemente, Airbus no pudo cumplir con los plazos de entrega pactados en su momento, y Air Europa se veía obligada a cancelar la orden inicial, obteniendo a cambio una indemnización de 70 millones de euros.

La aerolínea cambiaba totalmente de rumbo y apuntaba directamente hacia Boeing, convirtiéndose en la primera compañía en volar el modelo 787 “Dreamliner” en el espacio aéreo nacional.

En el 2005 también se convirtió en la primera operadora de vuelos directos hacia China, a través de una de las flotas de aviones más modernas del mundo.

En los años 2011 y 2018 Air Europa recibía el título de la aerolínea más eficiente de Europa en términos medioambientales, alcanzando la tercera posición del mismo ranking a nivel mundial.

Pero todos estos logros no consiguieron disimular la pésima gestión laboral de la compañía, en la que cientos de empleados encadenaban contratos temporales durante años.

Esta situación fue denunciada ante la Inspección de Trabajo, que posteriormente obligaría a Air Europa a convertir en indefinidos a más de 400 tripulantes de cabina.

La Audiencia Nacional también declararía nulo el despido de 29 pilotos dentro de un expediente ERTE presentado en el año 2012, ordenando su reincorporación inmediata en la plantilla de la aerolínea.

Pero parece que Globalia estaba empeñada en creerse por encima de la ley, y acostumbrada a hacer lo que le venía en gana cuando le venía en gana, cruzaba todas las líneas rojas al contratar de forma irregular a trabajadores extra comunitarios para operar sus vuelos a Santo Domingo, Montevideo, Lima y Punta Cana.

Teniendo a miles de trabajadores debidamente dados de alta y ansiosos de poder desempeñar tal labor, Air Europa se hacía con los servicios de 153 tripulantes que carecían de los obligatorios permisos de trabajo y de residencia.

Esto le costaba la apertura de 4 actas por parte de la Inspección de Trabajo: una en materia laboral de extranjería, otra por parte de la Seguridad Social, una tercera por las faltas en la afiliación y alta de oficio de los empleados contratados de manera ilegal, y una última por obstruir la labor de los Inspectores de Trabajo.

Como bien dice el refrán: “Dios los cría y ellos se juntan”, y los directivos de Air Europa decidían asociarse con Ryanair para lograr el beneficio mutuo de ambas compañías.

O´Leary estaba convencido de que le iba a sacar partido a las rutas de largo radio de la aerolínea española, y los Hidalgo creían que se podrían aprovechar del enorme número de pasajeros de la lowcost irlandesa.

Al final, ni lo uno ni lo otro, porque todo quedó en un ejemplo práctico más de de lo que pudo haber sido y no fue.

En el año 2017 y cuando la situación social y política en Venezuela estaba probablemente en uno de sus momentos más críticos, Air Europa fue la única compañía que decidió ordenar a sus tripulaciones pernoctar en Caracas, a pesar del riesgo que esto suponía.

Cuando la práctica totalidad de aerolíneas mundiales habían decidido cancelar sus rutas hacia el país caribeño, o al menos evitar pernoctar en el mismo, las cabezas pensantes de Air Europa seguían empeñadas en dar una imagen de normalidad al régimen de Maduro.

Finalmente, uno de los furgones que trasladaba a la tripulación de un avión de Air Europa desde el aeropuerto hasta su hotel en Caracas, era tiroteado en plena vía pública por una banda de delincuentes. Una incidencia que, afortunadamente para Globalia, se saldó sin heridos.

A pesar de todo esto, los Hidalgo se convertían en socios comerciales de Maduro, y decidían invertir en un supuesto plan turístico para reactivar el sector en Venezuela.

Como decíamos al comienzo, Air Europa es una excelente compañía aérea, aún con el lastre que ha implicado para su desarrollo Globalia y la familia Hidalgo.

Cuenta con una flota de aeronaves envidiable, y una plantilla de trabajadores que a pesar de haber tenido que aguantar lo que han tenido que aguantar, mantienen un altísimo nivel de profesionalidad.

Yo compraría Air Europa, ¿por qué no?. Lo tiene todo para poder triunfar en el sector y muy probablemente si hubiese estado en otras manos desde el principio, hoy no se encontraría a punto de ser malvendida.

Noticias Relacionadas

Accidente en India: hasta en 5 ocasiones se advirtió sobre el riesgo

Cómo hundir el turismo español en 5 sencillos pasos

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?