Air China, la tercera en discordia

Cuando las aerolíneas europeas decidieron lanzarse definitivamente a por el mercado chino, en ningún momento pensaron la reacción que iban a tener las compañías aéreas del país asiático.

En un principio, todas se las prometían muy felices, pensando en uno de los mercados con mayor número de clientes potenciales, pero en apenas un período de 4 años han visto como las aerolíneas locales crecían y se multiplicaban como la espuma, relegando a las europeas a un desarrollo muchísimo menor al deseado.

De hecho, en menos de 5 años, el número de compañías chinas operando rutas de largo recorrido ha aumentado de tan solo 4, a las 12 que estarán activas durante este Verano, justo en cuanto las dos últimas (Juneyao y Shanghai Airlines) comiencen a volar hacia Europa.

 

Con esta competencia encima de la mesa, la cantidad de asientos ofertados en vuelos con origen/destino China por aerolíneas del viejo continente, no supondrá ni el 50% del total, que ya está en manos de compañías locales.

La singularidad

A pesar del esfuerzo que han hecho las compañías aéreas europeas por atraer al mercado chino, incluso contratando personal de cabina asiático, para eliminar posibles barreras idiomáticas, o adaptando el entretenimiento a bordo a los gustos de los nuevos pasajeros, así como los menús de las comidas, es más que evidente que la población china prefiere viajar en sus propias aerolíneas.

Así como en Europa el viajero medio, sobre todo el más joven, prefiere “buscarse la vida” y no le importa volar en ninguna compañía aérea en especial, sino en la que le ofrece los billetes más baratos, el viajero chino prefiere hacer turismo en compañía de los suyos, normalmente dentro de enormes grupos.

El turista chino no es precisamente un aventurero: no gusta de hablar otros idiomas, por lo que requiere una atención propia en el suyo, y tampoco es de los que prefieren probar nuevos sabores y experiencias cuando está en el extranjero.

Mucho se ha hablado (y hemos hablado) sobre el comportamiento y educación de estos grandes grupos de turistas chinos, que en ocasiones no tienen demasiado en cuenta a los demás.

Curiosamente, en muchos países incluso se han tenido que tomar medidas para evitar ciertos problemas que se están produciendo con relativa frecuencia alrededor de estas excursiones masivas que parten desde China, pero al mismo tiempo se siguen esforzando por hacer todo lo posible por aumentar el número de visitas desde ese país.

Esta tan especial idiosincrasia se refleja también en sus compañías aéreas, en las que muchos pasajeros de origen no asiático a veces no se encuentran especialmente cómodos.

El punto clave se centra, principalmente, en la atención al cliente cuando surgen problemas o incidencias.

Air China

Tal y como afirmamos en el título de este post, Air China es, por capacidad de asientos internacionales, la tercera aerolínea del país, por detrás de China Eastern y de China Southern.

De acuerdo a la puntuación de la consultora Skytrax, Air China es una compañía 3 estrellas, con un global de 4 puntos sobre 10.

Tal y como comentábamos anteriormente, las quejas más habituales suelen estar referidas a la brusquedad en el trato cuando se producen incidencias.

Además, los dos apartados menos valorados por sus pasajeros, son la calidad de la comida y bebida a bordo, y el entretenimiento en vuelo.

Air China copa el 19% del total de asientos ofertados a destinos fuera del país, manejando un volumen semanal de 384.415.

En este aspecto, sólo es superada por China Southern, que registra el 19.5% del total de asientos ofertados semanalmente al extranjero (393.140), y por China Eastern, que con sus 460.191 asientos semanales ofertados en vuelos fuera de China, maneja el 22.8% del total del sector.

Air China vuela en la actualidad 127 rutas internacionales, que cubren más de 45 países diferentes.

Sus dos mayores competidoras, China Eastern y China Southern, están operando a día de hoy 175 y 163, respectivamente.

A cierta distancia de estas tres compañías, se encuentran otras 26, algunas como Chengdu Airlines que se estrenaban este mismo año con operaciones internacionales.

Air China está despegando desde 201 aeropuertos de todo el mundo.

Flota

Air China mantiene en la actualidad una flota compuesta por 415 aeronaves, las cuales tienen una edad media operativa de 7.1 años, por lo que podemos calificarla como “joven”.

En lo que se refiere a corto y medio radio, destacan los 66 Airbus A321, con una edad media operativa de 6.8 años.

Para las rutas de medio y largo radio, nos fijamos especialmente en sus 59 Airbus A330 y 141 Boeing 737, con una edad media de 7.8 y 7.3 años, respectivamente.

En largo radio queremos destacar sus 10 Airbus A350 XWB, de menos de un año de vida operativa, y sus 14 Boeing 787 Dreamliner, con tan solo 2.4 años.

Destacamos también 28 Boeing 777 y 10 Boeing 747.

Rutas

En lo que se refiere a trayectos internacionales, la ruta con mayor ocupación de Air China, es la que cubre la distancia entre Hong Kong y Beijing, con un total de 944.220 asientos ofertados durante el año pasado.

La segunda sería Tokyo Haneda – Beijing, con 667.393 asientos en 2018. En tercer lugar estaría Los Angeles – Beijing, con 629.834 asientos.

En cuanto a vuelos domésticos, destaca con mucha diferencia la ruta Chengdu – Beijing, con una oferta durante el 2018 de 3.002.436 asientos.

Air China ofertó el pasado año un total de 90.531.776 asientos.

Para poder tener una perspectiva de comparación, Iberia ofertó en el 2018 un total de 31.373.597 asientos.

Conclusión

El crecimiento de las compañías aéreas chinas es un hecho innegable, y Air China no es ninguna excepción a esta norma.

Después de China Southern, con un total de 40 pedidos pendientes, Air China es la segunda aerolínea del país que espera un mayor número de aviones de fuselaje ancho para incluir en su flota, en concreto, un total de 27 aeronaves más.

Esto nos puede dar una idea de lo que podría estar a punto de llegar durante los próximos años.

Lo que no tenemos tan claro es el tipo de pasajero que ocupará todos estos aviones. Como comentamos anteriormente, sabemos de antemano que la inmensa mayoría de usuarios serán chinos, pero no nos es posible adelantar si, finalmente, el mercado europeo también sucumbirá ante el desarrollo de las aerolíneas nacionales.

Cabe hacer mención que entre las compañías extranjeras que suponen una mayor competencia dentro de China, no se encuentra ninguna europea.

Sería una muy curiosa paradoja el que, después de apostar fuertemente por hacerse un hueco dentro del mercado chino, fuesen las aerolíneas del viejo continente las que se tuviesen que retirar de la lucha por el pasajero asiático, y lo que aún sería peor, que el viajero europeo también acabase volando a China con compañías de fuera de la UE.

Sobre esto, tenemos muchas dudas al respecto. A día de hoy, desconfía tanto, o más, el usuario chino de las aerolíneas europeas, como el europeo de las chinas.

Veremos si finalmente, como suele ocurrir, lo único que se acaba imponiendo es el precio de los billetes que oferte cada una.

Noticias Relacionadas

Iberia y Vueling copian a Air Europa

EasyJet y Vueling: entre pillos anda el juego

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?