American Airlines permitirá bebidas alcohólicas, pero sólo a pasajeros de primera clase

La decisión ha creado un gran malestar entre la opinión pública estadounidense.

Mientras algunos aluden al mayor precio de los billetes como justificación, otros hablan directamente de una política clasista que carece de fundamento.

El pasado 31 de Mayo, nos hacíamos eco de la noticia relativa a la nueva norma implementada por algunas compañías aéreas de los EEUU, las cuales habían optado por prohibir el consumo y venta de bebidas alcohólicas dentro de las cabinas de sus aviones.

“American Airlines y Southwest prohíben la venta y consumo de alcohol en sus aviones”.

El muy preocupante aumento de las agresiones físicas a los tripulantes de cabina por parte de algunos pasajeros supuestamente alcoholizados, propició que finalmente tanto American Airlines como Southwest decidiesen acabar prácticamente al unísono con este servicio.

Precisamente, una empleada de la lowcost norteamericana sufría heridas en la cara y la pérdida de dos dientes hace apenas un par de semanas, en un vuelo entre Sacramento y San Diego, tras solicitar antes del despegue a una pasajera que se abrochase el cinturón de seguridad.

Las imágenes de lo sucedido quedaron reflejadas en el siguiente vídeo:

Hasta la declaración de pandemia, la mayoría de estos incidentes tenían como origen el desprecio a las normas impuestas por las compañías aéreas, que a su vez están basadas en leyes nacionales e internacionales, como la obligación de llevar el cinturón de seguridad durante diversas fases del vuelo, la necesidad de mantener el respaldo del asiento en posición vertical y la bandeja del mismo plegada, no cerrar las ventanillas en las maniobras de despegue o aterrizaje, etc.

Sin embargo, debido a las nuevas restricciones sanitarias y a la necesidad de portar una mascarilla sobre boca y nariz, parece que los “rebeldes del aire” se han multiplicado de manera exponencial. 

Es cierto que para muchos de estos pasajeros el exceso de alcohol en sangre adquiere un papel fundamental, que además es posteriormente utilizado delante de los jueces para intentar minimizar sus acciones, por lo que en un principio y sin atender a otras consideraciones, parece que la medida de prohibir el consumo y venta de bebidas alcohólicas tiene razones de peso.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Bebiendo alcohol a bordo de un avión.

Pero la aclaración por parte de American Airlines de que esta prohibición sólo se aplicará a los pasajeros de la clase Economy (Turista), ha generado un aluvión de críticas entre gran parte de los usuarios, que ven en ella una especie de recreación de la antigua serie televisiva “Upstairs, Downstairs”, basada en las diferencias y privilegios que existían entre las clases altas (Upstairs) y el simple populacho (Downstairs).

La pregunta que muchos se hacen en estos momentos es sí, en general, las aerolíneas consideran más conflictivos a los pasajeros que viajan en la clase Economy, que a los que lo hacen en Business o Primera clase.

Para responder a esta cuestión, el portal web Thrillist se dirigió directamente a los tripulantes de cabina, preguntándoles si realmente el comportamiento en la clase económica es mucho peor que en las más caras, y la conclusión a la que llegaron no fue precisamente esa.

Para la mayoría de profesionales que prestan sus servicios en diversas compañías aéreas de los EEUU, los peores pasajeros son aquellos que hacen uso de la clase Premium Economy, a los que atribuyen un comportamiento de “nuevos ricos”.

“Sus requerimientos llegan a ser verdaderamente ridículos, exigiendo un servicio continuado durante todo el trayecto. Son más demandantes que los de Primera clase y Economy juntos”, afirmó una de las tripulantes de cabina encuestadas.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Copa de Champagne en Primera clase

Ahora bien, para el caso que nos ocupa lo que sería necesario saber es en qué lugar queda el alcohol dentro de esta problemática, y si es cierto que sus peores efectos impactan en menor medida entre los pasajeros que viajan en Primera clase.

Respondiendo a la primera pregunta, la OMS mantiene que el consumo de alcohol se relaciona con comportamientos agresivos en un porcentaje muy superior al de cualquier sustancia psicotrópica.

De hecho, diversos estudios epidemiológicos publicados por este organismo han demostrado que las intoxicaciones etílicas agudas tienen un rol determinante en casi el 50% de los crímenes violentos y agresiones sexuales que se producen en todo el mundo.

Como es obvio, el alcohol no distingue entre viajeros de Primera clase, Business, Premium, o Economy, pero si es cierto que este tipo de incidentes violentos son más frecuentes entre estos últimos, y además son susceptibles de ocurrir con mayor frecuencia en aerolíneas de bajo coste y de ultra bajo coste.

Esto se explica en numerosos artículos publicados por la revista científica Proceedings, de la editorial MPDI, los cuales achacan mayor beligerancia a los pasajeros de las clases más económicas debido a factores externos, tales como asientos más incómodos, poco espacio, más tiempos de espera a la hora de facturar, embarcar y desembarcar, entre muchos otros.

Es decir, la incomodidad, el cansancio y el estrés son factores que pueden hacer saltar la chispa mucho antes en Economy que en Primera Clase.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Pasajeros en clase Economy

¿Esto justifica que se puedan consumir bebidas alcohólicas en los asientos delanteros del avión pero no en los traseros?.

Pues igual que sucedió durante los primeros meses de la pandemia, en los que las aerolíneas retiraron el servicio de catering de prácticamente la totalidad de sus aviones, excepto en muchos casos a los pasajeros de Primera clase, se considera que aquellos que pagan más deben de recibir a cambio una oferta más completa.

Se trata en último caso de la regla más básica de cualquier mercado: tú me pagas más dinero y yo te doy un mejor servicio o producto, nada más ni nada menos.

Un pasajero de Economy nunca se ha quejado por tener un asiento más pequeño que otro que vuele en Primera clase, porque sabe que paga menos dinero por el, pero hasta ahora si se estaban ofertando bebidas alcohólicas a ambos. La gran diferencia es que al primero se las cobraban, y al segundo se las daban como cortesía.

No creemos que se trate de una política clasista, sino más bien de una interpretación bastante subjetiva de la ley de la oferta y de la demanda, o una excusa para segmentar todavía más el servicio en clase Economy.

En todo caso, los propios usuarios se encargarán de hacer saber si es acertada o no.

Noticias Relacionadas

Wizz Air intenta la compra de Easyjet

British Airways planea crear una aerolínea subsidiaria de bajo coste

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?