British Airways amenaza con abandonar el aeropuerto londinense de Heathrow

Heathrow quiere incrementar sus tasas de aterrizaje en un 76%.

La imagen de un aeropuerto de Heathrow sin los aviones de British Airways, sería tan sumamente chocante como la de Barajas sin los aparatos de Iberia, la del Charles de Gaulle sin los de Air France, la de Schiphol sin los de KLM, o la del aeropuerto de Frankfurt sin aeronaves de Lufthansa.

Aviones de British Airways en el aeropuerto de Heathrow

Lo que en un principio parecía absolutamente impensable, amenaza con hacerse realidad tras las declaraciones efectuadas por Luis Gallego, máximo responsable del grupo IAG, en el que se engloba la aerolínea bandera británica British Airways.

Heathrow quiere aumentar en un 76% el importe que las compañías aéreas deben de abonar por cada pasajero transportado, pasando de las 19.60 libras actuales, hasta alcanzar la cifra de 34.40 libras.

Esta decisión, anunciada por la CAA británica el pasado mes de Octubre, ha sido muy fuertemente criticada desde IAG, asegurando que las tasas que hay que pagar por operar en Heathrow estaban ya entre las más caras de todo el mundo.

Para Luis Gallego, una subida tan espectacular no ayuda de ninguna manera a la recuperación del sector, y además se corre el riesgo de perder competitividad.

Gallego realizó estas declaraciones durante la conferencia Airlines 2021, recientemente celebrada en Westminster, en la que aportó datos que demuestran que el 40% de los pasajeros que pasan por Heathrow lo hacen para conectar con otro vuelo.

“Simplemente pasan por el aeropuerto mientras siguen su camino hacia otros destinos, algo que podrían hacer muy fácilmente desde diversos hubs más competitivos. Si el plan de subida de tarifas sigue adelante, sé positivamente que IAG no será la única en reconsiderar la utilización del aeropuerto de Heathrow”.

Este mismo problema se ha reproducido en el aeropuerto de Schiphol, otro de los más relevantes del Viejo Continente, en el que también está a punto de aprobarse un aumento de las tarifas de aterrizaje del 37%.

Aeropuerto de Schiphol en Países Bajos

Ante la total oposición de los CEOs de KLM y EasyJet, las dos aerolíneas que cuentan con más movimientos diarios en Schiphol, el aeropuerto holandés pasará a cobrar a cada compañía 38 euros por pasajero transportado, 10 euros más que la tarifa vigente hasta ahora.

Pieter Elbers, CEO de la compañía bandera de Países Bajos KLM, ha dicho que en último caso estaría dispuesto a aceptar una subida de las tarifas del aeropuerto de Schiphol, pero el 37% anunciado unilateralmente por Robert Carsouw le parece “totalmente inasumible y fuera de lugar”.

Sin embargo, el incremento propuesto para Heathrow prácticamente duplica al de Schiphol, y podría resultar en una huida masiva de aerolíneas del aeropuerto londinense, factor que favorecería el crecimiento de Gatwick, Stansted, London City Airport, o Luton.

Estas subidas obligan a las aerolíneas a aumentar el precio de sus billetes, ofertando finalmente tarifas menos competitivas que las de la competencia que opera desde otros aeropuertos periféricos, más económicos en cuanto a las tasas de aterrizaje que cobran.

Noticias Relacionadas

British Airways amenaza con abandonar el aeropuerto londinense de Heathrow

Víctimas de la agresión en el aeropuerto de Hamad presentan una demanda colectiva

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?