El gran sablazo que llega desde el aeropuerto holandés de Schiphol

Indignación, preocupación, pero sobre todo y por encima de todo un gran enfado.

Esta ha sido la reacción de las aerolíneas al conocer la propuesta presentada por el CEO del aeropuerto holandés de Schiphol, Robert Carsouw, que aumentará de manera muy notable el importe de sus tarifas desde el próximo 1 de Abril.

Carsouw pretendía en un primer momento una subida del 42%, lo que provocó fortísimas críticas por parte de todas las compañías aéreas que operan en Schiphol, pero principalmente de la holandesa KLM y de la británica EasyJet.

Aviones de KLM en el aeropuerto holandés de Schiphol

Tras el aluvión de protestas recibidas, Carsouw ha considerado una reducción de su propuesta inicial, confirmando finalmente un incremento del 37% de las tarifas, repartido durante los próximos 3 años.

De esta manera, en 2022 las aerolíneas tendrán que pagar un 9% más por aterrizar y despegar desde Schiphol.

En 2023 a este porcentaje se sumará otro 14%, igual que ocurrirá en 2024, para llegar en ese año hasta el 37% anunciado.

A partir del 1 de Abril, cada compañía deberá pagar 38 euros por pasajero, lo que supone una subida de 10 euros sobre lo que se venía abonando hasta ahora.

En cuanto a los pasajeros en tránsito, también tendrán que asumir una subida desde los 13.50 euros actuales, hasta los 18.50 euros.

Para Carsouw se trata de un incremento “muy razonable”, considerando que Schiphol ha perdido durante la pandemia 1.200 millones de euros, y según su razonamiento “sólo” se pide a las aerolíneas que abonen un total de 318 millones, esto es, apenas una cuarta parte de la deuda contraída por el aeropuerto.

Por otro lado, también ha argumentado que Schiphol seguirá siendo más barato que los aeropuertos de Heathrow, en Londres, Charles de Gaulle, en París, o Frankfurt.

Sin embargo, la explicación facilitada por Carsouw no es compartida por ninguna aerolínea.

Las dos principales usuarias en Schiphol, KLM y EasyJet, afirman que con estos nuevos gastos tendrán que subir el precio de sus billetes a Amsterdam, un destino que perdería competitividad con el tiempo.

Sus respectivos responsables no creen que este sea el mejor momento para subir las tarifas del aeropuerto, cuando estaban pidiendo exactamente lo contrario.

Entrada al aeropuerto holandés de Schiphol

El sector aéreo sigue una muy lenta recuperación, y aunque las perspectivas de cara a 2022 son buenas, no se prevé alcanzar los niveles pre pandemia hasta 2023 ó 2024.

Pieter Elbers, CEO de la compañía bandera de Países Bajos KLM, ha dicho que en último caso estaría dispuesto a aceptar una subida de las tarifas del aeropuerto de Schiphol, pero el 37% anunciado unilateralmente por Robert Carsouw le parece “totalmente inasumible y fuera de lugar”.

KLM ha necesitado un rescate por importe de 4.000 millones de euros, tras la debacle sufrida durante la pandemia, por lo que no se encuentra precisamente en la mejor situación económica posible.

Por su parte, desde EasyJet se ha querido trasladar una “profunda preocupación” tras conocer la noticia.

El aeropuerto de Schiphol es propiedad del Royal Schiphol Group, sociedad participada en un 69.77% por el Ministerio de Finanzas Holandés, además de la Municipalidad de Amsterdam (20.03%), la Municipalidad de Rotterdam (2.2%), y Aéroports de Paris (8%).

Además de Schipol, también mantiene el 100% de las acciones de los aeropuertos de Rotterdam, Lelystadt, y la terminal 4 del JFK en Nueva York.

El Royal Schiphol Group es el socio mayoritario del aeropuerto de Eindhoven, con el 51% de sus acciones, y minoritario en los australianos de Hobart (35%) y Brisbane (19.6%).

Noticias Relacionadas

British Airways amenaza con abandonar el aeropuerto londinense de Heathrow

Víctimas de la agresión en el aeropuerto de Hamad presentan una demanda colectiva

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?