¿Es realmente Plus Ultra una aerolínea "chavista"?

Suponemos que los empleados de la compañía aérea Plus Ultra estarán en estos mismos momentos ojipláticos, ante la avalancha de atención mediática acaparada durante los últimos días.

La noticia que confirmaba la ayuda estatal a la aerolínea, por importe de 53 millones de euros, ha causado una auténtica revolución, principalmente por culpa de la pésima gestión que se ha hecho sobre este asunto por parte del Ejecutivo español.

Ante la más que evidente falta de conocimientos sobre el sector demostrada tanto por el Ministro de Transportes, como de la Ministra de Hacienda, se ha llegado a afirmar que el gobierno de España favorece a Plus Ultra por tratarse de una compañía cercana al régimen venezolano de Maduro.

Es decir, la acusación que flota actualmente en el ambiente es que se ha decidido prestar 53 millones de euros a Plus Ultra, por una presunta afinidad política con parte de sus accionistas.

Pero, ¿es esto cierto, se puede calificar a Plus Ultra como una aerolínea “chavista”, tal y como se ha hecho desde diversos medios de comunicación?.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Iberoeconomía.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Artículo sobre el rescate de Plus Ultra.

Para entender todo lo que está ocurriendo, es imprescindible trasladarse hasta los comienzos de Plus Ultra. Para ello, te recomendaríamos la atenta lectura del post en el que contamos de dónde viene y cómo se formó esta aerolínea.

A continuación te dejamos el link: Plus Ultra Líneas Aéreas, peligro, peligro…

SNIP Aviation

El quid de la cuestión en este asunto radica en una empresa denominada SNIP Aviation, que actualmente ostenta el 47.2% de las acciones de Plus Ultra, además de tratarse del único accionista que supera el 10% de títulos de la aerolínea.

SNIP Aviation entró en Plus Ultra en el año 2017, después de que la compañía aérea plantease una ampliación de capital por importe de 3.78 millones de euros, que acabó siendo suscrita íntegramente por esta empresa.

En Enero de 2018, SNIP Aviation controlaba ya el 38.2% de la aerolínea, y sólo un año después llegaba hasta el 47.2% actual, gracias a la compra de 843.114 acciones más, operación que supuso un desembolso de 5 millones de euros.

En total, SNIP Aviation ha suscrito ampliaciones de capital de Plus Ultra por un importe de 9.9 millones de euros.

Por su parte, también en Enero de 2017, la aerolínea suscribía un préstamo participativo de 7.5 millones de dólares con Panacorp Casa de Valores.

Panacorp está relacionada con José Rodolfo Reyes Rojas, presidente a su vez de SNIP Aviation.

Junto a Reyes Rojas, figuran como vocal de SNIP Raif El Arigie Harbie, y como apoderado Roberto Roselli Mieles.

Son estos 3 empresarios venezolanos los que se han relacionado con el régimen chavista de la Venezuela de Maduro, levantando las sospechas de las que hablábamos al comienzo.

Esto es debido a que SNIP a su vez había suscrito otro préstamo por importe de 3.389.629 euros con una empresa de Camilo Ibrahin Issa, conocido empresario venezolano supuestamente muy cercano a Nicolás Maduro y Delcy Rodríguez.

En resumen, esta es la “conexión chavista” que al parecer para algunos tiene la aerolínea Plus Ultra, y por la que se ha montado el escándalo actual.

Ojo con el charco…

Pero lo cierto es que si vamos a acusar de “chavista” a Plus Ultra por relacionarse de alguna manera con una empresa que es en parte propiedad de otro empresario que supuestamente se encuentra en la órbita cercana de Maduro, nos podemos meter en un charco de dimensiones importantes.

Y esto es así porque precisamente Camilo Ibrahin Issa representa los intereses en Venezuela de otras empresas españolas muy importantes, que sin embargo nunca han sido acusadas de “chavistas” ni de cercanas al régimen venezolano.

Además, esta persona ni siquiera tiene la mayor parte de sus negocios en Venezuela, ya que la gran mayoría de sus empresas se encuentran en Panamá, Países Bajos y España, y ninguna de ellas tampoco es calificada como “chavista”.

De hecho, estos 4 empresarios, José Rodolfo Reyes Rojas, Raif El Arifie Harbie, Roberto Roselli Mieles y Camilo Ibrahin Issa, tienen la mayor parte de sus empresas registradas en Panamá.

Sí, obviamente son venezolanos, pero no hace falta ser Sherlock Holmes para llegar a la conclusión de que un empresario de éxito que quiera trabajar en Venezuela, tiene que saber llevarse muy bien con el régimen de Maduro.

Y todavía nos extraña más este asunto si tenemos en cuenta que hace apenas unos meses se aprobaba otra ayuda estatal bastante discutible a Air Europa, empresa que en 2018 llegaba a un acuerdo directamente con Maduro para incrementar y desarrollar el turismo en Venezuela.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. DW.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Noticia sobre acuerdo entre Venezuela y Air Europa

Esta decisión no solo expuso a Air Europa a una sanción por parte de los EEUU, sino que además sirvió para dar validez internacional a los “Petros”, una criptomoneda venezolana que se ve con gran recelo desde fuera del país caribeño.

Los negocios de Air Europa en Venezuela acabaron en unas pérdidas valoradas en 176 millones de euros, cantidad que José Hidalgo afirma que le debe el régimen de Maduro.

Curiosamente, nadie aludió a la estrecha relación entre la aerolínea española y Venezuela cuando se aprobó el rescate de Air Europa.

Es más, si lo que no gusta son las relaciones con regímenes poco democráticos, sería necesario recordar que el mayor accionista del grupo IAG, en el que se encuentran aerolíneas españolas como Iberia o Vueling, es el Estado de Qatar, que no es que se caracterice precisamente por su extraordinaria democracia.

Lo que pasa es que Qatar no molesta tanto porque los billetes de dólar crecen prácticamente en la calle, mientras que en Venezuela no ocurre eso.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Responsables de IAG y Qatar Airways

Fuera de la polémica “chavista”, que a nuestro entender sería el último factor a valorar en el discutido rescate a Plus Ultra, sería interesante aclarar otra serie de cuestiones.

La aerolínea transportó a 156.139 pasajeros en 2019, en un total de 823 vuelos.

Estas cifras suponen apenas un 0.03% de los más de 2.4 millones de operaciones que registró AENA durante dicho año.

En Enero de 2021, Plus Ultra sólo alcanzó a operar 2 únicos vuelos.

¿Justifican estos números una ayuda de 53 millones de euros?, pues lo cierto es que ni cogiendo con pinzas las declaraciones de la Ministra de Hacienda es posible entender el porqué de semejante cantidad.

Si además consideramos que Plus Ultra nunca ha presentado un balance positivo, nos preguntamos cómo se espera recuperar este dinero en un plazo de 7 años, precisamente en el peor momento histórico para la aviación comercial.

Ahora bien, no nos olvidemos de que España también ha prestado un total de 600 millones de euros hasta ahora a Air Europa, una cantidad que ya dijimos en su momento que no iba a servir de mucho.

A día de hoy, ya se habla de la necesidad de sumar otro rescate más para Air Europa, lo que podría volver a aumentar considerablemente el número de millones de euros del erario público que esta aerolínea acabaría percibiendo.

Y eso que si comparamos ambas aerolíneas, podemos ver que mientras Air Europa cuenta con más de 40 aeronaves, Plus Ultra tan solo dispone de 4. 

Esto significa que Plus Ultra ha recibido casi la misma cantidad por avión en flota que Air Europa, lo cual es un auténtico disparate.

En todo caso, quienes correspondan tendrán que explicar detalladamente cómo han llegado a la conclusión de que Plus Ultra necesita 53 millones de euros públicos, y también cómo los devolverá en un plazo de 7 años.

En lo que se refiere a “aerolínea chavista”, Plus Ultra es tan chavista como Air Europa, o como Iberia es catarí, factores estos últimos que no supusieron ningún problema a la hora de rescatar a las dos compañías españolas.

Noticias Relacionadas

¿Por qué las banderas en los aviones están al revés?

Meteorología aeronáutica para Dummies: nubes y turbulencias

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?