LAS AEROLÍNEAS QUE PUEDEN ARRUINARTE EL VERANO

Como todos los años, llega el tan esperado Verano y muchos empezamos a ver la vida de color de rosa. Vacaciones a la vista, descanso, relax, desconexión y un poquito de tranquilidad para salir de la rutina y el estrés que nos ahoga todos los días.

Sin embargo, para algunos (cada vez más) las cosas no van a ser así. Muchos de los que estáis ahora mismo leyendo este artículo vais a sufrir en vuestras propias carnes los desmanes a los que nos tienen acostumbrados las aerolíneas durante esta época. Una pésima gestión, acompañada de un exceso de celo destinado, en exclusiva, a intentar lograr el mayor beneficio económico posible, va a traer como consecuencia innumerables disgustos a miles de pasajeros.

Sí, es cierto, volar se ha democratizado. Con la aparición de las aerolíneas de “bajo coste” el turismo aéreo se ha abierto a la mayor parte de la población, pero esto también tiene un precio, y no es precisamente bajo. Estas compañías aéreas basan su éxito en ofertar precios inferiores a los de la competencia, para lo cual tienen que reducir al máximo sus gastos. Esto conlleva trabajar con menos aviones, más rutas y menos personal, una combinación que suele tener éxito, hasta que deja de tenerlo.

Es en este punto cuando uno es consciente de lo que ha comprado, ya que cuando surgen los problemas estas empresas no se caracterizan precisamente por intentar ayudar a sus pasajeros, como parecería lógico. Las noticias que saltan siempre a los medios de comunicación anunciando el abandono de cientos de pasajeros de vuelos cancelados o retrasados en aeropuertos de todo el mundo, son tan clásicas del Verano como las instrucciones que se pasan todos los años para evitar un golpe de calor en estas fechas.

Desgraciadamente, las aerolíneas tradicionales no se escapan de este tipo de situaciones, y dado que muchas están actuando ya como si se tratase de compañías low cost, tampoco son capaces de garantizar un vuelo libre de incidencias.

Vamos a dar un repaso a aquellas que ya han empezado a liarla este Verano:

Air Berlin

Está sumida en una profunda crisis de resolución impredecible.

La segunda compañía aérea de alemania, después de Lufthansa, y la novena por tamaño de toda Europa, está registrando en la actualidad pérdidas que alcanzan los 3 millones de euros diarios. 

Este Verano se ha destacado del resto de competidoras por su impresionante récord de cancelaciones y retrasos, el cual va a ser incluso difícil de alcanzar para la competencia. En los últimos 30 días ha acumulado la impresionante y vergonzosa cifra de 420 cancelaciones y 6.097 retrasos. Sólo el pasado 1 de Junio registró 44 cancelaciones en una misma jornada.

Por otro lado, esto no es ninguna sorpresa. El año 2015 declaró pérdidas por importe de 447 millones de euros, y el 2016 esa cifra ascendió hasta los 782 millones. Estos números han arrastrado también a compañías como Etihad, que había considerado invertir grandes sumas de dinero para poder hacerse con acciones de la aerolínea alemana, llegando a estar en posesión del 29% de la misma. Por culpa de este tipo de operaciones económicas, Etihad ha tenido que posponer la compra de aviones para renovar su flota, y ajustarse el cinturón de tal manera que está viviendo el peor año desde su nacimiento.

Por su parte, Air Berlin estudia la fórmula para frenar el sangrado que está sufriendo, y acaba de presentar un plan que contempla el despido de 1.200 empleados. Por último, ha ofertado el alquiler de 38 aviones a Lufthansa para intentar rentabilizar su patrimonio lo máximo posible.

Easy Jet

Sigue el rastro de Air Berlin y pelea duramente con ella para hacerse con el trofeo a la más torpe del Verano.

Con la cifra de 344 cancelaciones y 17.537 retrasos en los últimos 30 días, Easy Jet se sitúa en el segundo puesto de las aerolíneas más conflictivas en Europa en este momento.

A pesar de haber ganado un 9 % de pasajeros respecto al año pasado, la low cost británica ha reconocido pérdidas superiores a los 225 millones de Euros sólo en el primer trimestre de este año. Su directora ejecutiva, Carolyn McCall, lejos de sentirse responsable del desaguisado y de haber preparado una batería de medidas y recortes económicos para tratar de frenar la pésima tendencia que está siguiendo, suena ya como nueva responsable de la cadena de televisión británica ITV.

La más que probable huída de McCall no sabemos si será el acicate que necesita la compañía para marca un punto y aparte, o se convertirá en la puntilla final de la mayor competencia de Ryanair en Europa.

Puedes leer el lamentable historial de incidentes que lleva registrados Easy Jet en lo que va de año aquí.

Lufthansa

La que un día fuera marca ejemplo para el resto de aerolíneas de todo el mundo, lleva un Verano lleno de incidencias.

El mito de la aerolínea alemana se fue a pique a finales del 2016, cuando una huelga de sus pilotos dejó tirados, nada más ni nada menos, que a medio millón de pasajeros. En tan solo 6 días había eliminado de un plumazo 4.461 vuelos, debido a la protesta organizada por su sindicato “Cockpit”, en reclamación de mejores salarios para sus afiliados.

Este año y en los últimos 30 días se situa en el tercer puesto de las más problemáticas, con 320 cancelaciones y 9.475 retrasos.

Lufthansa se ha visto lastrada por su filial de bajo coste, GermanWings, y por la situación de Air Berlin, a la cual parece dispuesta a echar una mano para evitar un final desastroso. Ahora se comprobará si su política pasada de adquisición de aerolíneas (en el año 2009 se comió, literalmente, a Brussels Airlines y Austrian Airlines) va a ayudarla a salir de esta situación, o no.

Puedes leer los extraños últimos incidentes de la aerolínea aquí.

British Airways

Otra compañía aérea de las llamadas “tradicionales” que no está pasando por su mejor momento.

No hay demasiadas buenas noticias que contar en relación con la aerolínea bandera inglesa. En los últimos 30 días ha registrado 151 cancelaciones y 5.128 retrasos, lo que la sitúan en un puesto destacado del deshonroso ranking.

El desastre informático vivido hace poco más de un mes, con miles de vuelos cancelados, la huelga actual que están manteniendo los TCP de la aerolínea, que ha forzado a British Airways a alquilar los servicios de Qatar, y la rebaja de calidad de la gestora Skytrax que ha igualado a la que un día fue la mejor aerolínea del mundo con la problemática Aeroflot, han sido la causa de uno de los peores momentos en la historia de la aerolínea.

Los británicos viven con humillación la pérdida de calidad y solvencia que ha tenido su compañía bandera y claman por la cabeza de Alex Cruz, el CEO español que rige sus designios desde hace un año.

Alitalia

Poco se puede añadir ya a la triste situación que vive la aerolínea italiana desde hace años.

Este Verano ha recibido otra fuerte inyección económica por parte del gobierno italiano, con el fin de que resista la época de mayor afluencia de turistas sin demasiados incidentes. Aún así, registra 132 cancelaciones y 2.857 retrasos, justo un puesto por debajo de British Airways.

El futuro de la compañía italiana es realmente incierto. Antes de que acabe este año sabremos quién será su nuevo dueño y qué pasará con todos sus empleados y aviones. Curiosamente, Ryanair es una de las mejor situadas para hacerse finalmente con Alitalia, aunque Michael O´Leary ha declarado que sólo se hará cargo de la misma si puede disponer de una mayoría suficiente que le permita hacer con ella lo que estime oportuno, y no tenga que depender de otros accionistas.

Adquirir Alitalia es la mejor manera que tendría Ryanair de atacar la competencia de vuelos transoceánicos de bajo coste, y podría suponer un crecimiento hasta ahora inimaginado para la compañía irlandesa.

Air France

Otra de las grandes que se enfrenta a graves problemas.

Desde que unió sus designios a los de KLM las cosas no han ido demasiado bien. Air France necesita de una filial de bajo coste para poder reestructurar su negocio, y sus empleados no se lo están poniendo fácil.

La inminente salida de la nueva “Boost” se lleva anunciando desde hace meses, pero los sindicatos de trabajadores de Air France están poniendo todas las pegas posibles para retrasar el evento. La última ha sido tan ridícula como reclamar baños privados para sus pilotos.

Air France lleva registrados en los últimos 30 días 109 cancelaciones y 6.743 retrasos, los cuales nos atrevemos a aventurar que están provocados, en mayor o menor medida, por algún tipo de protesta encubierta de sus sindicatos.

Norwegian

Un clásico de los retrasos y del mal trato a sus pasajeros con problemas.

Norwegian era conocida hasta hace pocos años por sus retrasos de más de 15 horas en los vuelos de largo recorrido. Sin dejar de reconocer que la situación ha mejorado en este aspecto, sus cancelaciones, cada vez más frecuentes, dejan en tierra a miles de pasajeros sin ningún tipo de información ni ayuda por parte de la aerolínea noruega.

Todos recordarán las odiseas vividas el año pasado por más de 200 pasajeros españoles abandonados en el aeropuerto londinense de Gatwick, otros tantos tirados en Barajas sin poder volar a Estocolmo, y con el aviso de la compañía de que tardarían alrededor de una semana en reubicarlos.

Esta situación forzó a los pasajeros afectados a reclamar la ayuda de la embajada española en el Reino Unido, la cual se quitó el problema de encima indicando que era un asunto sobre el que no tenía competencia.

Haciendo lo contrario a lo que obliga la norma de la Unión Europea EC 261/2004, la aerolínea sólo se hizo cargo de una noche de hotel para sus pasajeros afectados, abandonando a estos sin mayores explicaciones.

Hace pocos días, y después de haber anunciado a bombo y platillo sus nuevas conexiones desde Irlanda con los Estados Unidos, utilizando el novísimo Boeing 737 MAX, Norwegian ya ha cancelado vuelos de la ruta que sólo lleva unos días operando y ha dejado tirados a pasajeros tanto en Europa, como en América. United había abandonado dicha ruta después de sufrir pérdidas constantes desde hacía años, y Norwegian prometió al gobierno irlandés una revitalización económica de la zona a través de operar de nuevo las conexiones.

Como suele pasar en estos casos, una vez cerrado el acuerdo con el gobierno irlandés, Norwegian empieza a fallar y desinflarse sin haber llegado a cumplir el mes.

Estamos atentos también a la situación en Barcelona, ya que la costumbre de la aerolínea de operar rutas con un solo avión, máximo dos, conlleva que cada vez que se produce un retraso o una cancelación se vean afectados pasajeros de todo el mundo.

Vueling

Otro de los clásicos del Verano.

El año pasado provocó una auténtica catástrofe durante el período de mayor tráfico de turistas de todo el año, y tuvo que ser llamada al orden por el propio ministerio de Fomento, que amenazó con retirarle la licencia para poder operar.

Aunque este año está mucho más tranquila y ni siquiera ha entrado en el ranking de las más problemáticas, ya la ha liado en varias ocasiones. Puedes leerlo aquí.

Estamos expectantes y temerosos de comprobar cómo se ha preparado este Verano por parte de la aerolínea española, y esperamos que no de la campanada como ocurrió hace un año.

Existen otras aerolíneas que están provocando grandes problemas en toda Europa, aunque su presencia en España no las hace tan llamativas. Las que más destacan, por número de cancelaciones y retrasos, son:

  • Aeroflot
  • HOP!
  • Wideroe
  • Austrian
  • LOT
  • SAS
  • KLM
  • bmi
  • FlyBe

Recordar, por último, que el overbooking, las cancelaciones y los retrasos por un tiempo superior a las 3 horas obligan a las compañías aéreas a indemnizar a sus pasajeros, dependiendo de la distancia del vuelo que tenían contratado.

A diferencia de las compañías llamadas “tradicionales”, las low cost no suelen reubicar a sus pasajeros en vuelos de la competencia, ya que el precio de los billetes en estas es mucho más caro que el que han abonado sus clientes, por lo que tardan bastante más en resolver las crisis que las primeras.

Seguiremos la evolución de la situación durante el Verano y veremos qué pasa con estas compañías, y cualquier otra que quiera unirse a la “fiesta”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario