Penúltimo intento para desacreditar a Norwegian

La crisis que está sufriendo el sector turístico, y por consiguiente también el sector aéreo, es bastante más grave y preocupante de lo que parecía en un principio.

Mientras hasta hace sólo unas pocas semanas algunas aerolíneas mostraban su desconcierto tras el enorme retroceso en la demanda, a día de hoy ya hay dos víctimas directas de la crisis: la china Hainan y la inglesa Flybe.

En un terreno intermedio se han quedado aquellas que están proponiendo despidos, excedencias forzosas, ajustes de salarios, y distintas baterías de medidas para intentar frenar la hemorragia económica por la que están atravesando.

En una comparación asimilable a lo que sería el efecto en los humanos, el Covid-19 se está cebando especialmente con aquellas compañías aéreas que venían arrastrando distintos problemas, y antes de la crisis se encontraban ya luchando para poder sobrevivir.

Lamentablemente, hay quienes ven en este momento la oportunidad perfecta para darle el golpe de gracia a sus enemigos, y no dudan en utilizar todos los medios a su alcance para consumar su objetivo.

Nos referimos, como siempre, al “diario líder mundial en noticias de turismo”, que con la que está cayendo, ha aprovechado para retomar su campaña de acoso y derribo a Norwegian.

Los Precedentes

Las campañas de Preferente para intentar desacreditar a la compañía aérea noruega, comenzaron el mismo día en el que esta osó ubicarse en el aeropuerto de Barcelona.

La presencia de una lowcost de largo radio en territorio español, significaba una competencia especialmente fuerte para Iberia, que veía como las tarifas que estaba cobrando en algunas de sus rutas, se reducían prácticamente a la mitad, aportando además aviones mucho mejores y más modernos que los A330 y A340 que estaba operando la aerolínea española, hasta la incorporación del A350 a su flota.

No es ningún secreto la estrecha relación que une a este pseudodiario con Iberia, el cual no se cansa de otorgar premios al que hasta hace poco era su máximo responsable, o llevar como insignia retratos del mismo a donde quiera que vaya.

El modus operandi utilizado para, casi como si se tratase de una casualidad, acabar siempre desacreditando a Norwegian, ha pasado por fases tan absolutamente lamentables como tergiversar las estadísticas sobre reclamaciones a compañías aéreas, y situar a la noruega en primera posición, cuando en realidad ese puesto le correspondía a Iberia.

Así que igual que Ryanair, haciendo un baile de números que le ha costado algo más que una reprimenda por parte del gobierno británico, se considera la “aerolínea más verde de Europa”, siendo justamente lo contrario, Preferente también pensó en su día que cambiando el enunciado de la pregunta, se podría modificar la respuesta.

Es tal el afán demostrado por acuchillar una y otra vez a los noruegos, que tampoco dudaron en acompañar los titulares que la daban por “hundida” hace dos años, con otros relativos a la niña de sus ojos, para aumentar con ello el efecto devastador sobre los posibles lectores.

Hasta una buena noticia, como es el aumento en el número de pasajeros, pasa a ser un pésimo titular añadiendo algún otro factor de cosecha propia.

En Enero del año pasado, se hablaba directamente no de sobrevivir, sino tan solo de “intentar sobrevivir”, dándole todavía un toque más terminal a la situación económica de la compañía noruega.

Y no somos nosotros precisamente sospechosos de ejercer como abogados defensores de Norwegian, si consideramos las fuertes críticas que publicamos en su momento sobre diversos escándalos en materia laboral y, sobre todo, cuando nos referimos a la subcontratación de servicios a otras compañías de muy inferior calidad.

La situación actual

En este preciso instante, y salvo los casos de Ryanair y WizzAir, el resto de aerolíneas europeas, y podríamos incluso decir que de prácticamente el resto del mundo, han comunicado importantes pérdidas económicas, derivadas principalmente de la crisis provocada por el Covid-19.

Tanto la lowcost irlandesa, como la húngara, se las han arreglado para seguir creciendo en clientes y beneficios durante Febrero, pero anunciando también que esperan que esta situación cambie a partir del mes de Marzo, que es justo cuando han comenzado a restringir el número de operaciones y a cancelar multitud de vuelos con destino en Italia.

 

De esta manera, lo más probable es que cuando se publiquen los datos económicos del sector aéreo correspondientes al primer trimestre de este año, podamos ver cómo todas las aerolíneas han perdido pasajeros, han bajado el porcentaje de ocupación, y han acumulado pérdidas.

En lo que se refiere estrictamente a Norwegian, probablemente sea una de las aerolíneas que peor lo esté pasando con esta situación, si nos olvidamos por un momento de las chinas y también de Alitalia.

Para las dos firmas bancarias nórdicas, Pareto Securities y ABG Sundal Coller, Norwegian se encuentra con una significativa falta de efectivo, y por esta razón lo más probable es que se dirija de nuevo a sus accionistas para recaudar capital.

A nadie se le escapa que con este panorama, cualquier escenario sería posible, pero no es menos cierto que Norwegian hasta ahora ha encontrado siempre la manera de capear todos los temporales y seguir adelante.

A diferencia de nuestro país, en el cual el Ejecutivo ya ha anunciado una nueva tasa al transporte aéreo, que podría subir las tarifas de los billetes de avión una media aproximada de 20 euros, tanto en Noruega como en muchos otros a lo largo y ancho del planeta, se está hablando sobre diversas ayudas, concesiones, subvenciones y otras medidas para intentar mitigar el efecto devastador del virus en el sector.

Unamos a esto otras buenas noticias, como la bajada del precio del petróleo, y mantengámonos cautelosamente optimistas, sin perder de vista la realidad de la situación.

¿Y el resto?

Como dijimos anteriormente, si hay aerolíneas que lo están pasando realmente mal a consecuencia del virus, son precisamente las chinas.

A finales de Febrero, Air China se desplomaba un 23.4%, con respecto al mismo período del año pasado, y China Eastern un 17.3%.

Recordemos que estamos hablando de auténticos gigantes del sector aéreo, con flotas de 429 y 566 aeronaves respectivamente.

Con la explosión de la crisis en Italia, la cuarentena forzosa de la zona donde se ubica el motor económico del país, el recorte de rutas, y el derrumbe en la llegada de turistas, Alitalia se encuentra literalmente con la soga al cuello.

Después de la caída de Air Italy, declarada en bancarrota, la sombra del desplome de la compañía bandera de Italia, a la que podría acompañar también Air Dolomiti, podría dejar al país transalpino en una situación económica realmente preocupante.

Otra que no para de acumular millones de pérdidas es Level, el engendro lowcost que se sacó de la manga IAG para hacer frente a Norwegian en Barcelona.

Si en el ejercicio 2018 finalizaba el año con unas pérdidas de casi -9 millones de euros, en el 2019 esta cantidad llegaba a los -30 millones. Es más que evidente que el sistema no funciona y más que probable que se elimine esta marca operada por Iberia, justo en el momento en el que se confirme la compra de Air Europa.

Pero la lista de aerolíneas que arrastran muy importantes déficits económicos cada día es mayor.

Icelandair, Cathay Pacific, Etihad, SriLankan, Lufthansa, Air Asia, o Finnair, son algunas de las que ya han dado la señal de alarma.

Y en nuestro país, no estamos precisamente para tirar cohetes.

Los vuelos entre España y las dos naciones cuyos ciudadanos conforman la gran mayoría de turistas que nos visitan anualmente, Inglaterra y Alemania, se han desplomado en el mes de Febrero un -0.3% y un -6.7%, respectivamente.

Tenemos que pensar que esta caída se produce antes de que se confirmasen los primeros casos de contagios en nuestro país, por lo que ambos porcentajes podrían aumentar muy considerablemente en el futuro más próximo.

Así que igual que hacemos con cualquier paciente que se encuentre en este mismo momento lidiando con el Coronavirus, es importante también mantener un mínimo de prudencia con las compañías aéreas y todos los puestos de trabajo que dependen de ellas, por lo que deseamos A TODAS una rápida y completa recuperación, aún sabiendo que cuando ese momento llegue, se volverán a olvidar de nuevo de las agencias de viajes.

Noticias Relacionadas

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. Noticias de turismo. Aviones de Iberia y Vueling

Camino de una triple fusión: Iberia, Vueling, y Air Europa.

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Iberia

El día que Iberia presentó su avión supersónico

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?