Serbia se presta a colaborar con el Kremlin para esquivar las sanciones en el espacio aéreo europeo

Serbia pasa de siete a quince frecuencias diarias con Rusia.

La confirmación en el día de ayer de que los EEUU se unían al resto de potencias mundiales que han decidido prohibir la utilización de su espacio aéreo a aeronaves rusas, dejaba claro el compromiso adquirido por la práctica totalidad de Estados internacionales para sancionar al régimen de Putin, tras la invasión de Ucrania por parte de tropas rusas.

De este modo, tanto las aerolíneas como cualquier avión privado con matrícula rusa, u operado por tripulaciones de este país, se verán obligadas a cancelar buena parte de las rutas no domésticas que venían operando hasta la fecha.

Sin embargo y a pesar del complicado panorama económico que le queda por delante al sector aéreo ruso, a día de hoy hay dos países europeos que no solo no han querido cerrar su espacio aéreo para solidarizarse con la situación actual de Ucrania, sino que por contra han decidido aumentar el número de operaciones y frecuencias hacia Moscú.

Uno de ellos es el Estado títere de Bielorrusia, una extensión de Putin que se mantiene para revivir la vieja gloria de la extinta URSS.

Sobre Bielorrusia ya pesaban graves sanciones internacionales desde hace casi un año, implementadas tras el secuestro de un avión de Ryanair en Mayo de 2021, el cual había sido forzado a aterrizar en Minsk por varios cazas militares bielorrusos.

Ryanair: aterrizaje forzado y lío diplomático en Bielorrusia

El segundo país que ha optado por mantener sus rutas hacia y desde Moscú es Serbia, que ha pasado de siete a quince frecuencias directas al día con Rusia.

La idea original es que los aviones rusos pudiesen llegar hasta Serbia y desde allí derivar a sus pasajeros hacia el resto de destinos europeos a los que deseasen viajar.

Este «by-pass» aéreo podría tener las horas contadas, ya que en los últimos días también se han sumado al embargo aéreo Albania y Macedonia del Norte, con lo que las opciones de las aeronaves rusas para trazar rutas hacia Serbia se reducen considerablemente.

Aunque la lista de empresas relacionadas con el sector aéreo que se han sumado a las sanciones contra Rusia aumenta cada día, en estos momentos las más representativas han sido las implementadas por AerCap, Boeing, Airbus y Lufthansa Technik.

Mientras las 3 últimas dejarán de prestar sus servicios a Rusia, lo que incluye el suministro de piezas y el mantenimiento técnico de aeronaves, AerCap se ha propuesto recuperar los 149 aviones que ahora mismo mantiene en territorio ruso en situación de leasing con diversas aerolíneas.

Hoy mismo y desde el rotativo The Irish Times se explicaba la dificultad de esta tarea, calificándola explícitamente como una «misión imposible».

Noticias Relacionadas

Viajar a Dubái

5 consejos a seguir para no acabar en la cárcel si viajas a los Emiratos Arabes Unidos

¿Cederías un asiento por el que has pagado dentro del avión si te lo pidieran?

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?