Ryanair: aterrizaje forzado y lío diplomático en Bielorrusia

El Boeing 737 fue obligado a aterrizar en Minsk.

Controladores aéreos bielorrusos contactaron con la aeronave de Ryanair para comunicar una supuesta amenaza de bomba, forzando el desvío del aparato con dos cazas militares MIG-29.

En los últimos 5 años, la lowcost irlandesa ha sido víctima en 5 ocasiones de saboteadores que amenazaron con la supuesta colocación de una bomba dentro de algún avión de la compañía.

En todas ellas, finalmente se confirmó la ausencia de cualquier tipo de explosivo en la cabina.

Sin embargo, en esta ocasión la manera en la que han transcurrido los hechos hace pensar que podría tratarse de una maniobra intencionada de marcado carácter político, perpetrada con el fin de proceder a la detención del activista Roman Protasevich, fundador del canal opositor al régimen bielorruso NEXTA.

El vuelo FR4978 despegaba esta misma mañana desde el aeropuerto de Atenas, para operar la ruta hacia la capital de Lituania, Vilna, un trayecto que se completa en apenas 2 horas y media.

La aeronave, un Boeing 7378AS,  no registró ningún tipo de incidencia hasta el momento de entrar en el espacio aéreo de Bielorrusia, cuando fue contactada por radio para comunicar la supuesta colocación de una bomba dentro del avión.

La tripulación de Ryanair recibió la orden de desviarse hacia el aeropuerto de Minsk, ciudad en la que tomó tierra con la escolta de dos cazas militares MIG-29 de fabricación rusa, y un helicóptero Mi-24.

Dentro del aparato viajaban un total de 170 pasajeros, pertenecientes a 12 nacionalidades distintas.

Según informa la agencia de noticias BelTa, la orden para desviar el avión se dio directamente desde el despacho del Presidente bielorruso Lukashenko.

A su llegada a Minsk, miembros del ejército y de la temida policía política, conocida con el nombre de siloviki, procedieron a la identificación de todos los pasajeros, arrestando en el mismo momento al activista Roman Protasevich.

La actuación de Bielorrusia ha provocado un grave conflicto diplomático con Lituania, país en el que residía Protasevich desde el pasado mes de Noviembre, auto exiliado por motivos políticos derivados de sus publicaciones en NEXTA, contrarias al régimen de Lukashenko.

La Presidenta lituana, Asta Skaisgiryte, ha solicitado de inmediato la intervención de la OTAN y de los países aliados de la Unión Europea, declarando que Bielorrusia “ha atentado contra la seguridad de la aviación civil internacional”.

Skaisgiryte ha indicado a la prensa que los servicios de inteligencia bielorrusos eran conocedores de la presencia de Protasevich a bordo del avión de Ryanair, razón por la cual planearon de manera intencionada la supuesta amenaza de bomba y el posterior desvío del aparato hacia Minsk.

Por su parte, la compañía aérea irlandesa ha manifestado lo siguiente:

“La tripulación que operaba el vuelo del día de hoy entre Atenas y Vilna, fue notificada sobre una supuesta amenaza por parte de los servicios de control aéreo de Bielorrusia, ordenando su urgente desvío al aeropuerto más cercano, Minsk. El avión tomó tierra con normalidad y los pasajeros fueron desembarcados mientras se inspeccionaba el interior de la cabina por parte de las autoridades locales. No se localizó nada dentro del aparato y 5 horas después se autorizó su despegue”.

Cuando todavía no ha sido posible solucionar el grave conflicto diplomático entre España y Marruecos, la Unión Europea se enfrenta ahora a otra crisis en su frontera norte.

Lituania es miembro de la UE desde Noviembre de 2017, y mantiene una relación especialmente tensa tanto con Rusia como con Bielorrusia.

Precisamente por este motivo, seis cazas militares españoles del modelo Eurofighter han estado realizando labores de “policía aérea” sobre el Mar Báltico desde el pasado mes de Abril, evitando las incursiones no autorizadas de aeronaves sobre Lituania, Letonia y Estonia.

Las acusaciones de la Presidenta lituana sobre su homólogo bielorruso añaden todavía mayor tensión en la zona, ya que implican una flagrante violación de los tratados aéreos internacionales.

La polémica figura de Lukashenko vuelve a saltar de nuevo a la actualidad política, y los hechos acontecidos durante el día de hoy podrían dañar de manera grave las ya tensas relaciones entre Bielorrusia y la UE.

Noticias Relacionadas

La escasez de plantilla en las aerolíneas complica el Verano en los EEUU

Se crean otras 3 nuevas aerolíneas durante la última semana

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?