Si compras billetes de avión online, deberías leer esto.

Si hablamos de términos como Open Jaw, GDS, Consolidador, Fee, o Walk-Up, entre muchos otros, es casi seguro que no sabes a qué nos estamos refiriendo.

Sin embargo, has hecho uso de al menos uno de ellos en varias ocasiones, en el momento de comprar un billete de avión.

Billetes de avión y pasaporte

Hoy, te vamos a enseñar todos los entresijos que se esconden tras las tarifas que puedes ver cuando te dispones a reservar un billete de avión.

Ten en cuenta que no utilizamos los términos en inglés para parecer más “cool”, sino porque el sector ha seleccionado este idioma como sistema de comunicación internacional común entre todas las partes implicadas.

Para empezar, es básico que sepas que una tarifa está compuesta por el precio base que cobra la compañía aérea por la reserva de plaza, a lo que hay que sumar las tasas e impuestos legales aplicables, y diversos tipos de Fees.

Muy resumidamente, un Fee es una cuota fija a mayores que se suma a la tarifa.

A partir de aquí, damos por sentado que conoces de sobra las distintas categorías que pueden existir dentro de un avión.

Ordenadas desde la más barata, hasta la más cara, serían Economy, Premium Economy, Business, y First.

Las aerolíneas suelen utilizar las siguientes letras para diferenciarlas:

Y = Economy

J & C = Business

F & P = First Class

Hasta aquí parece bastante sencillo, pero como habrás comprobado al consultar tus billetes de avión, existen también otra multitud de letras que suelen aparecer reflejadas en la reserva.

Su utilización varía dependiendo de diversos factores, pero hay 3 que son absolutamente fundamentales:

1) Que el pasajero pueda cancelar la reserva y se le reembolse el importe abonado, con o sin una penalización.

2) Que el pasajero pueda cambiar las fechas y horas del vuelo, con o sin una penalización.

3) Que el pasajero pueda facturar equipaje.

Tarifas Publicadas y No Publicadas

Es muy importante que sepas que existen dos tipos principales de tarifas aéreas: publicadas y no publicadas.

A las primeras puede acceder cualquier persona, mientras que las segundas están reservadas en exclusiva para agencias de viajes y profesionales del sector.

Esto es así porque las agencias de viajes no compramos billetes a las aerolíneas a través de sus páginas web, sino de unas aplicaciones que reciben el nombre de GDS (Global Distributor System).

Aunque hay varios GDS, los más relevantes son Amadeus, Galileo, Sabre, y Worldspan.

Pantalla del GDS Amadeus

Para acceder a los GDS es necesario darse de alta previamente, facilitando los datos y documentación legal de la agencia.

Además, estos servicios no son gratuitos, y es necesario abonar una tarifa mensual por la conexión y el correspondiente mantenimiento.

Diversas aerolíneas están actualmente comercializando su oferta a través de otro sistema conocido como NDC, del que hablaremos en siguientes posts.

Importante: Las tarifas no publicadas se ofertan únicamente desde los GDS.

Consolidador

Si en algún momento has consultado tarifas aéreas en internet, entrando en la página web de empresas especializadas, agencias, mayoristas, o touroperadores, lo has hecho a través de un consolidador.

El sistema es muy parecido al que utilizan los GDS, con la salvedad de que el consolidador está abierto al público en general, y obviamente es gratuito.

Como apuntamos anteriormente, los consolidadores sólo te ofrecen las TARIFAS PUBLICADAS.

Tarifa de Touroperador

Como su propio nombre indica, es una tarifa con un precio especial fruto de la negociación entre una aerolínea y un touroperador.

Si el touroperador en cuestión funciona como mayorista, sólo podrá vender estos billetes a otras agencias de viajes y empresas dentro del sector.

Si, además, también está dado de alta como minorista, podrá comercializar esta tarifa con sus propios clientes.

Las tarifas de touroperador se ofrecen para una ruta en concreto y durante unas fechas determinadas.

Lo bueno que tienen es que además de incluir un descuento sobre la tarifa publicada, también suelen ser flexibles (permiten cambios y cancelaciones) y normalmente incluyen la facturación de equipaje.

Tarifa Empaquetada

Se trata de una tarifa que, de manera obligatoria, es necesario vender conjuntamente con otro servicio de tierra.

Por servicio de tierra entendemos desde la reserva de un hotel, a traslados o desplazamientos por carretera y/o mar.

Por este motivo, no deberían estar nunca a disposición del público general, y sólo comercializarse en exclusiva a través de agencias de viajes.

OJO: Recuerda que si compras un billete de avión con una tarifa empaquetada sin cumplir estas condiciones, la aerolínea te hará abonar la diferencia correspondiente con el precio de venta al público.

Tarifa Negociada y Privada

Funcionan de la misma manera que la tarifa de touroperador que vimos anteriormente, pero en este caso puede estar negociada por una agencia de viajes, un consolidador, un mayorista, etc…

No vamos a ahondar en ellas, ya que son particularmente complicadas de explicar en un post de estas características.

Quédate con que incluyen un descuento sobre la tarifa publicada, y se comercializan a través de GDS.

Tarifa Etnica

Su función es comercializar un precio especial para los pasajeros que están residiendo en un país, y desean volar al suyo de origen.

Para ello, es indispensable que aporten la documentación que demuestre su nacionalidad.

Apex Fare

Se trata de tarifas que incluyen un generoso descuento, debido al gran número de restricciones que conllevan.

Generalmente, es necesario adquirirlas en un espacio de tiempo específico antes de la fecha de salida.

OJO: en numerosas ocasiones se venden este tipo de tarifas sin explicar al viajero sus restricciones, por lo que sólo es conocedor de las mismas cuando tiene que cancelar, aplazar, o cambiar las horas del vuelo.

Discount Fare

Igual que el Apex Fare, incluyen descuentos sobre el precio publicado, al mismo tiempo que presentan condiciones y restricciones específicas.

Por ejemplo: pueden obligar a pernoctar un número mínimo o máximo de noches en el destino, o a viajar sólo en determinados días de la semana.

No suelen permitir cancelaciones ni cambios.

Flexible y Unrestricted Fare

Estas tarifas son el objeto de deseo de todos los viajeros, aunque suelen ser utilizadas principalmente por pasajeros frecuentes de las aerolíneas.

Permiten cancelaciones con reembolso y cambios en cualquier momento, en ocasiones abonando una penalización, y en otras completamente gratis.

Su precio es normalmente superior al de la tarifa base publicada.

Restricted Fare

Exactamente lo contrario a las anteriores. Este tipo de tarifas tienen un precio más económico, pero implican un mayor número de restricciones y/o penalizaciones para el pasajero.

Te ponemos el siguiente ejemplo:

Encuentras dos tarifas distintas para volar la ruta que has elegido.

La primera corresponde a una Flexible Fare, por importe de 500 euros, y la segunda es una Restricted Fare, con un precio de 350 euros.

Ahora imagina que tienes que modificar el horario de regreso de tu vuelo, y te encuentras con la siguiente situación.

La Flexible Fare te permite realizar cambios abonando una penalización de 50 euros, por lo que al final pagarías 550 euros por tu viaje.

La Restricted Fare conlleva una penalización de 300 euros, por lo que estarías abonando un total de 650.

Y eso dando por bueno que la segunda permitiese hacer modificaciones, cosa que no siempre ocurre.

Walk-Up Fare

El precio que pagas cuando reservas un billete de avión justo antes de la salida del vuelo.

No recomendable para bolsillos débiles.

Open Jaw Fare

Esta tarifa combina los precios de dos vuelos que no están emparejados (ida/regreso), ya que en ella no coinciden los aeropuertos de entrada y salida.

Imagina que haces un tour por Europa y sales desde Madrid, con destino a Helsinki.

Tras visitar varios países, vuelas de regreso desde Bruselas hasta Madrid.

Multi City Fare

Es similar a la Open Jaw, con la salvedad de que realizas múltiples paradas en distintos aeropuertos.

Por ejemplo, una salida desde Madrid hacia Helsinki, posteriormente un vuelo desde Hamburgo a Londres, de Londres a París, de Venecia a Praga, y de Budapest a Madrid.

Aunque en español utilizamos el término “ESCALA” para definir cualquier parada que haga el avión, hay que distinguir 3 situaciones diferentes:

LAYOVER = se puede definir como una parada de duración inferior a 12 horas.

STOPOVER = cuando la parada supera las 12 horas.

PT o Parada Técnica = generalmente, se utiliza sólo cuando el avión debe repostar o realizar algún tipo de mantenimiento.

Teóricamente, una parada técnica no permite el embarque ni desembarque de pasajeros, pero actualmente hay muchas aerolíneas que están utilizando este término cuando realmente el vuelo incluye una LAYOVER.

Tarifas Opacas

Quizás, en algún momento has visto el precio de un billete de avión, pero sin indicaciones sobre la aerolínea que opera el vuelo ni el horario correspondiente.

En ocasiones, se utiliza este sistema para comercializar un paquete Avión + Hotel, y sólo recibes la información de tu vuelo una vez has hecho la compra.

Sólo recomendable en el caso de que seas un viajero “de precios”. En caso contrario, abstente.

Como has visto, el sistema que utilizan las aerolíneas para comercializar sus billetes a través de los GDS es bastante complejo.

Para su manejo e interpretación es necesario realizar diversos cursillos, y sólo con los años de experiencia se aprende a diferenciar los distintos tipos de tarifas aéreas, sus características, pros y contras.

Noticias Relacionadas

El Antonov AN-225 no se cansa de batir récords

El Airbus A380, igual que los viejos rockeros, nunca muere

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?