Emirates da una lección magistral a las aerolíneas europeas

Después del lamentable espectáculo vivido en la sede de la Unión Europea hace apenas 48 horas, en el que se restó importancia a los problemas que están teniendo muchos millones de pasajeros cuyos vuelos fueron cancelados y no son capaces de conseguir el reembolso de sus billetes, hoy Emirates ha vuelto a dar una lección de saber estar a la competencia, y ya van unas cuantas desde que comenzó esta crisis.

Tal y como comentamos en nuestro post (Ni reembolsos de billetes, ni distancia social dentro de los aviones), los altos mandatarios de la UE decidieron finalmente mantener la normativa que obliga a las aerolíneas a devolver el dinero a sus clientes, cuando estos sufren la cancelación de sus vuelos, pero al mismo tiempo y en un acto de incongruencia total, también se decidió animar a las mismas a ofrecer bonos.

No sólo eso, desde la propia UE se ha instado a los gobiernos de todos los países integrantes a que promocionen y avalen los bonos sobre los reembolsos.

Al final, tras una decisión salomónica que no deja contento a nadie, las compañías aéreas siguen teniendo la sartén por el mango, y una gran mayoría de ellas continúan actuando de forma totalmente arbitraria.

De esta manera, British Airways comunicaba hoy mismo que ha reembolsado 921.000 billetes correspondientes a vuelos cancelados por la crisis actual, y está pendiente de procesar otras 47.000 solicitudes.

A día de hoy, la aerolínea bandera británica ha expedido un total de 346.000 bonos a sus pasajeros afectados, y todavía tiene otros 1.700 a la espera de entregar.

Por su parte y a diferencia con el resto de aerolíneas europeas, Emirates nos ha confirmado su nueva política de cambios en las reservas, la cual es tan sumamente atractiva que creemos que la inmensa mayoría de sus futuros pasajeros afectados por una cancelación, van a optar por elegir la opción de recibir un bono.

El compromiso

En el caso de hacer una reserva con Emirates, el pasajero afectado por una cancelación podrá optar por recibir un bono que le permitirá volar a cualquier otro destino de la misma región a la que iba a viajar, sin pagar ningún tipo de penalización por el cambio de tarifa, y con la posibilidad de canjearlo en un plazo de 24 meses.

Condiciones

Los billetes tienen que ser adquiridos antes del 30 de Junio de este año, y el primer vuelo debe de realizarse antes del 30 de Noviembre, también del 2020.

Esta oferta sólo será válida para aquellos pasajeros que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

1.- Cancelación del vuelo

Cuando la ruta o el vuelo previsto es cancelado por Emirates.

2.- Prohibición para viajar

Cuando hay una notificación explícita del gobierno prohibiendo viajar desde o hacia un destino concreto.

3.- Recomendación para no viajar

Cuando no existe una notificación explícita de prohibición de viaje, pero sí una recomendación para no hacerlo.

4.- Cuarentena o visado

Cuando se impone una cuarentena obligatoria en un destino a los pasajeros que accedan desde el extranjero, o se limite la entrega de visados por razones sanitarias.

5.- Aislamiento

Cuando el pasajero es obligado a guardar un aislamiento preventivo y no puede trasladarse hasta el aeropuerto.

El pasajero afectado por alguna de estas 5 situaciones, podrá volver a realizar una reserva para cualquier otro destino de la misma región a la que tenía previsto volar, en un plazo máximo de 24 meses y sin tener que abonar ningún tipo de penalización por el cambio de tarifa.

¿Qué es una misma región?

Para explicar qué se entiende en términos de Emirates por “región”, indicaremos que todo el mundo se ha dividido en 9 grupos distintos.

Estas divisiones y subdivisiones se hacen atendiendo a criterios de tarifa, y no guardan relación alguna con la clasificación clásica territorial y política de cada país.

Africa

Comprende los aeropuertos de estas ciudades:

Luanda, Abiyán, Argel, Cairo, Addis Abeba, Kotoka, Conakri, Nairobi, Abuya, Lagos, Jartum, Dakar, Túnez, Dar-es Salaam, Entebbe, Ciudad del Cabo, Durban, Johannesburgo, Lusaka, Harare, y Casablanca.

Australia y Nueva Zelanda

Adelaida, Brisbane, Melbourne, Perth, Sydney, Auckland y Christchurch.

Europa

Viena, Bruselas, Ginebra, Zúrich, Praga, Düsseldorf, Frankfurt, Hamburgo, Múnich, Copenhague, Barcelona, Madrid, Lion, Niza, París, Birminghan, Glasgow, Londres, Manchester, Newcastle, Atenas, Zagreb, Budapest, Dublín, Bolonia, Milán, Roma, Venecia, Malta, Amsterdam, Oslo, Lisboa, Varsovia, Oporto, San Petesburgo, Moscú, Estocolmo, Estambul, y Edimburgo.

Este de Asia

Pekín, Guangzhou, Shanghai, Hong Kong, Denpasar, Jakarta, Osaka, Tokyo, Nom Pen, Seúl, Yangón, Kuala Lumpur, Cebú, Clark, Manila, Singapur, Bangkok, Phuket, Taipei, Hanoi y Ho Chi Minh.

Golfo, Oriente Medio e Irán

Dubái, Baréin, Bagdad, Basora, Erbil, Teherán, Amman, Kuwait, Beirut, Mascate, Dammam, Jeddah, Medina y Riyadh.

Océano Indico

Maldivas, Mauricio, Seychelles, y Sri Lanka.

Norteamérica

Boston, Chicago, Dallas, Florida, Houston, Los Angeles, Nueva York, Orlando, Seattle, San Francisco, Washington, Toronto y Ciudad de México.

Sudamérica

Buenos Aires, Rio, Sao Paulo, y Santiago.

Oeste de Asia

Kabul, Dhaka, Ahmedabad, Bangalore, Bombay, Calcuta, Kochi, Nueva Delhi, Hyderabad, Chennai, Thiruvananthapuram, Islamabad, Karachi, Lahore, Peshawar, y Sialkot.

Beneficios para el pasajero

Basta con poner un solo ejemplo para darse cuenta de los beneficios de esta política de Emirates.

Imaginemos que hemos reservado un vuelo con destino a El Cairo, pero por razones que no están en nuestra mano la aerolínea se ve obligado a cancelarlo.

En este caso, en un plazo de 24 meses, el pasajero podría optar por obtener un bono que le permitiría realizar una reserva, por ejemplo, a Ciudad del Cabo, un vuelo bastante más largo y cuya tarifa es consecuentemente bastante más elevada.

Es decir, la cancelación del vuelo permitiría al pasajero afectado viajar a cualquier otro destino de la misma región, sin abonar ningún tipo de penalización por el cambio de tarifa.

Aplicando la misma regla, si tuviésemos una reserva para volar hacia Sydney y nuestro vuelo fuese cancelado, o estuviésemos en alguna de las 5 situaciones antes descritas, podríamos optar por un bono que nos permitiría volar en un plazo de 24 meses a Perth, a Brisbane, a Melbourne, a Auckland, o a Christchurch, por poner algunos ejemplos.

Es evidente que ante estas condiciones, es enormemente más ventajoso para el pasajero optar por un bono, que por un reembolso.

Nuestra más sincera enhorabuena para Emirates, que ha sabido hacer de una situación traumática para los pasajeros afectados, una oportunidad única para seguir viajando.

Nota importante: esta es la información que ha pasado Emirates a los medios de comunicación. Turama no se responsabiliza de ningún cambio, o posible futuro incumplimiento de condiciones por parte de la aerolínea.

Noticias Relacionadas

¿Se esconden los datos de pasajeros de avión positivos por Covid19?

Air Europa: 14 positivos por Covid19 en un vuelo a República Dominicana

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?