RESUMEN 2017 Y PREVISIÓN PARA EL 2018

Pocas veces ha ocurrido tal retaíla de acontecimientos en un mismo sector y año. La principal es que el 2017 será recordado como el momento en el que las aerolíneas lowcost conquistaron también los vuelos de largo alcance, ya que hace años que son las dueñas de los de medio y corto recorrido.

Desgraciadamente, o afortunadamente (según el tipo de intereses con los que se mire la situación), el 2018 va a dejar en ridículo al 2017 en cuanto a noticias “bomba”, aquellas que explotan de repente y causan daños colaterales de gran consideración.

Se esperan agravamientos de situaciones complicadas actuales que podrían llevar a la quiebra a unas cuantas compañías aéreas, entre las que se encuentra más de una perteneciente a nuestro país.

Por otro lado, el año próximo el sector aéreo se convertirá en el rey de las reclamaciones de los usuarios europeos, concentrando el mayor porcentaje de discrepancias con sus clientes que cualquier otro tipo de empresa.

Altas y Bajas

Durante este año que estamos acabando, 37 aerolíneas tuvieron que cesar sus operaciones debido a la falta de liquidez, mientras que otras 39 comenzaron su andadura. De estas últimas, la inmensa mayoría son compañías de bajo coste, o subsidiarias de otras aerolíneas de las llamadas “tradicionales”, o “full service”.

De entre las altas tenemos que destacar a:

EasyJet Europe. La creación que se sacaron de la manga los directivos de la lowcost inglesa para intentar evitar los futuros efectos del Brexit.

Level. La bajo coste del grupo IAG que funciona igual que una compañía de seguros: todo va como la seda hasta que surge el primer problema.

Joon. Filial de Air France dirigida a jóvenes Hipster. Como con eso no llenaban los aviones, ahora su nuevo objetivo son los vuelos en familia.

Azimuth. Compañía rusa que aspira a hacerse un hueco en el muy complicado sector aéreo soviético.

Buta Airways. Filial de bajo coste de Azerbaijan Airlines.

Powdair. Compañía helvética que tendría que haber empezado a operar a principios de este Invierno y cerró sus puertas sin llegar a despegar ni una sola vez.

VivaAir Peru. Comenzó a volar en Mayo sirviendo 7 destinos a través de 2 Airbus A320.

Avianca Argentina. La filial del grupo Avianca comenzó a volar el pasado mes de Noviembre utilizando el ATR-72-600s.

FlyBondi. Otra lowcost argentina que opera tan solo con un Boeing 737.

Flyadeal. Lowcost de la aerolínea Saudia.

SalamAir. La compañía perteneciente al sultanato de Omán comenzó a operar en Enero de este año con 3 Airbus A320.

Wataniya Airways. La aerolínea kuwaití había cesado operaciones hace 6 años y este Verano resurgió de sus cenizas con 2 Airbus A320.

De entre las bajas es necesario destacar a:

AirBerlin. Una grande que tuvo que echar el cierre debido a una oscura maniobra de Etihad, la cual se la puso en bandeja a Lufthansa.

Monarch. La aerolínea cuya pérdida nos entristeció más. El buen trato al pasajero ya no vende.

Niki. Al compartir destino con AirBerlin, acabó exactamente igual que esta.

LGW. Exactamente el mismo caso de Niki.

Darwin Airline. La aerolínea suiza tuvo que cerrar también al dejar de percibir ingresos por parte de Etihad.

Island Air. La compañía aérea de las Islas Hawaii tuvo que dejar sus aviones en tierra hace tan solo un mes.

Aeropostal. La situación de Venezuela ha obligado al cese de operaciones de una aerolínea fundada en 1929.

Insel Air Aruba. La filial de Insel Air no pudo ni llegar a declararse en bancarrota antes de que sus directivos decidiesen dejar de volar.

Air Carnival. La compañía india cerró a principios de año.

Mega Maldives Airlines. Supuestamente, un cierre “temporal” que se produjo en el mes de Mayo.

TransAsia Airways. Los accionistas de la compañía taiwanesa decidieron dejarla en tierra definitivamente el mes pasado.

Te recomendamos leer estos artículos:

– Adiós a Niki.

– Sigue la debacle de aerolíneas.

– ¡Vergüenza!.

Aerolínea a Aerolínea

Lufthansa

La gran ganadora del 2017.

La compañía alemana ha logrado auparse al primer puesto del ranking de aerolíneas europeas, superando incluso a la todo poderosa Ryanair. Con el cierre de AirBerlin no sólo ha ganado casi todo el mercado de la que un día fue su competencia, sino que ha aprovechado para hacerse con los restos de esta, junto con los de LGW.

Parece ser que el próximo golpe de Lufthansa para el próximo año va a ser adquirir a la aerolína Alitalia, que durante el 2017 no consiguió una oferta de compra que contentase al gobierno italiano. Si finalmente lo consigue, podría reinar también en el país transalpino, junto con buena parte de centroeuropa.

Sus movimientos son seguidos de cerca por la comisión para la competencia de la Unión Europea, debido a sospechas muy fundadas de comportamientos poco éticos debido a la ausencia de rivales en muchas rutas.

Te recomendamos leer este artículo:

– Lufthansa: 5 estrellas y muchas dudas.

Iberia

El grupo IAG también es uno de los más beneficiados por todo lo ocurrido durante este 2017, logrando un nivel de beneficios muy importante.

Sin embargo, esto no se ha visto reflejado en Iberia, que hace pocos meses cerraba su tercer ERE con el despido de otros 1.000 empleados más.

Durante el 2018 continuará el desmembramiento de Iberia en favor de Level, Iberia Express y Vueling, y no se descarta un cuarto ERE a mediados de año.

O Iberia cambia radicalmente el rumbo, o está condenada a desvanecerse en el aire.

Te recomendamos leer estos artículos:

– Por qué Iberia se cae en todos los rankings.

– Iberia carece de sentido común.

Vueling

De todas las aerolíneas hermanas que forman el grupo IAG, es la más rezagada en cuanto a generar beneficios.

Sin embargo, este año también se ha beneficiado del cierre casi consecutivo de varias rivales, llegando a superar a Iberia dentro de España y alcanzando el Top 3 del ranking de aerolíneas de nuestro país, relativo tanto a asientos ofrecidos por kilómetro, como al número de  pasajeros transportados.

Sigue arrastrando los mismos problemas de siempre, aunque este Verano lo llevó inmensamente mejor que el del 2016, en el que causó un auténtico caos. Si no sigue metiendo la pata demasiado con las programaciones de sus vuelos y no genera un volumen abultado de escándalos, es probable que el 2018 se convierta en el año de la explosión definitiva de Vueling, que podría llegar a alcanzar un volumen operacional importante en otros países de Europa, como Italia.

Te recomendamos leer este artículo:

– Vueling y el escándalo de Madeira.

AirEuropa

Es la única compañía aérea que en este año de récords no ha conseguido mejorar su crecimiento.

La aerolínea del grupo Globalia ha apostado por una renovación de la flota y ha escogido al 787-Dreamliner como su avión referencia para los próximos años.

Múltiples problemas en los puestos directivos de la compañía, que se han traducido en una lluvia de dimisiones, despidos y abandonos, han llevado a la primera página de los diarios a la compañía española, que lucha por consolidar sus rutas frente a la poderosa competencia.

El año 2018 va a ser clave para saber si, finalmente, Air Europa consigue sacar la cabeza del hoyo, o acaba por meter en el mismo el resto del cuerpo.

Te recomendamos leer estos artículos:

– ¿Qué pasa con AirEuropa?.

– Air Europa: siempre dando la nota.

Level

La niña mimada de IAG ha convencido al público gracias a unas tarifas económicas, aunque infinitamente más altas que las que había prometido a su salida al mercado.

Level prevé un aumento de su flota durante el 2018, que probablemente alcance los 4 Airbus A330, con los que podrá volar a más destinos o aumentar la regularidad de los que está operando en la actualidad.

Curiosamente, el mismo número de empleados que va dejando Iberia por el camino, es el que necesita Level para ir consolidando su crecimiento, lo que refuerza nuestra idea de un futuro incierto para la que un día fue aerolínea bandera de España, a favor de la nueva lowcost de IAG.

Dada la situación de inestabilidad política de Cataluña, no es descartable que Level decidiese operar también desde Madrid a lo largo del 2018, lo que sería un golpe muy duro de encajar para Iberia.

Queda por ver cómo se comportará la lowcost una vez obtenga su licencia de operador aéreo y deje de depender de Iberia, que hasta ahora le ha sacado las castañas del fuego en varias ocasiones.

Te recomendamos leer estos artículos:

– Level: el nuevo engaño de Iberia.

– Level: valoración del vuelo inaugural.

Norwegian

La compañía noruega se ha consolidado como la reina del bajo coste en vuelos de largo alcance. Su increíblemente ambicioso plan de crecimiento ha puesto todas las lupas internacionales sobre sus directivos, recelosas del cumplimiento de todos los objetivos que la aerolínea se ha marcado.

Los mercados de valores no acaban de creerse todo el plan de desarrollo expuesto por Norwegian, y este año han dado dos veces la espalda a la compañía, provocando una caída de sus acciones.

Si todo sale tal y como está planeado, Norwegian podría alzarse durante el año 2018 con el trofeo al primer puesto en el ranking de las aerolíneas de bajo coste que están operando vuelos de largo recorrido a precios mucho más económicos que la competencia.

De frustrarse de alguna manera las previsiones, Norwegian podría verse ante una situación muy complicada, ya que ha invertido una gran cantidad de dinero en la compra de nuevos aviones, una acción comercial que podría lastrar su rentabilidad.

En todo caso, Norwegian se está convirtiendo, salvando las oportunas distancias, en la Ryanair del largo alcance y ahora mismo es el objetivo a batir por la mayoría de filiales lowcost de las compañías aéreas más importantes de Europa.

Te recomendamos leer este artículo:

– ¿Norwegian o Level?.

Ryanair

El 2017 ha servido para confirmar que la aerolínea irlandesa puede cancelar los vuelos de casi medio millón de pasajeros sin que sus cuentas se vean afectadas.

Por otro lado, este año y por primera vez en su historia, los directivos de Ryanair han tenido que reconocer a los sindicatos de pilotos para evitar las múltiples huelgas que se habían convocado para el mes de Diciembre.

Ahora le toca el turno a los TCP, por lo que se prevé que el 2018 sea también muy movido para Ryanair, a la que sólo le basta con sacar al mercado nuevas ofertas para traer de nuevo a los pasajeros que habían jurado y perjurado no volver a subirse a sus aviones.

Los empleados de la aerolínea por fin han descubierto que si actúan unidos pueden conseguir avances hasta ahora impensables, por lo que ambas partes jugarán sus cartas de la mejor manera posible para intentar llegar a acuerdos sin perjudicar económicamente a la compañía.

Veremos qué pasa con los precios bajos cuando Ryanair tenga que comenzar a mejorar las condiciones laborales de sus empleados.

Te recomendamos leer estos artículos:

– Todas las mentiras de Ryanair.

– Ryanair miente, una vez más.

EasyJet

Sin hacer demasiado ruído, la lowcost británica se ha ido consolidando poco a poco como una de las aerolíneas más importantes de Europa, junto con Lufthansa y Ryanair.

El cierre de AirBerlin, Monarch y Niki ha sido un alivio para EasyJet, que además ha aprovechado para hacerse con un importante número de aviones de la quebrada compañía alemana, con lo que a partir del 2018 comenzará su lucha por dominar el mercado centroeuropeo.

La salida de su CEO, Carolyn McCall, se preveía bastante complicada, pero finalmente la operación se ha llevado a cabo de manera tranquila y sin ningún tipo de trauma, lo que ha beneficiado enormemente a la aerolínea.

Sin duda, una de las compañías sobre las que hay que poner el ojo durante el 2018, ya que en caso de un nuevo pinchazo de Ryanair, podría ser un serio aspirante a alzarse con la corona a la lowcost más importante del viejo continente.

Además, te recomendamos los siguientes artículos:

– Jet2: el sistema que funciona.

– Southwest: el ejemplo a seguir.

– Evelop Airlines: valoración vuelo Madrid La Habana.

– Nace Joon, la nueva “lowcost” de AirFrance.

– Plus Ultra Líneas Aéreas: Peligro, Peligro…

– Emirates y Qantas: valoración vuelo en Airbus A380.

– Hasta las narices de Qatar Airways.

Aviones

Desgraciadamente, el 2017 ha sido el año que ha marcado el final en EEUU para el mejor avión que se ha construído nunca, el Boeing 747 “Jumbo”.

En Europa todavía son varias las compañías que siguen operando con este modelo, pero es sólo cuestión de tiempo que todas decidan proceder a su jubilación.

Igual que en el caso del Airbus A380, que con tan solo 10 años de vida ya está llegando a su final operativo, el cuatrimotor de Boeing se ha convertido en un elemento económicamente poco rentable, dado su mayor consumo de combustible y caro mantenimiento.

Por primera vez en muchísimo tiempo, el 2017 también ha traído de nuevo a otros dos países para competir con la reinas de los contructores, Boeing y Airbus, que como no podía ser de otra manera se trata de Rusia y China.

Los rusos ya han comenzado las pruebas para su nuevo modelo de avión civil, el Irkut MC-21, y los chinos ya están volando con su nueva apuesta, el COMAC C919.

Independientemente de la próxima salida de sus respectivos modelos, ambos países han acordado unir sus esfuerzos para construir otro nuevo súper avión que compita en el mercado europeo con los nuevos modelos de Boeing y Airbus, aunque no se esperan resultados concretos hasta un plazo de 10 años.

Por su parte, Boeing sigue apostando por su gran joya, el 787 Dreamliner, y en Mayo del 2018 hará entrega del primer 787-10, el ultimísimo modelo de la firma, a Singapore Airlines.

Otro Dreamliner, el model 787-9, inaugurará en Marzo del año próximo el vuelo comercial sin escalas más largo de la historia, entre Londres y Perth, operado por la compañía australiana Qantas.

Boeing también ha apostado por la familia “MAX”, y el modelo 737 MAX8 ya está siendo volado por Norwegian con relativo éxito.

Airbus, por su lado, se centra en su nueva estrella, el A350. Este modelo irá sustituyendo en breve a gran parte de los cuatrimotores que todavía están volando en la actualidad, y llevará a más pasajeros más lejos y de manera más económica para las aerolíneas.

Qatar Airways ha sido la primera en estrenar el nuevo “juguete” de Airbus, pero los pedidos de este modelo suben como la espuma.

La familia “NEO” de Airbus también se está instalando poco a poco dentro de las flotas de casi todas las compañías aéreas más importantes. TAP Portugal será la primera en operar con el nuevo A330 NEO, que para el pasajero no contará con demasiadas ventajas, pero para las compañías promete ser un motivo de ahorro de costes muy importante.

Por último, el fabricante canadiense Bombardier y el brasileño Embraer también han dado la campanada durante el 2017, y se prevé que durante el 2018 pasen a integrarse dentro del seno de las constructoras más imporatantes, aunque este tipo de movimientos económicos cuenta con una importante oposición por parte de los respectivos gobiernos de los países a los que pertenecen.

Incidencias

Durante el 2017 se han producido múltiples incidencias de todo tipo, que finamente se han quedado en grandes sustos en su gran mayoría.

Este año se ha confirmado que las nuevas tecnologías y los avances en el sector aéreo han convertido a los aviones de última generación en máquinas casi perfectas, en donde sólo el factor humano puede desencadenar un problema grave.

Sin embargo, con el amplísimo desarrollo de la industria ha llegado también el de la masificación en los cielos, un riesgo cada vez mayor que amenaza con empañar el limpio historial de incidentes graves en el viejo continente.

Los despistes inexplicables han sido la mayor causa de incidencias en el año que termina, probablemente debidos al mayor nivel de exigencia al que se está obligando a los pilotos por parte de sus respectivas compañías, lo que se traduce en un aumento importante de la carga de trabajo y del estrés a soportar.

El 2018 será uno de los mejores años para todos aquellos que decidieron hacer de la aviación su medio de vida, ya que cada vez se están necesitando más profesionales para poner a los mandos de la enorme cantidad de aeronaves que están invadiendo nuestros cielos, lo cual siempre es una muy buena noticia.

Te recomendamos leer estos artículos:

– La tragedia roza Nueva York.

– Chapecoense: un año de mentiras y corrupción.

– El extraño incidente de Evelop en México.

– Barcelona roza la catástrofe aérea.

– El misterio de Malaysia Airlines renace de nuevo.

– El peor desastre aéreo de la historia.

– Los controladores advierten: “Esto no da para más…”.

La aviación civil se ha democratizado, llegando a prácticamente todo el mundo, viviendo actualmente uno de los momentos más convulsos en el sector, empresarialmente hablando, pero también uno de los más seguros y rentables.

El 2018 promete, y mucho, por lo que poco a poco intentaremos seguir haciendo llegar todas las novedades que se vayan produciendo, como siempre, desde nuestro punto de vista crítico. Hasta entonces, os deseamos una feliz salida y entrada de año, esperando seguir contando con vuestra atención en el futuro.

Feliz 2018.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario