Ryanair provoca una oleada de reclamaciones en los bancos

Debido a la gran cantidad de solicitudes de reembolso recibidas de sus pasajeros, todas las compañías aéreas están teniendo muy serios problemas para reintegrar el dinero correspondiente a los vuelos que han tenido que ser cancelados a consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus.

En el caso concreto de Ryanair, hay un importante número de afectados que habiendo solicitado el pago a la aerolínea, han recibido a cambio un bono para utilizar en el plazo de un año.

En estos casos, Ryanair se compromete a devolver el dinero si el bono no ha sido utilizado en dicho periodo de tiempo.

Ante el incumplimiento del servicio contratado, muchos clientes se han dirigido a sus bancos para formalizar una reclamación, ya que las garantías de los pagos que se realizan a través de una tarjeta de crédito permiten esta opción.

De esta manera, tras haber abonado el importe del billete y no poder realizar el vuelo por causas ajenas al consumidor, y ante las dificultades que se están encontrando a la hora de reclamar a Ryanair, un buen número de pasajeros han decidido solicitar la intermediación de sus entidades bancarias.

Sin embargo, el portal británico Moneysavingexpert.com, que se encuentra haciendo un estudio sobre esta incidencia, ha entrevistado a pasajeros de la lowcost irlandesa que afirman que tras haber mantenido contacto telefónico con empleados de Ryanair, han sido amenazados con un veto por parte de la aerolínea para no poder volver a volar con ellos nunca más, en el caso de que solicitasen a través de su banco la devolución del importe pagado por sus billetes.

Ryanair se ha apresurado a desmentir este extremo, afirmando que “esos comentarios no son ciertos. El solicitar un reintegro a la entidad emisora de la tarjeta de crédito no es considerado ningún delito, y Ryanair sólo veta a aquellos pasajeros que hayan cometido un fraude probado”.

Para el director de Moneysavingexpert.com, Martin Lewis, se trata de un fallo cometido por algunos trabajadores del departamento de atención al cliente: “Por dar a Ryanair el beneficio de la duda, tenemos que tomar estos hechos como un error humano, dentro de un entorno de enormes presiones, y muy probablemente achacable a una pésima preparación de cara a la atención de las reclamaciones presentadas por los pasajeros, ya que no tenemos evidencias que nos sugieran pensar en un intento deliberado de la aerolínea para dar información falsa a sus clientes”.

La posibilidad de retroceder un pago que se ha efectuado utilizando una tarjeta de crédito, está recogida por las principales entidades emisoras, como Visa o Mastercard.

En estos casos, el cliente debe contactar directamente con el número de atención al cliente que se indica en su tarjeta, o a través de su entidad bancaria, comentando el motivo por el cual solicita el reembolso.

En la mayoría de los casos se pide también un escrito firmado por el titular de la tarjeta, explicando exactamente lo sucedido y aportando pruebas documentales de los hechos.

Por parte de Ryanair, se insiste en que están cumpliendo escrupulosamente el contenido de la resolución 261/2004 de la Unión Europea, ofreciendo a sus clientes afectados por la cancelación de vuelos 3 opciones diferentes:

  1. El poder cambiar las fechas del vuelo.
  2. Un bono con validez de un año por el valor de la cantidad abonada en su día.
  3. El reintegro del billete.

Sin embargo, la aerolínea está recibiendo un aluvión de críticas a través de las redes sociales, las cuales Ryanair justifica por la imposibilidad de tramitar todos los reembolsos solicitados al mismo tiempo, confirmando que su volumen de expedientes de reintegro se ha multiplicado por 10.000.

Noticias Relacionadas

Fríe un filete dentro del baño de un avión de Delta Airlines

Noticias de aeropuertos. Noticias de aviones. Noticias de aviación. Runawaysense

Airbus quiere reducir los accidentes por salida de pista

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?