Boeing 737 resulta afectado por cenizas del volcán canario

Nota importante: esta noticia ha sido desmentida.

La información que contiene este post no es verídica.

Puedes leer la explicación a lo sucedido en este artículo: Ryanair: se utilizó el volcán canario para crear una noticia falsa contra la aerolínea.

La avería dañó ambos motores.

El aparato permaneció 72 horas en el aeropuerto de Tenerife Sur.

El pasado Lunes día 11 de Octubre, el Boeing 737-800 con matrícula EI-ENP, perteneciente a la flota de la aerolínea irlandesa Ryanair, se disponía a cubrir la ruta entre el aeropuerto de Tenerife Sur (TFS) y el de la capital belga Brussels South Charleroi Airport (CRL).

La aeronave despegaba con total normalidad desde la pista 07 a las 18:30, después de acumular un retraso de aproximadamente una hora.

Tras alcanzar la altura de 6.000 pies (1.900 metros), la tripulación ejecutó un viraje hacia la derecha, con el fin de evitar una nube de cenizas proveniente del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma.

Una vez alcanzada la costa norte de Gran Canaria, el vuelo FR8179 retomaba de nuevo el rumbo originalmente planteado.

Sin embargo, mientras continuaba su ascenso los pilotos detectaron problemas en ambos motores, por lo que se decidió comunicar la emergencia a los servicios de control.

El aparato se dirigió al sur de la isla de Fuerteventura para realizar un patrón de espera, antes de regresar al aeropuerto de Tenerife Sur, donde tomó tierra sin problemas unas dos horas después del despegue.

Trayectoria seguida por el Boeing 737 de Ryanair afectado por cenizas volcánicas

A su llegada le esperaban numerosos efectivos pertenecientes a los servicios de emergencias, los cuales no llegaron a actuar.

Según se ha informado, la ingesta de cenizas volcánicas en las turbinas del Boeing 737 provocó graves daños internos en las mismas, razón por la cual Ryanair se vio obligada a desplazar otro avión desde Málaga para recoger a los pasajeros afectados.

Finalmente, el vuelo FR8179 partía por segunda vez 20 minutos después de la medianoche, con un retraso superior a las 7 horas.

Si bien en un principio se había filtrado a los medios de comunicación que los desperfectos en los motores dificultaban enormemente los trabajos de reparación, la aeronave pudo retomar sus operaciones con normalidad el día 13 de Octubre a última hora de la tarde.

En el momento en el que las pequeñas partículas que flotan en el aire, expulsadas desde el volcán, ingresan a la cámara de combustión de la turbina de un avión comercial, se produce un fenómeno conocido con el nombre de sinterización.

La alta presión y temperatura alcanzadas en el interior de los motores, hacen que estas partículas se solidifiquen y se adhieran a su estructura, obstruyendo además los conductos de ventilación.

En los casos más graves, se podría llegar a producir una parada total de los motores, tal y como le ocurrió en 1982 a un Boeing 747 de British Airways que sobrevolaba Indonesia.

En aquella ocasión, tras varios intentos la tripulación logró volver a poner en funcionamiento los cuatro motores, que se habían apagado después de atravesar una nube formada por cenizas volcánicas desprendidas desde el Monte Galunggung.

La aeronave realizaba un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Yakarta, sin que se hubiesen registrado heridos.

Noticias Relacionadas

Lufthansa subasta todos los componentes de dos Boeing 707 retirados

Ryanair: se utilizó el volcán canario para crear una noticia falsa contra la aerolínea

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?