United Airlines prohíbe a sus empleados usar cinta aislante con pasajeros conflictivos

Se han registrado dos incidentes de este tipo en las últimas semanas.

En ambos, fue necesario reducir a los pasajeros en sus propios asientos haciendo uso de cinta aislante.

Lo que parecía un caso más de violencia a bordo de una aeronave de la compañía Spirit Airlines, se ha reproducido de nuevo tan solo 10 días después.

Esta vez ha sucedido en un avión perteneciente a la flota de American Airlines, que cubría la ruta entre la isla de Maui y la ciudad de Los Angeles, el pasado 11 de Agosto.

Cuando el aparato llevaba apenas una hora de vuelo, un adolescente de 13 años comenzó a discutir de manera airada con su madre.

El altercado escaló en gravedad cuando el joven decidió agredir físicamente a su progenitora, para posteriormente emprenderla a golpes con la ventanilla que tenía al lado.

Tras provocar daños en la protección interior de la ventanilla y ante la posibilidad de que pudiese afectar también a la exterior, la tripulación decidió maniatarlo en su asiento haciendo uso de cinta aislante.

Pasajero conflictivo a bordo de un avión de American Airlines, maniatado a su asiento

Tripulante de cabina de American Airlines ata a un pasajero a su asiento con cinta aislante

La rotura de la parte externa de una ventanilla en pleno vuelo puede provocar desperfectos de gravedad en la estructura de la cabina, causando además la descompresión de la misma, lo que implicaría la necesidad de realizar un aterrizaje de emergencia.

Esta situación se hace, si cabe, todavía más peligrosa cuando se vuela sobre el océano, como ocurrió durante el vuelo de American.

Una vez más, las imágenes de lo sucedido corrieron como la pólvora por las redes sociales, avivando el debate sobre cómo deberían actuar las tripulaciones ante estos pasajeros.

La primera en posicionarse fue la aerolínea United Airlines, que utilizó ambos incidentes como ejemplo de una supuesta falta de profesionalidad por parte de los empleados de las compañías afectadas.

A través de un correo electrónico enviado el pasado Viernes a todo su personal, el CEO de United apuntaba lo siguiente:

“La mayoría de nuestros clientes han tenido un comportamiento extraordinario durante la pandemia, y han vuelto a subirse a nuestros aviones con confianza y entusiasmo.

Cuando las cosas se complican, vosotros sabéis cómo aplicar el entrenamiento recibido. Esta compostura nos distingue de la competencia.

Recordad que hay elementos a bordo para utilizar en caso de situaciones comprometidas, y en ningún momento se pueden adoptar medidas alternativas como el uso de cinta aislante”.

Muchos han querido ver en estas declaraciones una especie de venganza por parte de United Airlines, que en el año 2017 tuvo que enfrentarse a una de las mayores crisis de su historia, después de que un pasajero fuese arrastrado con la cara ensangrentada fuera de su avión por un problema de overbooking.

Pasajero de United arrastrado fuera de su avión en el año 2017

El incidente, que dañó de manera muy grave la reputación de la aerolínea, también fue utilizado por el resto de compañías de la competencia para hacer leña del árbol caído.

United tampoco ha quedado exenta de polémicas más recientes, y a finales del mes pasado se veía obligada a abortar el despegue de uno de sus aviones en el aeropuerto de San Francisco.

La aeronave que cubría la ruta hacia Orlando, operando el vuelo 2167, tuvo que regresar a la terminal cuando otro adolescente envió la siguiente fotografía a varios pasajeros:

Fotografía enviada a varios pasajeros de un vuelo de United Airlines

El joven utilizó la aplicación Airdrop, que permite la interacción y el poder compartir documentos con personas que viajan en el mismo aparato.

Todos los ocupantes de la cabina fueron desembarcados y redirigidos hacia los controles de seguridad del aeropuerto de San Francisco, donde se procedió a revisar sus equipajes en busca del arma, que en realidad era una réplica y ni siquiera estaba en poder del causante de los hechos.

Como ya hemos relatado en posts anteriores (te dejamos sus links a continuación), los sindicatos de tripulantes de cabina de las aerolíneas más importantes de los Estados Unidos, han reclamado mayor poder de actuación para sus afiliados, con el fin de que estos sean capaces de hacer frente al creciente aumento del número de pasajeros conflictivos en los vuelos.

“Pasajero toca los pechos a dos tripulantes y acaba pegado a su asiento con cinta aislante”.

“Se dispara el número de incidentes con pasajeros conflictivos”.

Noticias Relacionadas

Vueling se hace con 18 slots de Air France en el aeropuerto de Orly

EEUU reabre sus fronteras al turismo europeo tras 18 meses de restricciones

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?